• Desarrollo del sorteo Champions

    by  • 28 agosto, 2015 • Competiciones UEFA, Sevilla • 0 Comments

    (Escuchando de fondo “Quien lo iba a suponer”, BSO de Pulp Fiction, españolizada por Las Malas Lenguas de Auserón)

    Nota del editor

    El “Desarrollo Champions VII” publicado el 26 de agosto, previa del sorteo, se remató así

    mi apuesta (no por pálpitos sino por por probabilidad) es la siguiente

    Zenit, equipo inglés (más opciones para Manchester), Sevilla y equipo alemán

    Editamos en cuanto termine el glamouroso sorteo conducido por el mítico Gianni Infantini

    Finalmente, y tras hablar con el gran @ShumyAgain -al que agradezco públicamente su ayuda para la veraniega saga de post dedicados a la Champions-, decidimos no editar, sino realizar un post ex profeso para demostrar que, hablar de mala suerte en el sorteo, es cuando menos matizable. Decir que el Sevilla ha tenido mala suerte en el sorteo es como decir que se clasificó por suerte en la vuelta de los octavos de la segunda UEFA donde, recuerdo, antes de marcar Palop se fallaron no menos de una decena de ocasiones alguna de ellas clamorosas.

    Digamos que, en este sorteo, las matemáticas se han impuesto a la fortuna. Pero no más. En mi opinión, no se puede hablar de mala suerte cuando ha pasado más o menos lo que tenía más posibilidades de pasar. Por tanto, y para rematar antes de publicar el post previsto, dos cosas

    • Esto es el Sevilla y tenemos el gen del campeón. Así que a llorar, al parque.

    • En esta casa somos muy de vaso medio lleno. Y que el grupo se llene de cocos, tiene su lado bueno en el sentido que a priori los puntos van a estar más repartidos y todos pueden ganar y perder en campo de todos. Con todos mis respetos, el Malmo no le iba a ganar al City, pero el Borussia sí es capaz de hacerlo. Por tanto, si perdemos contra el City, tenemos margen de meternos en la pomada derrotando al Borussia otra vez.

    Así que, como siempre, a competir. Y ahora el post

    copasSalmon

    Por @ShumyAgain

    Tras el seguimiento que ha realizado este blog a las distintas fases de clasificación para la Champions League, ayer finalmente se celebró el ansiado sorteo para la distribución de los 32 equipos en los ocho grupos en los que, durante esta fase, se divide la competición. Una vez acabado el proceso, todos coincidimos en que al Sevilla le ha tocado el grupo de mayor nivel y es que, el grupo D contiene a equipos de las cuatro grandes ligas europeas. Juventus, Manchester City, Sevilla y Borussia Mönchengladbach a buen seguro proporcionarán partidos vibrantes y un espectáculo a la altura de la competición.

    http://

    Sin embargo, más allá de esas grandes noches que disfrutaremos en Nervión, la mayoría dirá que hemos tenido mala suerte en el sorteo y, probablemente, muchos desearían un grupo formado por equipos de menor nivel. Durante la previa, eran muchos los sevillistas que deseaban disputar la liguilla contra el PSV, el Oporto o el exótico Astana, entre otros.

    Lo cierto es que la suerte no nos ha acompañado. Ni siquiera hemos conseguido librarnos de los temibles equipos alemanes del cuarto bombo. ¿Pero es todo cuestión de azar o las matemáticas han condicionado nuestros rivales más de lo que pensábamos, incluso antes de celebrarse el torneo? Veamos.

    Para la fase de grupos, el sorteo debe ordenar los 32 equipos que forman la competición (repartidos en 4 bombos) en 8 grupos de 4 integrantes cada uno. Esto hace que se puedan componer hasta 4096 (8 elevado a 4) grupos diferentes. Sin embargo, las restricciones que impone la UEFA para evitar que equipos del mismo país coincidan en un mismo grupo (o también los equipos de Rusia y Ucrania, debido al dictamen del Panel de Emergencia de la UEFA en julio del año pasado) hacen que de esos potenciales 4096, este año solo fueran posibles 2850 de ellos.

    Centrándonos especialmente en lo que al Sevilla se refiere, potencialmente podía formar 512 (8 elevado a 3), pero tras dichas restricciones solo un total de 220 eran posibles (¡menos de la mitad!). Este hecho se debe principalmente a que el bombo 2 nos limitaba muchas de las combinaciones porque en él estaban incluidos 3 equipos españoles.

    ¿Y de esos 220 grupos, con qué equipos teníamos más posibilidades de disputar la liguilla? Vayamos por partes.

    Del primer bombo, Juventus, Zenit, PSV y PSG compartían un 17’3% de posibilidades, mientras que el Bayern bajaba a un 10’9% y el Chelsea se quedaba en poco más de un 6%. Estos números vienen condicionados por las altas probabilidades de tocarnos un equipo inglés del grupo 2 y por haber alemanes en el resto de bombos.

    Del segundo bombo, los ingleses sumaban casi un 63% de posibilidades de caer en nuestro grupo, mientras que el Oporto y el Bayer Leverkusen solo tenía un 20 y 16% respectivamente, de opciones de visitar Nervión.

    El último bombo, al contener equipos de muy diversos países tenía las probabilidades muy repartidas, aunque los alemanes contaban con menos opciones que el resto. Sin embargo, las características del sorteo, que se celebra empezando por el bombo 1 y acabando por el 4, hicieron aumentar las posibilidades de estos, ya que en nuestro grupo aún no había ninguno. Así, pasaron de sumar un 18% a duplicar sus opciones de jugar contra nosotros.

    También las televisiones fueron un condicionante esencial, como pudimos comprobar por nosotros mismos al asignarnos automáticamente el grupo D, porque el Dinamo de Kiev sólo podía ir al grupo G al estar ya el Shahktar en el grupo A. Quizás ese fue el único momento en el que el azar no nos acompañó; y es que si Puyol hubiera sacado antes nuestra bolita…

    En cualquier caso, todo esto demuestra que la suerte, a pesar de ser un factor importante a la hora del sorteo, se diluye entre tantas restricciones y da paso a la probabilidad, que tarde o temprano acaba imponiendo su ley, como se ha podido comprobar en este análisis a posteriori, aunque ya a priori se apuntaba con la apuesta realizada en el “Desarrollo Champions VII” con el importante porcentaje de acierto visto.

    Así que ya saben, si en la próxima tertulia futbolera alguien les comenta acerca de la mala suerte del Sevilla en este sorteo no se dejen engañar. Con la excepción del bombo 1 donde la fortuna no se quiso poner nuestra camiseta (aunque tampoco hizo “nada raro”), en esta ocasión ha pasado lo que las probabilidades apuntaban. Simplemente las matemáticas no jugaban a nuestro favor.

    About

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *