• Krychos, plusvalías y contabilidad

    by  • 7 julio, 2016 • Sin categoría • 1 Comment

    (Escuchando de fondo «Illusion, Coma, Pimp & Circumstance» de Prince)

    Soy un Director Deportivo de Excel y tengo que generar una plusvalía. Es la política de este Club y no le ha ido mal. Es nuestro modelo de negocio, no es cuestión de estar mejor o peor económicamente, sino de escuchar ofertas y aceptar las que están fuera de mercado. Creo que la de Krychowiak ha sido una venta magnífica, ha dado un rendimiento magnífico, de diez, estos dos años, y creemos que con su venta podemos seguir creciendo. ¿Alguien se arrepiente de las ventas que ha hecho el Sevilla en los últimos diez años? Pero sí ha habido ventas que no hicimos y después nos arrepentimos de ellas. Este Club ha crecido en base a las ventas y ese modelo de negocio nos ha ido bien. No hay motivo para cambiarlo. Lo importante es lo que viene ahora, saber invertir ese dinero y seguir creciendo. Reinvertir esa plusvalía, que es una bestialidad, en hacer una gran plantilla. Creo que tenemos margen de confianza tras lo que hemos hecho”.

    Estas declaraciones de Monchi pronunciadas en la presentación de Jorge Sampaoli cuando le inquirieron por la venta de Krychowiak, nos dan pie a escribir unas líneas sobre la cuestión relativa a los ingresos extraordinarios del Sevilla FC, cómo se reflejan en las cuentas anuales a las que accedemos cada diciembre y la forma en la que inciden en el modelo de negocio que nos alumbra.

    Por activa y por pasiva se ha intentado explicar que la forma de actuar del Sevilla es tan especial como arriesgada: tenemos un plantel cuyos gastos son muy superiores a los ingresos ordinarios del club por lo que hay que compensar dicho déficit con la venta de activos. El problema estará cuando no haya activos que vender, pero mientras el Monchi FC siga viento en popa, el modelo económico funciona. En varios post se ha procurado exponer dicha hoja de ruta, no con opiniones sino con datos objetivos y auditados como, por ejemplo, el Sevilla como entidad deficitaria. El Sevilla, por actividad ordinaria, ha “perdido” 70 millones en las últimas 3 temporadas gloriosas porque paga mucho más de lo que ingresa por su actividad normal y esto, repito, no es opinión, sino información. Por tanto, aquí se vende todos los años sí o sí y el que no comprenda operaciones como las de Bacca o Krycho es porque, simplemente, o no entiende o no quiere entender como funciona el Sevilla FC SAD por motivos más o menos espurios en los que no entraré. El mundo de los intereses ocultos, las guerrillas internas, los Pipo Gurú-sitos y el Salvamé sevillista, no forman parte de la línea editorial de esta casa.

    No obstante, esto va a paliarse en las próximas cuentas presentadas donde atisbo el mayor superávit en la historia del Sevilla. Los ingresos ordinarios reales van a ser muy superiores a los presupuestados ya que se fue muy amarrategui con las dos partidas principales: televisión e ingresos por competiciones europeas. Por un lado, lo de las teles ha subido mucho ya desde la 15/16 y, por otro, entre UCL y UEL vamos a estar cerca de los 40 kilos (como se expuso aquí) siendo lo previsto inicialmente bastante menos. Estas dos partidas enjuagan el desastre del Departamento de Marketing, incapaz de encontrar alguien que ponga su nombre en la camiseta que hemos paseado en mas campos de Europa que nadie, desde Tblisi hasta Basilea, y la cortita recaudación por abonos derivada de que la capacidad del Estadio no da para más.

    Hecha esta larga introducción, vamos a lo de la plusvalía que decía el León

    perdidas_ganancias

    Estos son los últimos datos oficiales. Las cuentas aprobadas en diciembre de 2015, con las operaciones económicas comprendidas entre el 1 de julio de 2014 y 30 de junio de 2015 y junto a ellas, y por aquello de comparar, la del ejercicio anterior.

    Si nos fijamos, hay un partida que se llama “Gastos plantilla deportiva inscribible en la LFP” donde la cantidad es de más de 64 millones. Por otra parte, otra que se llama «Amortizaciones de derechos de adquisición de jugadores inscribible en la LFP» cuya cantidad es de 18.188.000. En ambas partidas es donde está contenido el dinero que se gasta el Sevilla en su primera plantilla por lo que en 14/15 el Sevilla invierte en el plantel 82 kilos largos. Y en tercer lugar, vemos otra que pone «Beneficios procedentes del traspaso de jugadores» con una cifra de 43,3 millones.

    Este post se centra en el estudio de estas tres magnitudes para intentar explicar cuál es nuestro gasto en plantilla, cómo se amortiza lo invertido en fichajes y el reflejo de las ventas (plusvalías que decía Monchi).

    Vamos a intentar explicarlo con un ejemplito inventado.

    Gameiro ficha por el Sevilla en julio de 2013. Imaginemos que por el traspaso se pagaron 10 millones, el jugador cobra 4 al año y el contrato es por 5 temporadas. Por todo ello, la operación Gameiro le cuesta al Sevillla 30 millones (10 + 4×5). Ese gasto se parte en contabilidad por los años de contrato por lo que, de los 18,188 que hay en la partida de «Amortizaciones…», 2 corresponden a Gameiro (10 de traspaso entre 5 años de contrato). Y en la parte de «Gastos plantilla…», de los 64, 4 kilos corresponden a Gameiro.

    Por tanto, al amortizarse 4 millones de su traspaso (2 temporadas desde que vino), lo pendiente de amortizar son 6 millones (las 3 que le quedan). Si Gameiro se hubiese traspasado por 30 millones el 20 de junio de 2016, en las cuentas de la temporada 15/16, habría que computar un beneficio neto de 24 millones, cifra que sale de la diferencia entre el valor del traspaso (30) y lo pendiente de amortizar (6). Y esa cantidad es la que va en la partida «Beneficios procedentes…»

    En resumen, 43,3 es la ganancia neta obtenida por el Sevilla por las enajenaciones de activos (traspasos de futbolistas) en operaciones firmadas entre el 1 de julio de 2014 y el 30 de junio de 2015, aunque la mala praxis del Sevilla de no desglosar de forma individualizada puede conllevar incoherencias y problemas como explicamos, ejemplificando con Aleix, aquí.

    En mi opinión, Krycho llevaba mucho tiempo vendido como me demostró el tono del Presidente Castro al hablar de él en lo de los abonos. Pero fiscal y contablemente, convenía sobremanera firmar la operación pasado el 30 de junio ya que la temporada 15/16, como comenté antes, está económicamente más que salvada entre los ingresos ordinarios y las ventas hechas con anterioridad. Así que, como no podía ser de otra forma, el polaco se traspasa oficialmente en julio de 2016 por lo que entra en las cuentas 16/17, las cuales ya las vamos salvando.

    Al principio dije que la forma de actuar del Sevilla es tan especial como arriesgada. Pero que sea arriesgada no quiere decir que sea inconsciente por lo que, cada vez que se puede poner una red, se pone. Por eso se traspasa el polaco. Porque es nuestra red económica para la temporada 16/17 (cuentas a aprobar en diciembre 2017) si resulta que el proyecto del Monchi FC para esta campaña sale mal.

    About

    One Response to Krychos, plusvalías y contabilidad

    1. Juanpirus
      12 julio, 2016 at 8:58 am

      Yo si fuera periodista la pregunta que le haría al Presidente o a Monchi (a colación de sus palabras en la presentación de Sampaoli) es si con ese modelo con el que, obviamente, no nos ha ido nada mal, sería posible alcanzar éxitos mayores, como ganar una Liga o pelearla hasta la última jornada (pasó en la 2007/08) o llegar a una final de Champions. Un saludo.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *