• Emery y la cláusula Van Halen

    by  • 7 junio, 2015 • Derecho, Fútbol, Historias, Sevilla • 14 Comments

    (Escuchando de fondo “Jump” de Van Halen)

    Sin ningún género de dudas, Van Halen es uno de los grupos heavy metal más importantes de la historia. Sus conciertos eran auténticos espectáculos por la parafernalia que montaban y a día de hoy sus recitales siguen siendo objeto de culto, aunque sin duda su época gloriosa vino a finales de los 70, principios de los 80, donde sus espectáculos no tenían parangón; si un grupo llevaba dos camiones, Van Halen llevaba diez. Si los decibelios habituales eran equis, Van Halen hacía equis por dos. Su pirotecnia e iluminación no tenía nada que ver con cualquier otro grupo antes visto. Su mito transciende lo normal.

    Entre las curiosidades que arrastra su leyenda está la petición expresa de que siempre que en los camerinos hubiera un cubo hasta arriba de esas famosas chocolatinas llamadas M’ms pero con una condición: ni uno podía ser naranja. Tal vez ni tocaran el cubo, eso es lo de menos. Pero como les diera por rebuscar y encontraran uno naranja, el concierto quedaba suspendido teniendo el empresario que indemnizar a la banda por daños y perjuicios. Ustedes pensarán que era la típica excentricidad maniática de estrellita de la que conocemos cientos de ejemplos. Pero con los años se supo que nada más lejos de la realidad.

    Van Halen eran unos fenómenos, pero sus abogados y representantes no le iban a la zaga ¿Van Halen quería suspender conciertos? ¿Quería ganar en los juzgados dinero o irse sin tocar? Claro que no. Cuando el representante de Van Halen entraba en el camerino y veía el cubo de M’ms sin ninguno naranja, sabía que el organizador del concierto se había leído de cabo a rabo el contrato. Si el empresario había puesto cuidado en un detalle secundario metido con calzador en una cláusula, cómo no iba a estar pendiente de las cosas realmente importantes. El representante no leía los complejos contratos; llegaba al camerino media hora antes y si no había M’ms naranjas, no hacía falta mirar nada más. El concierto sería un éxito.

    A esta forma de proceder se la conoce en Derecho como “Cláusula Van Halen” y encuentran en Internet varios ejemplos sobre sus diversas aplicaciones. Dos moralejas extraigo yo:

    1. Cuando llegas a un nivel top, los detalles hay que cuidarlos al máximo porque eso puede diferenciar el éxito del fracaso.

    2. Tú haces eso porque eres Van Halen. Es decir: si eres un cantante tieso de velá de barrio y pides un cubo de M,ms donde no haya naranjas, las risas del organizador se escuchan en Ucrania. Pero eres Van Halen. Y como eres Van Halen te puedes permitir ciertas “exigencias”.

    Emery 2

    Esta especie de polémica artificial chirigotera que se ha creado estos días sobre la continuidad de Emery ha llevado desde la incredulidad al delirio a ciertos señores que han quedado auténticamente retratados. Había (y hay) personas que no tragaban en el minuto 1 al señor Emery pero que, a base de trabajo, resultados, trabajo, éxitos, trabajo, copas, trabajo, liga de campeones y trabajo, no han tenido más que envainársela con el vasco. Aunque fuera con la boca pequeña, claro, porque cuando han visto el más mínimo detalle de guardia baja en el proceder y palabra del genio vasco, han sacado los cañones a la calle. Dudaban de la moralidad, el honor, la palabra y la hombría de Unai Emery lo cual, en el fondo, es normal: si no tienes inculcados una serie de valores, es imposible que sepas apreciarlos en los demás.

    Emery se ha reunido con otros equipos. Sí. Porque “cuando llegas a un nivel top, los detalles hay que cuidarlos al máximo porque eso puede diferenciar el éxito del fracaso”. A estas alturas de la película, con la mejor puntuación de toda la historia del Sevilla, dos UEFA’S a su espalda y conociendo a Unai, el que le den un poco más o le aseguren una plantilla algo mejor, no va a ser lo determinante. Mira, estudia, analiza y sopesa. Como cualquiera haría en su profesión, vamos. Un periodista top con contrato en vigor con la SER (por decir algo) es llamado por Onda Cero para presentarle su proyecto. ¿No lo oiría? Un abogado de un bufete es requerido por otro para ficharle ¿ni siquiera se sentaría para escuchar su proyecto?

    Ha escuchado a todos y ha decidido. Se ha decidido por los detalles y por ese intangible maravilloso que supone el tener unos locos de la cabeza obsesionados de su proyecto. Por esos detalles que implican que hay detrás una dirección deportiva que muere con su trabajo. Por esos detalles que sólo sabemos los que estamos aquí. Por esos detalles que suponen que 3.000 majaras vayan a Estoril o 30.000 a ver el 1 de agosto al Mladost Podgorica. Por esos detalles inherentes a una sociedad que gana como ninguna pero que tiene más hambre que nadie. Hay gente tan pobre que sólo piensa en dinero y eso, con Unai Emery Etxegoyen, no vale. En su discurso de celebración se demostró que él ha entendido a la perfección a un ente tan maravillosamente complejo como es el sevillismo. Y ya pueden doblarle, que, a poco que se le acercaran, se queda. Así ha sido.

    Emery se ha reunido con otros equipos. Sí. Porque, ahora mismo, es Van Halen. Es joven, insultantemente joven para su profesión. Y es el entrenador de moda. Un señor que llegó a una entidad que se descomponía lentamente en lo económico y en lo deportivo y que supo encauzar el rumbo hasta el punto de llevarla a la gloria en un periodo extremadamente corto. Ha conseguido dos títulos europeos consecutivos con un equipo que su presupuesto no está ni entre los diez primeros de los competidores. Ha destrozado, uno a uno, todos aquellas mantras que se le achacaban (no rectifica, se raja en los partidos importantes, no lee bien los cambios, no pasa eliminatorias claves…) Un entrenador que, a la fecha de hoy y según el ranking mundial de entrenadores está el tercero del mundo, justo delante de Guardiola, Hecking (Wolsburgo), Simeone y Allegri. Ese es el entrenador del Sevilla Fútbol Club.

    Y siendo uno de los mejores del mundo en su profesión cobraba como uno más. En España le pasaban los cuatro grandes más algún otro (Moyes, por ejemplo) y en la lista publicada por France Football esta temporada por supuesto que no estaba entre los 20 primeros. Y, con el contrato de renovación automática que firmó en verano de 2014, tampoco lo estaría seguro para la 15-16. ¿Acaso va a cobrar más que Scolari en China? Cuando Emery renueva con el Sevilla lo hace por 1+1, estando el segundo año supeditado a entrar en Europa otra vez (sí. Otra vez). Pero es que no sólo mete al equipo en Europa: es que el nota hace 76 puntos, récord histórico de la entidad y se entretiene en conseguir otro título europeo (sí. Otra vez) a la vez que clasifica al Sevilla FC SAD a la Fase de Grupos de Champions. Por tanto, si su caché era equis en su día, y tras lograr una de las mejores temporadas de la historia de la institución es perfectamente lícito y normal que pretenda elevarlo, máxime cuando su representante es el que se las sabe todas y cuando en otros países (Inglaterra o Italia) le doblaban la soldada. Escucha a todos y finalmente decide. Porque sí. Porque es Van Halen y se lo ha ganado. Unai I el Jartible ha muerto por mi club todos y cada uno de los segundos que va desde que firmó por nosotros hasta hoy, siendo un trabajador infatigable que siempre ha ido de cara y, además, nos ha llevado a la gloria. Me van a perdonar, pero yo muero con los antitéticos de la ojana que me dan la sangre de Kuranyi.

    Todos sabemos cómo es el fútbol y desconozco cómo terminará (porque terminará) la era Emery en el Sevilla. Si durará varios años o saldrá en verano de 2016 viendo los resquicios que parece deja su contrato. Tal vez lo haga tras otra temporada de leyenda o tal vez salga por la gatera al no ganar ni los entrenamientos. Lo único claro e innegable es que nos ha llevado a conseguir dos títulos absolutamente maravillosos cuya dimensión será engrandecida por el devenir de los años y que, a día de hoy, la única duda que puede suscitar es si, libra por libra, es el mejor inquilino que jamás tuvo Nervión en su bancada. Y que en este mundo de mindundis, desagradecidos, fantasmas y mercenarios, ha renunciado ¡dos años seguidos! a cobrar más por permanecer entre los que sienten como tú. Gloria y respeto eterno a los que entienden al Sevilla Fútbol Club.

     

    http://

    About

    14 Responses to Emery y la cláusula Van Halen

    1. Pablo Ruiz
      7 junio, 2015 at 9:21 am

      Magnífico el artículo. Tenemos la gran suerte de que uno de los mejores entrenadores en la actualidad esté en cierto modo ‘encariñado’ con el Sevilla, y parece que por desgracia donde menos se le valora es aquí.

    2. sepro
      7 junio, 2015 at 12:22 pm

      Me quito el sombrero, leo, me lo vuelvo a poner…, no sé si llorar, reir o aplaudir, …lo que sí sé es que soy sevillista y gente como el autor de este impecable, inmejorable y supremo artículo, me hace estar orgulloso de los míos y entre ellos Unai Emery.

    3. JAVI ARANDA
      7 junio, 2015 at 12:49 pm

      Una vez más impresionante el artículo .Gracias .

    4. JoSeViLLa
      7 junio, 2015 at 12:59 pm

      Simplemente genial, fantastico articulo!

      • Luis Manuel
        7 junio, 2015 at 1:14 pm

        Lo reafirmo lo mejor que hemos tenido y tendremos en muchos años le duela a quien le duela .Espero que esté muchos años con nosotros pero si no es así siempre será para mi el mejor entrenador que ha tenido el Sevilla fc.GRACIAS EMERY

    5. Javiferrer
      7 junio, 2015 at 1:59 pm

      Uno de los mejores artículos que he leído en mucho tiempo. Gracias

    6. 7 junio, 2015 at 2:13 pm

      Enorme. Impresionante. De los mejores artículos que hay en el blog. ¡Enhorabuena!

    7. 7 junio, 2015 at 2:28 pm

      Sencillamente magistral el artículo, me encanta como lo ha descrito este tío.
      ENHORABUENA.

    8. Fran
      7 junio, 2015 at 2:58 pm

      Enhorabuena por el post.De leyenda…

    9. Pepe Arjona
      7 junio, 2015 at 3:26 pm

      Tu comentario Álvaro, excelente y ameno.
      No pretendo ser, la única nota discordante.
      En esencia, porque por Unai, fútbolisticamente, como Sevillista muero.
      Pero también existimos Sevillistas con «Clausula Van Halen». Sevillistas que hemos puesto un bidón a rebosar de «M,ms» y ni uno de naranja. Muchos rojos de pasión. Porque hemos encontrado a nuestro «Mesías». El que nos ha guiado hasta fantásticos confines, y con el que nos hemos fusionado.
      Por eso, cuando 8.000 majaretas le cantamos en el Estadio Nacional de Varsovia «Es que yo sin ti, Emery, no podría ser feliz…, llévame a Varsovia, llévame a Tiblis..», o responde a JuanMa Castaño -abrazado a Lander-, «¡Que soy muy feliz aquí..!» o 24 horas después, nos da desde el centro del Estadio, una maravillosa charla de vestuario… ¿Que puedo pensar?
      ¿Acaso que va a verse con De Laurantis..? ¡No!
      ¿Que deportivamente puede haber algo mejor que su/nuestro SFC? ¡No!
      Entiendo que es profesional, y debe oír propuestas.., ¡Pero no acudas tú! ¡Envía a Jorge Mendes, que para eso está!
      A Unai le ha faltado algo de sensibilidad.
      Esto Álvaro es PASIÓN, y pequeños matices como este, crean recelos innecesarios entre sevillistas, cuando además, nos tienes a casi todos en el bote.
      Yo le perdono.
      Larga vida sevillista a Unai.
      Un abrazo.

    10. Ele
      7 junio, 2015 at 6:19 pm

      Completamente identificado con el 100 % del contenido del artículo.

    11. José
      7 junio, 2015 at 7:56 pm

      Esto no es reconocer, es llamar las cosas por su nombre, esto no es elogiar, es describir y esto no es, (bueno ahora si ) es……. un entrañable artículo sobre uno de los mejores entrenadore que ha tenido el Sevilla f.c. del que me siento orgulloso, del que espero mucho y del que me gustaría contar por muchos años.
      Gracias Emerson.
      Gracias Sevilla f. como

      VAMOS MI SEVILLA !!.

    12. er manuel
      8 junio, 2015 at 12:53 pm

      en principio mravilloso articulo; yo era de los que no gustaba la formas de jugar emery los camboos que hacia todos en el minuto 60 ,pero ganaba y poco a poco cambio su forma de jugar y fue callando bocas y yo me alegro hoy veo a mi equipo que se puede enfrentar a cualquier equipo sin complejos y que puede hacer un buen papel en champion ,llegar a la final y ganarla seria un sueño pero quien nos iva a decir hace 10 años que ivamos a ganar cuatro uefa animo unai los sueños se cumplen ,viva el sevilla

    13. 8 junio, 2015 at 10:11 pm

      Ni una coma hay que quitarle a esta entrada,si señor el vasco se ha ganado el cubo de chocolatinas y algo mas,un abrazo mostro.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *