• Análisis económico SFC

    by  • 25 Diciembre, 2018 • Economía, Sevilla

    (Escuchando de fondo “The same december” de Prince)

    La sensación que nos dejó la pasada Junta General de Accionistas tras analizar ciertas cuestiones (los esperpénticos 10 segundos de intervención de la señorita Alés, la entrada en el Consejo de Sevillistas Unidos 2020 S.L. bajo el argumento de “dar estabilidad”, etc) muestra a los temores de una posible venta de gran parte del accionariado del Sevilla a un grupo inversor extranjero están mas que fundados. En este sentido quien suscribe lleva siendo, no verso suelto, pero si algo contrario al sentir general ya que en el fondo nadie te puede quitar lo que no es tuyo y al Sevilla (su propiedad y mando me refiero, obviamente) lo dirigen seis o siete desde hace un montón de años. Que esos seis o siete sean de Los Remedios, Utrera, Delaware o Pekín, hombre, pues puede tener cierto interés, pero tampoco es una cosa que me diga todo. Personalmente prefiero que la nave sevillista la comande gente que siente como yo, pero puedo comprender que cuando el dinero salga por la puerta el amor salte por la ventana. A mi me gustaría que el portero de mi equipo fuera de Pío XII o que el entrenador se hubiera criado en la carretera de Utrera, pero tampoco me molesta mucho que sean Vaclik o Machín, para qué nos vamos a engañar. Soy de los que gusta ver a Sevillistas en las gradas y a profesionales en el resto de áreas. Así que, ante la posible entrada en el club de manos foráneas, mas que el qué, me interesa en su caso el cómo y las condiciones. Si los señores Del Nido, Carrión o Castro quieren dejarle la vida resuelta a los nietos de sus nietos me parece normal, al igual que es normal que el sevillismo ande preocupado ante la falta de transparencia, el desprecio al blindaje de los construido por nuestros mayores, etc. Pero tampoco quiero entrar a valorar mas cuestiones ya comentadas y que pertenecen a la subjetividad de uno, máxime cuando escribí algo sobre el particular en el blog de la Poulsen, así que lo que se diga será reiterarse de forma gratuita. Imagino que cuando en pleno franquismo se fichó a Pancho Villegas o a Dard habría quien puso el grito en el cielo porque extranjeros vistiesen nuestra camiseta y ahora lo vemos normal. Pues ahora, tal vez sea igual y quien aterrice aquí sea un profesional que, partiendo del patrimonio que sudaron nuestros padres, vea potencial empresarial en nuestra locura y que le metan veinte a cero desde el punto de vista laboral a los que tenemos ahora. Yo que sé.

    (Foto, banco de imágenes de la web del club)

    A lo que iba. Aprovechando las fiestas navideñas, reavivo el adormecido blog para publicar en los correlativos días una serie de columnas analizando de la forma mas aséptica posible distintas variables donde se justificará (creo) porqué el Sevilla FC SAD genera esa expectativa de venta a diferencia de otros clubes donde no se escuchan cantos de sirenas semejantes. Se intentará analizar la deriva empresarial de la sociedad, con una pequeña comparativa con los equipos de su entorno, a los meros efectos de intentar ubicar la posición de nuestra SAD. A partir de ahí, que cada cual llegue a las conclusiones que estime oportunas.

    Como bien saben, para el FPF de la Liga son necesarios el cumplimiento de una serie de parámetros, cuya consecución fue desgranada de forma excelente por el señor Villanueva en la pasada JGA, de ahí que estas columnas que publicaré se centrarán en otros aspectos que no son los exigidos por la Liga. Esos parámetros los cumple el Sevilla de sobra por lo que intentaremos ir mas allá, metiendo el bisturí en cuestiones crematísticas de las que los analistas estudian cuando van a realizar una inversión empresarial del calado de la que atisbamos en lontananza.

    Antes de entrar en harina, dos salvedades: esto será un análisis realizado por un aficionado, por lo que espero que no se me eche mucho en cara (es un imposible, pero bueno) posibles errores que puedan existir. He repasado los datos a la hora de hacer las operaciones matemáticas, pero algún fallito puede haber, de ahí que pida perdón preventivo por ello. Además, estas columnas llevan días escritas por lo que hay veces que pillo datos de 2017 cuando puede ser que ya esté aprobado lo de 2018 (de todas formas, las diferencias de un año a otro no son grandes). Y por otro, y reitero, el que quiere ver segundas intenciones del tipo que sea en esta batería de escritos, es su problema. Me responsabilizo de lo que escribo, no de lo que cada uno interprete. Uno es dueño de sus silencios, esclavo de sus palabras y a ti te encontré en la calle.

    Espero que los disfruten y que no se pierdan entre tanto tecnicismo

    About