• Los partidos exigentes de Unai

    by  • 26 noviembre, 2014 • Fútbol, Sevilla • 7 Comments

    (Escuchando de fondo “Stoned Love” de The Supremes, en el día que Jean Terrell cumple 70 años) 

    Tras el espanto del sábado, sobre el que poco hay que decir tras leer a @Ravesen_, se ha reavivado un debate sobre la presunta incapacidad de Unai Emery para plantear los partidos ante rivales de postín. Este nuevo incendio tiene su razón de ser en tres momentos puntuales de la temporada; Cardiff, Calderón y Camp Nou son partidos donde lo normal es perder, pero donde no se puede dar esa sensación de arrastrar el escudo en partes troncales del choque, lo cual (nos) ha enfadado sobremanera a todos. Que somos el Sevilla.

    Soy de los que piensa que difícilmente puede haber un entrenador mejor que Emery para una plantilla como ésta actual del Sevilla, y que en el balance de las cosas buenas y las malas, las primeras arrasan a las segundas. En esta casa se ha defendido a Emery, hombre serio, capaz, honrado, apasionado y trabajador, cuando el equipo estaba en descenso (ver Easterlin. Con E de Unai) porque analizar de forma exclusiva con números inmediatos implica una cortedad de miras impropia de los que llevamos viendo fútbol desde que teníamos pañales. Para eso nos dedicamos a, no sé, la petanca o el curling, como comentábamos en La Navaja de Ockham

    Pero el pensar que Unai es un entrenador más que notable para este Sevilla no implica que el vasco no tenga defectos, que los tiene y, tal vez, la forma de plantear ciertos choques los resalta más. Porque, para lo bueno o lo malo, un partido en el Camp Nou tiene mucha más repercusión que uno en El Arcángel. Ya saben: la falacia del sport illustrated. Pero a lo que íbamos: una cosa es que cuando tu alineación empieza por “Beto, Coke, Diogo” en Barcelona tienes todas las de palmar, pero otra muy distinta es no dar sensación de peligro durante todo el partido. Y cuando contra el Atleti fue igual, pues peor todavía.

    De todas formas, esto es tan sencillo como acudir a la estadística para analizar si es verdad que el Sevilla de Unai Emery se raja ante los rivales más importantes. Esta tablita que me envía el amigo @dmvsfc es clarificadora. Son los partidos jugados en la temporada 2013-14 entre los siete equipos clasificados para Europa.

    Sevilla X 1-3 y 1-1 (1 punto) 1-4 y 2-3 (0 puntos) 2-1 y 3-7 (3 puntos) 1-1 y 1-3 (1 punto) 0-0 y 2-1 (4 puntos) 1-0 y 1-1 (4 puntos) 13 puntos
    Athletic 3-1 y 0-0 (4 puntos) 1-2 y 0-2 (0 puntos) 1-0 y 1-2 (3 puntos) 1-1 y 1-3 (1 punto) X 2-0 y 1-1 (4 puntos) 1-1 y 0-2 (1 punto) 13 puntos
    Villarreal 1-2 y 0-0 (1 punto) 1-1 y 0-1 (1 punto) 2-3 y 1-2 (0 puntos) 2-2 y 2-4 (1 punto) 1-1 y 0-2 (1 punto) X 5-1 y 2-1 (6 puntos) 10 puntos
    Real Sociedad 1-1 y 0-1 (1 punto) 1-2 y 0-4 (0 puntos) 3-1 y 1-4 (3 puntos) 0-4 y 1-5 (0 puntos) 2-0 y 1-1 (4 puntos) 1-2 y 1-5 (0 puntos) X 8 puntos

    Los resultados son palmarios. El Atheltic, un grandísimo Athletic (ver Unai y la quimera del cuarto) hizo los mismos 13 puntos que nosotros en los enfrentamientos directos. El Villarreal 10 y la Real 8. Si nos circunscribimos solo a los enfrentamientos contra los 3 primeros de la campaña 12-13, hicimos 4 puntos (los que más empatados con el Atheltic). Es decir: nuestros resultados son iguales o mejores que los equipos de nuestra liga.

    Además, merece repasar detenidamente los enfrentamientos directos contra los tres mastodontes

    • At.Madrid: en casa fue la primera jornada de liga. Nos ganaron gracias a dos chispazos de Diego Costa, en un partido rarísimo donde un recién aterrizado Iborra terminó de central. En el choque del Calderón, y ante un Atleti desatado jugándose la liga, sacamos un valioso empate en un choque durísimo en un partido donde doctoramos a Fazio 

    • Barcelona: el del Barcelona fue el 3-2 recordado para siempre por el arbitraje de Muñiz (¡No disparen al pianista!). En Nervión también se jugó un partido muy extraño, donde bajo un tremendo aguacero se hizo media hora bestial (empezamos ganando y fallamos varias claras, entre ellas un palo de Bacca), nos empatan de falta inexistente y con un fuera de juego de un metro se ponen por delante. A partir de ahí, nos superaron.

    • Real Madrid: el de la ida fue el único de los 6 partidos donde nos arrasaron en un partido que, curiosamente, se planteó al tú a tú y al intercambio de golpes lo que dio como resultado que perdiéramos por cuatro goles. En la vuelta en Nervión, le quitamos media liga al Real Madrid

    Y en la UEFA Europa League, torneo de eliminatorias, todos los partidos son claves porque todos son finales. Y, bueno, es cierto que lo de Valencia marca mucho el psique del personal, pero en el otro lado de la balanza está el repaso que se le dio a un equipazo como el Oporto o el día de la gesta del parpadeo. Una vez dicho lo anterior, una imagen mejor que mil palabras para ver qué pasó en este torneo de partidos decisivos continuo

    1400186203099

    En resumen: ¿mal planteados los partidos grandes por Emery este año? Sí. ¿Pero eso implica que el entrenador es un incapaz cuando llega la hora de la verdad? Por supuesto que no. Los números y, lo que es más importante, el nuevo ocupante de las vitrinas del Ramón Sánchez Pizjuán te demuestran lo contrario. Que el Sevilla de Emery no compite en los grandes escenarios -tesis curiosamente defendida de forma principal por aquellos que piden juveniles en estos partidos- es una postura absolutamente artificial como idea general. Los grandes unas veces te arrasan (el año pasado, 1 de 6 partidos), las más te ganan compitiendo (3 de 6) y en otras, rascas (2 de 6) No obstante, sí resulta preocupante que en los tres partidos de mayor enjundia de esta temporada, en ninguno hemos tenido opciones no ya de ganar ni siquiera de inquietar. Así que, señor Emery, ya sabe que para eso es persona avispada y capaz de superarse. A trabajar y ponerse las pilas para paliar esta vía de agua que nos ha salido este año. Esto es el Sevilla y ridículos los justos y necesarios. 

    About

    7 Responses to Los partidos exigentes de Unai

    1. 26 noviembre, 2014 at 12:53 pm

      Es evidente que el problema no es perder, sino el modo de hacerlo.

      Igual que es más fácil tener suerte cuando cuentas con buenos jugadores que con malos, también es más factible que «suene la flauta» si compites mejor que si lo haces peor. El fallo gordo de Emery (o uno de ellos) es que compite muy mal contra los grandes. Y eso que ha probado con distintas estrategias: desde jugarles de tú a tú hasta colocar el autobús delante de la portería.

      Claro, si competimos mal, tenemos menos probabilidades de puntuar y muchas más de hacer el ridículo. ¿Que lo mismo les ocurre a otros equipos? Eso es muy interesante y revelador, pero, francamente, me da igual. Yo miro por el Sevilla. En el post que enlazas (y muy agradecido) describo lo que ocurrió y el porqué, pero mirando por nosotros y analizando dónde puede estar el error para subsanarlo. Para no dar palos de ciego ni cargar contra lo que funciona.

      Finalmente, me quedo con esto:
      «el Sevilla de Emery no compite en los grandes escenarios -tesis curiosamente defendida de forma principal por aquellos que piden juveniles en estos partidos»
      Toda la razón.

      Un abrazo

    2. 26 noviembre, 2014 at 3:56 pm

      Yo creo que el asunto es bastante más sencillo de lo que se está haciendo ver. Y no tiene nada que ver con la mentalidad que inculca Unai contra los grandes. Dicho esto desde el convencimiento de que Emery yerra en la alineación contra el Atleti y contra el Barcelona.

      Pero con los centrales jugando donde juegan, lo normal es que los grandes te pasen por encima y los pequeños lo pasen mal. Tan simple como eso.

      Y si el grande juega como un pequeño y se dedica a colgar balones, palma también.

      Por qué juegan ahí los centrales? Pues porque a la izquierda hay un lateral ofensivo (en el sentido de atacar) a la derecha un lateral ofensivo (en el amplio sentido de la palabra) y para tapar todo eso lo mismo hay que retrasarse. Y con ellos todo el equipo si es contra Madrid o Barcelona.

      Puede ser eso o puede ser que no den más de sí, claro. Pero lo cierto y verdad es que esta plantilla no da más que para una forma de jugar. Y esa forma da muchos puntos pero no da para ganarle a los grandes salvo que se den ciertas circunstancias.

      Así de simple. O no, claro.

    3. 26 noviembre, 2014 at 4:14 pm

      Muy de acuerdo en todo Álvaro.

      Creo que como bien dices, el año pasado SÍ se fue competitivo contra los grandes. Pero este año en tres partidos contra ellos, ni se ha jugado bien ni se les ha inquietado.

      ¿Puede ser entonces que esta temporada tengamos unos mimbres insuficientes como para plantar cara en esos grandes escenarios? Yo personalmente creo que sí, además de las carencias del año pasado (portero y lateral derecho) tenemos una nueva, un creador de juego ya que Denis no tiene ese punto de regularidad para influir durante los 90 minutos, Reyes no termina de entrar y Deulofeu no es ese tipo de jugador.

    4. Rafael Ojeda
      26 noviembre, 2014 at 5:31 pm

      Los tres de arriba Madrid, Barcelona y Atletico…a esos tres equipos no les han hecho ni cosquillas en casi ningun partido de champions league.

      Han vapuleado ha grandisimos equipos que nos cuadruplican en plantilla y presupuesto.

    5. Rafael Ojeda
      26 noviembre, 2014 at 5:35 pm

      No tenemos capacidad de inquietar a la mas minima que nos concedan sin Ivan.

      No somos letales, ni siquiera medianamente efectivos, cuando nuestro hombre gol la tiene cerca de la porteria rival.

      El barcelona nos marca dos goles ilegales y llega al minuto 64 con 2-1 cuando deberia haber sido 0-1.

    6. Pepe Arjona
      26 noviembre, 2014 at 6:03 pm

      Que Unai es responsable, de la pésima imagen que el equipo muestra, ante rivales de mayor nivel, es incuestionable. Tan incuestionable, como que no es el único responsable.
      También debe compartir la crítica, la Dirección Deportiva. Unai alinea a quién estima oportuno, dentro de la plantilla disponible. Aunque casi todos tengamos ciertos favoritismos –como debe ser-, por este o aquel jugador.
      No debemos olvidar que Unai, se ha encontrado, al inicio de la temporada 13/14 con 14 nuevos jugadores, y en la 14/15, con otros 9. Se le desmantelan las plantillas y se le exigen resultados inmediatos, sin poderlas ni ensamblar.
      Por el momento, los resultados en esta temporada, son mejores a los de la pasada. Todo un gran logro a valorar.
      Hay juventud en nuestra plantilla. Necesitamos paciencia y tiempo. Pocos recuerdan al Iván que llegó. Un jugador técnicamente bueno, pero un tanto frío.., decían. Nada parecido al que marchó, y lamentablemente, no suplido.
      Lo interesante sería, que pudiéramos mantener para el futuro la base esencial de la plantilla. Y retocar, esos dos o tres puestos, que todos apreciamos. Seguro que Unai, también lo agradecería.
      Por último, también es responsable el equipo rival. Conocen nuestras debilidades y saben -por la calidad y carácter excepcional de sus jugadores y técnicos-, como combatirlas y explotarlas.
      ¿Cuáles son las debilidades futbolísticas del R. Madrid o F.C. Barcelona, o incluso -en un segmento inferior-, del At. de Madrid?
      No obstante, con este comentario, no trato de justificar la paupérrima imagen de nuestro Equipo, tanto contra el F. C. Barcelona, como contra el At. de Madrid. Al césped deben salir los profesionales, con un talante absolutamente competitivo. Llego a asumir, el alto porcentaje de posibilidad de derrota ante estos, pero nunca, la ausencia de carácter. Por respeto al Club y a su Afición.
      Salud.

    7. 27 noviembre, 2014 at 12:48 am

      Soy el primero que no quiere que perdamos ni los amistosos en Isla Cristina y, desde luego, me parece inaceptable la imagen ofrecida por el equipo en los 3 partidos grandes de esta temporada que se comentan en este artículo. Pero creo que ese run-run que cada vez es más palpable sobre que Emery y sus guerreros no saben jugar los partidos importantes es totalmente injustificado.

      Para demostrarlo, me gustaría ampliar tu estudio con algo que creo que aporta objetividad al debate. Y no es más que las probabilidades que asignan las casas de apuesta al resultado de cada partido antes de disputarse mediante sus cuotas. Aquí tenéis una tabla resumen de esos porcentajes (sin ánimo de ser 100% riguroso y pidiendo disculpas ante posibles erratas, ¡que son la 1 de la mañana! :D).

      SFC-ATM : 35% | 30% | 35% => 2
      ATM-SFC: 70% | 20% | 10% => X
      SFC-BAR: 16% | 22% | 62% => 2
      BAR-SFC: 84% | 11% | 5% => 1
      SFC-RM: 18% | 22% | 60% => 1
      RM-SFC: 79% | 14% | 7% => 1
      SFC-ATH: 50% | 28% | 22% => X
      ATH-SFC: 51% | 27% | 22% => 1
      SFC-VIL: 51% | 27% | 22% => X
      VIL-SFC: 50% | 27% | 23% => 2
      SFC-RSO: 52% | 26% | 22% => 1
      RSO-SFC: 42% | 29% | 29% => X

      Viendo esto, se observan un par de pequeños tropiezos ante Athletic y Villarreal en casa (también la primera derrota del curso contra el Atlético debería considerarse, pero visto el devenir del campeonato se puede afirmar que esas cuotas estaban mal calculadas), pero que son compensados con creces por victorias ante Real Madrid y Villarreal y valiosos empates fuera de casa en el Calderón y Anoeta.

      Resultados, todos ellos, poco esperados pero que pudieron conseguirse gracias al buen trabajo de Unai y los jugadores.

      Dicho esto, todos deberán trabajar para evitar las sonrojantes derrotas que hemos sufrido esta temporada, pero sin alarmas, por favor; que todos debemos ser conscientes que es muy complicado luchar contra estos mastodontes que dominan la liga a su antojo.

      Un saludo.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *