• Truman, abonos y Champions League

    by  • 1 julio, 2015 • Economía, Sevilla • 15 Comments

    (Escuchando de fondo «Storm in a teacup» de los RHCP, especialmente dedicada a un buen amigo que aunque en desacuerdo con la subida piensa que algunos hacemos de esto una tormenta en una taza de te)

    El 3 de noviembre del 48, Harry S. Truman se marcó la siguiente vacilada

    En ella se ilustra la portada del día del Chicago Tribune donde se daba la noticia de que el republicano Thomas E. Dewey sería el próximo mandatario norteamericano al derrotar a Truman en las Elecciones a la Presidencia de los Estados Unidos cuando la realidad de las urnas había sido justo la contraria. El Presidente Truman, con una guasa seria, sacó la cabeza del tren en el que iba para celebrar su victoria con la portada del periódico donde ponía que había perdido. ¿Qué pasó para que el citado diario cometiese tan grueso error?

    El Tribune, periódico de tendencia republicana, tenía un proceso nuevo de planchas de impresión por lo que el proceso de llevar la noticia al papel debía realizarse lo antes posible. Además, todos sabemos las diferencias horarias que hay en tan enorme país y que el sistema de recuento es muy variable en zonas del Este y el Oeste por lo que cuando amaneciera en Chicago y el periódico tuviera que estar en la calle, todavía no estaría contabilizado todo al otro lado de la nación. Por tanto intentaron predecir con antelación el resultado basándose, entre otras cuestiones, en un poderoso sistema de encuestas telefónicas. Se dejó un auténtico pastón en llamadas preguntando al ciudadano si su voto iría para Dewey o para Truman, ganando mayoritariamente la primera opción. Su corresponsal, que según leo en wikipedia era una especie de gurú político que no fallaba casi nunca en sus predicciones escribió que «Dewey obtuvo una victoria arrolladora en las elecciones presidenciales de ayer. Los primeros resultados mostraron que el partido republicano que lleva Truman estaba bastante consistente en el oeste y el sur de los estados» y añadió qué «los recuentos completos revelarían que Dewey ganó la presidencia por una aplastante mayoría del voto electoral»

    El error del Chicago Tribune derivó de la aplicación estricta del conocido como sesgo muestral. Esta distorsión de la realidad deriva de pensar que, cogiendo una muestra determinada, los resultados pueden ser elevados a definitivos de tal forma que el todo coincida con la parte que tú has analizado. Pero claro: por muy buena y muy presuntamente amplia que sea tu reflexión, si abarca sólo una parte determinada es bastante probable que te lleve a error sobre todo cuando obvias condicionantes. Y es que una encuesta electoral sobre los alcaldables tiene más valor entre 5.000 personas de zonas de la ciudad y distintas edades o sexos que entre, por ejemplo, 10.000 residentes varones de 50 años en una zona noble de la misma.

    En la década de los 40 sólo los americanos más pudientes y conservadores tenían teléfono en casa. Y como es obvio, sólo los que tenían teléfono podían participar en la encuesta por lo que prácticamente todos los llamados por el diario eran votantes del Partido Republicano. Por ejemplo, en la impresionante colonia afroamericana, votante mayoritaria de Truman, las casas con teléfono eran rayas en el agua. Exagerando, hacer una encuesta telefónica en 1948 en USA sobre si usted va a votar al partido más conservador es parecido a realizar una encuesta sobre si usted es sevillista en la calle Luis Arenas Ladislao un día de fútbol.

    En la Campaña de Abonos para la temporada 15/16 se ha justificado la discutida subida con argumentos de lo más variopinto como que los jugadores ganan más en Champions (cuando los ingresos en esta competición son mucho mayores proporcionalmente que el gasto plus), que la otra vez que jugamos Champions los abonos eran más caros (esto es, como la otra vez te cobré el cubata a 40 euros no te quejes porque esta vez te lo cobre a 35), que pasar de 10 a 12 euros por partido no es subir prácticamente (¿qué es un 20% en un año? ¿Acaso a usted no le han subido el sueldo un 20% en el último año?). Pero, y sobre todo, el “argumento estrella” repetido hasta la saciedad durante la comparecencia de los señores Castro y Loarte es que jugamos Champions y ya no nos enfrentamos al Rijeka de turno.

    Estos sesgos muestrales de cajón, son argucias de rancio abolengo en las campañas de abonados sevillista, cuyo cénit fue el IPC Atomizado de la otra vez que nos metimos en Champions. Intentar justificar un todo con una aseveración puntual y parcial resulta una andrómina que por su uso reiterativo empieza a ser hilarante. Y si tal fullería argumental no tiene reparos en hacerla el Sevilla, no creo que sea censurable que uno de sus aficionados y paganos acuda al mismo libreto.

    He buscado un caso similar al nuestro de otra gran liga, y he acudido a al Wolsburgo quinto en la Bundesliga 13/14 y ha quedado subcampeón en esta recién terminada 14/15. Es decir: juega UCL cuando el año pasado jugó UEL. Pero ¿qué ha hecho? El Wolsburgo, lejos de subir, piensa en los suyos. En esos que les ha animado a muerte y que estuvieron a las duras por lo que, cuando tocan maduras, no es que se les mantenga. Es que se les premia, porque sus bajadas de abonos oscilan entre el 7,14% y el 16,6%

    Es decir ¿qué coño me estás contando, Sevilla?

    Miren ustedes. La independencia de esta casa permite que, cuando se hacen las cosas bien, se halague hasta el infinito y más allá. En “La Paradoja de Matalascañas” se realizó una loa sin ambages a la dimensión social del Sevilla en su campaña de abonados del año pasado. En cambio, cuando las cosas a juicio de este bloguero se realizan mal, se dicen con la misma pasión. El sevillismo que mamé y que conozco es así y así va a seguir siendo. Y como la presentación de la campaña de abonos no hay por donde cogerla (sólo hay que ver la acogida en redes sociales, tanto por aficionados como periodistas, noche y día con la acogida que tuvo la del año pasado), así se expone. Sobre el incendio que hay valga lo publicado en eldesmarque. o por Orgullo de Nervión, amén de infinidad de tweets de periodistas dedicados principalmente a la información sevillista

    http://

     

    La subida es, para empezar, insensible. Insensible con el sevillista de infantería que ve como le subes el abono un 20,8% y que se ha pateado medio Europa para darte aliento, Sevilla. Insensible con el que se sienta en la fila 3, asiento 98 de banco de pista de Gol Norte (me lo estoy inventando) que estaba viendo el partido del Madrid tranquilo con su hijo y que porque 4 chavales le dijeran a Cristiano lo que se le dice en todos los campos de España no sabe si no le van a dejar sentarse cuando empieza el año. Pero eso sí: paga.

    La subida es, para continuar, el chocolate del loro. Porque como se expuso en el Curiosidades contables el Sevilla en su última Junta de Accionistas afirmó ingresar algo más de 6 millones, en una institución que aspira a recaudar más de 100 y que en el último ejercicio cerrado ha ingresado entre Alberto Moreno, Televisión, Supercopa, Fazio, Europa League o Aleix Vidal una cantidad que si no es el récord histórico de la sociedad va a estar calentito. Si ya de por si es un contradiós encabronar a tu gente, cuando lo haces para algo que presupuestariamente es una nimiedad resulta incomprensible.

    Y la subida es, para terminar (podía seguir pero cierro, que este post empieza a tomar la longitud de Guerra y Paz) incomprensible económicamente. Porque, con estos precios, en mi opinión no vamos a tener subidón de abonados por mucho que el señor Loarte haya hablado que la pretensión del club es que se cuelgue el “No hay billetes” (desconozco si habrá asunción de responsabilidades de no realizarse). Pero es que, aunque mantuvieras los 35.000, un incremento medio de (por decir algo) un 10% no implica necesariamente que tus ingresos suban un 10%. Todo esto sobre elasticidad de la demanda ha sido ya profusamente detallado en distintos artículos (por ejemplo, aquí o aquí) por lo que no seré reiterativo. Como se ha analizado otras veces, un Sánchez Pizjuán con 40.000 abonados implica 40.000 potenciales consumidores de restauración, productos de la tienda, más gente viendo la publicidad estática que vendes, etc. En fin…el típico ejemplo del bar donde la tostada con jamón vale 2,50 cuyo propietario piensa variarla de precio; no hay que ser Keynes para saber que vas a recaudar más si la bajas a 2,40 que si la subes a 5 euros.

    A mi no me lo han contado, que yo lo he visto. En las buenas (verbigracia final de Copa del Rey en Madrid) o en las malas (verbigracia, mayo del 97 jugándote el descenso con el Rayo, foto de la captura aunque el marcador equivocó el 7 por el 6) tienes un potencial humano absolutamente brutal. Y en este principio de siglo con unos resultados deportivos como jamás conoció la institución, no se está teniendo la amplitud de miras suficientes para conectar con ese potencial de aficionados poniendo nuestra Casa hasta la corcha domingo sí y domingo también. Con la afición entregada a la causa sevillista, con las arcas a rebosar, con un extraordinario tándem director deportivo – entrenador y con la Champions en lontananza, te lo pusieron que ni a Fernando VII. Y tu respuesta para con los tuyos ha sido mirar con la cara de la vaca que ve pasar el tren. Con lo bien que haces tantas cosas, qué oportunidad se te ha ido, Sevilla.

    Ahora si termino, pero lo hago con un apunte, que se me pasaba. Vuelvo a nuestro sosias alemán de temporada. El abono básico más barato del Wolsburgo cuesta 130 euros y el más caro 400 euros. No es un error. En una ciudad donde el paro es residual y el que gana 2.000 euros al mes es un tieso, sacarte el abono en la mejor zona del estadio vale 400 euros. Por lo que vale un abono en la zona VIP del Sevilla te sacas cinco temporadas el del Wolsburgo. Es mi sesgo muestral del post.

    Lo dicho. Ni tu te vas a poder creer la oportunidad que has dejado pasar, Sevilla. 

    About

    15 Responses to Truman, abonos y Champions League

    1. JAVI ARANDA
      1 julio, 2015 at 9:49 pm

      Contundente los datos y la falta de respeto de la directiva con los aficionados , da pena .

    2. Santi
      1 julio, 2015 at 10:11 pm

      Brutal Álvaro. Por no querer extenderte han quedado argumentos en el tintero que redundarían en lo expuesto: lo que ha hecho el Sevilla no tiene pies ni cabeza, no tiene defensa alguna, como me has oído esta tarde, aparte del maltrato que se le da a la afición lo más penoso es que estamos dejando pasar una oportunidad histórica para aumentar la dimensión social de la entidad.

      Nos gobiernan tipos grises e incapaces de ver la realidad ante sus ojos.

      Enhorabuena.

    3. Pablo Ruiz
      1 julio, 2015 at 10:11 pm

      Imposible definir mejor la situación, por desgracia. Enhorabuena por el artículo.

    4. Miguel Gallego
      1 julio, 2015 at 10:29 pm

      Es mi sentir y el de miles de Sevillistas.

      CHAPÓ…NO SE PUEDE EXPONER MEJOR.

    5. Pedro Ramos
      1 julio, 2015 at 11:14 pm

      Y otro apunte. Conozco muchos casos de gente que ibamos a pasar de Gol a Preferencia y con la subida nos quedamos en gol. Echad cuentas.

    6. Ernesto dominguez
      1 julio, 2015 at 11:55 pm

      !Ole tus cojones!, no tengo mas comentarios

    7. 2 julio, 2015 at 12:52 am

      Pues sí, una pena. Qué poca visión, al final MENOS ES MÁS

    8. Pepe Arjona
      2 julio, 2015 at 1:12 am

      ¡Hola Álvaro!
      Lamentablemente, los vaticinios auguraban lo sucedido. No han errado.
      Una enorme mayoría de la afición, no hemos estudiado en Harvard, pero de tontos.., ni la cara.
      No existe justificación posible, para aplicar la subida.
      Cuando comparas la situación con Alemania -discúlpame Álvaro-, me parece una osadía.
      En el Club… ¿Nadie se ha percatado ni estudiado, donde estamos y hacia donde vamos?
      Con un paro del 32%, y un media salarial cercana a los 700€ mes -en el mejor de los casos-, y mas del 50% de la juventud en paro…, ¿Cómo se puede ser tan insensible socialmente? Máxime, cuando la repercusión de la subida en el presupuesto del Club, es insignificante.
      Esta tarde en mi cuenta de twitter, daba mi respuesta:
      Lo hacen porque somos yonquis al Sevilla F.C..Y se aprovechan.
      Saben que hacemos y haremos, hasta donde podamos y más allá, por seguir disfrutando de nuestra pasión.
      Una decisión como esta, parece mas ajustada a los intereses de un grupo inversor extranjero, que a los de unos sevillistas de Nervión.
      Un abrazo.

    9. antonio
      2 julio, 2015 at 8:42 am

      yo lo voy a ver por la tele a ver si se dan cuenta que la han cagado

    10. Jesús
      2 julio, 2015 at 10:59 am

      Me parece que has actuado como lo hizo el Chicago Tribune en la anécdota a que te refieres.
      Debías tener el post redactado, quizás dejando por rellenar tan solo el porcentaje de subida media del precio de los abonos para la temporada 15/16, sabiendo que era lo que iba a ocurrir. O eso, o la campaña de justificación de dicha subida por el club es tan endeble que resulta demasiado fácil de desmontar.

      Solo decir que alguna razón real (y que no convenga contar) debe haber. A mi solo se me ocurre que en realidad a la LFP (y el Sevilla es miembro de ese club) no sólo no le importe que haya mas o menos público en las gradas. Creo que su sueño dorado es que se celebraran los partidos a puerta cerrada, si fuera posible, mientras recauden pertinentemente lo acordado por los contratos televisivos: «El aficionado bueno, es el aficionado al plasma».
      Como alguien ha comentado, tu post, Brutal

    11. GONZALO
      2 julio, 2015 at 12:55 pm

      Que desastre a nivel social el Sevilla..

    12. Iesú
      2 julio, 2015 at 1:18 pm

      Muy buen post Alvaro, totalmente de acuerdo. Ya estoy viendo el siguiente paso, hoy o mañana anunciarán un fichaje de campanillas, como por ejemplo Mata o Konoplyanka, y así no seguirán tratando como tontitos, protestas pues te doy un caramelito.

    13. Rinati
      2 julio, 2015 at 5:37 pm

      Extraordinario artículo. Para remitirse a él directamente. Cuando alguien me pregunte sobre mi opinión del incremento de precio!!

      Después de todo el esfuerzo económico que los sevillistas hacemos cuando vamos a acompañar a nuestro equipo en los desplazamientos, las finales, al comprarnos las camisetas de la final con calidad impropia de su precio, etc, etc el sacarnos los cuartos a los abonados (xq socios no somos) a la mínima siempre es la solución de la directiva.

      Ha sido un pena que después de la acertada decisión de financiar parte del viaje para la final, este tipo de decisiones no hayan tenido continuidad y máxime cuando si tienes el carnet en gol norte lo mismo ni ves todos los partidos (la cláusula leonina que te hacen firmar es indignante)

      Otro tema que es increíble es el de los carnets de menores de 5 años. Básicamente es un carnet que no tiene uso ninguno y el mero echo de que valga 50 pavazos ya es un aprovechamiento lamentable de la ilusión de unos padres de ver a sus críos de socios desde que nacen. Estos abonos deberían ser GRATUITOS para los hijos de socios y sin embargo son una broma muy cara, pero es que ahora encima si quieres llevar al chiquillo a uno de esos escasos partidos en los que el horario te lo permite resulta que tienes que sacarle una entrada ¡y encima te cobran un puto euro por ella! ¡Como si los 50 no fueran suficientes ya! De las medidas más miserables que me he encontrado en el fútbol.

    14. Manu
      2 julio, 2015 at 7:17 pm

      Si antes de finalizar la temporada nos manifestamos por la persecución a la que estaban siendo sometidos los biris por TEBAS y algunos medios de comunicación, ahora toca manifestarse más que nunca

    15. Alvaro
      2 julio, 2015 at 11:43 pm

      La verdad es que viendo la acogida del post, no sé que decir. Agradecido y honrado hasta límites insospechados tanto a los que están de acuerdo (la inmensa mayoría) como a los que no (muy pocos, pero muy respetuosos)

      En cuanto a lo que dice Jesús, como comento siempre, si algo tiene bueno esta casa es la participación de aquellos que perdéis un minutillo en aportar algo. Porque, efectivamente, el post llevaba medio escrito una semana. Digamos que me olía la tostá y, desgraciadamente, tuve que rematarlo y publicarlo

      En fin. Lo dicho. Abrumado por el cariño, muchas gracias a todos sin excepción

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *