• Europa League 18-19. (III) El Sorteo

    by  • 8 Junio, 2018 • Competiciones UEFA, Fútbol, Sevilla

    PREVIA >>>> Q1 >>>>> Q2 >>>>> Q3 >>>>> PLAY OFF >>>>> FASE DE GRUPOS

    Viene de Europa League 18-19 (I)

    y Europa League 18-19 (II)

    El sorteo para la Q2 de la UEFA Europa League se celebrará el próximo 20 de junio según el calendario que publica UEFA en su web

    Por su parte, recordarmos el cuadrante que conocemos con los equipos que entran directamente en esta fase, diferenciando los que son cabeza de serie y los que no.

    Pero hay un problema como podrán ver: el sorteo para la Q2 se efectúa cuando se conocen algunos equipos que juegan esta ronda (Sevilla, AZ, Burnley, Dinamo Brest, etc) pero no se sabe los equipos que acceden a esta Q2 desde la Q1, porque de esa Q1 no se ha jugado ni la ida. Y esto es un problema teórico ya que se funciona por cabezas de serie por lo que de eliminarse los equipos mas fuertes de la Q1 (Partizán de Belgrado, Maccabi, ertc), teóricamente, se debiera correr turno. Sin embargo y como veremos a continuación, no es así. Para explicar cómo funciona el sorteo, utilizaré un simil tenísitico aprovechando que la vida nos está egalando otra oportunidad de ver a Don Rafael Nadal en Roland Garros. Porque la solución que se utiliza es parecida.

    En Roland Garros (como en Europa League) se ve quien son los Cabezas de Serie para cada ronda ANTES de empezar el torneo y se efectúa un “reparto ideal” bajo la premisa de que el mas alto de ranking es quien va a pasar de ronda. En Roland Garros el programa parte de unos condicionantes y va reagrupando de tal forma que hay dos zonas del cuadro (izquierda y derecha) y, en cada una de ellas, la parte alta y la parte baja. En cada una de las cuatro esquinas se colocan cada uno de los cuatro cabezas de serie (Nadal, Zverev, Cilic y Dimitrov) para que solo se puedan cruzar en semis y, el 1 y 2 (Nadal, Zverev) solo en la final. De igual forma, el programa parte de complejos algoritmos para reajustar y que el resto de los buenos no vayan por el mismo lado. Por tanto, el sorteo no es puro puro porque no tendría sentido (por ejemplo) que por circunstancias azarosas los cabezas de serie del 5 al 10 fueran todos por el mismo lado ya que la idea es que los buenos no se crucen entre si en las primeras rondas. La idea es repartir las cuatro partes mas o menos por igual en dificultad.

    ¿Qué ocurre si un cabeza de serie cae antes? ¿Hay reajuste? Pues no. El que gana al cabeza de serie, ocupa su lugar. Así, por ejemplo, Dimitrov palmó en tercera ronda ante Verdasco (cabeza de serie número 30) y no por ello el cabeza de serie número 5 (Del Potro) pasa a ser el 4 sino que a los efectos del torneo y posteriores cruces, Verdasco es el número 4. Verdasco “toma el camino” del cabeza de serie caído. ¿Claro hasta aquí?

    Pues en Europa League funciona igual. En el sorteo se parte de la hipótesis de que los cabezas de serie son los que van a pasar, por lo que los cruces futuros están previamente dirigidos para que los buenos no se crucen entre si en las primeras rondas. Y si uno bueno cae al principio, el otro ocupa su lugar para las siguientes rondas. Pongamos un ejemplo práctico para entenderlo mejor.

    El Partizán de Belgrado tiene un ranking de 17.000 por lo que es cabeza de serie fijo en Q1 y, teórico, en Q2. Imaginemos que en esa Q1 le toca jugar contra el Riga letón, que tiene un ranking solo de 1.125 puntos. UEFA, a la hora de realizar su sorteo de Q2, tiene que, al igual que Roland Garros, partir de la base de que el bueno se carga al malo. Y, si hay sorpresa, no hay reajuste sino que, simplemente, el malo ocupa el sitio del bueno.

    Así, se produce una pequeña paradoja la cual en el fondo es inevitable. Como en Roland Garros. Si en la Q1 el Riga se carga al Partizán, el Riga no puede ser rival del Sevilla en Q2 a pesar de tener un ranking bajísimo. ¿Por qué? Porque a estos efectos, el ranking del Riga pasará a ser de 17.000 puntos, pasando el equipo letón a ser cabeza de serie en Q2. Digamos que coge el camino del otro.

    Dicho lo cual. ¿Contra qué equipos se puede enfrentar el Sevilla?

    Este año el formato es nuevo por lo que lo hecho por UEFA en casos parecidos a este nos sirve solo de forma indiciaria y como referencia. En este sentido hay que hacer constar que UEFA no hace un sorteo directo de los 74 equipos dividiendo los 37 cabezas de serie de los que no lo son, sino que suele confeccionar “pequeños grupos” con carácter previo (los llamaré “pregrupos” en adelante) y, sobre eso, fija los emparejamientos. El año pasado, en la Q2 eran 66 equipos e hizo 3 pregrupos de 10 equipos (5 cabezas de serie y 5 que no) y otros 3 de 12 equipos (6 cabezas de serie y 6 que no). Este año la Q2 son 74 por lo que imagino que hará 5 de 12 equipos y 2 de 14 o algo así.

    En el ejemplo de Roland Garros dijimos que el ordenador coge algoritmos para que en las cuatro zonas (partes alta y baja de ambos lados del cuadro) estén repartidos los buenos mas o menos. Pues aquí es parecido: el ordenador de la UEFA utiliza ciertos condicionantes para que los más altos del ranking estén repartidos en los distintos pregrupos. También intenta que haya cierto reparto geográfico y, por supuesto, que no haya dos del mismo país en el mismo pregrupo ya que no pueden emparejarse. Después ordena cada pregrupo y da número según ranking. A partir de ahí se sacan dos bolas y ya se sabe quién se enfrenta. Hagamos un ejemplo ficticio para que se entienda.

    Imaginemos que es como digo: pregrupos A, B, C, D y E con 12 equipos y F y G con 14. El ordenador menea la batidora y en el grupo B caen los siguientes equipos que, por el ranking que tienen, llevan un numerito que los ordena de mejor a peor: Sevilla (1), Partizán* (2), Apollon Limasol* (3), Lech Poznan* (4), Vitesse (5), Skopje* (6), Slovan Bratislava* (7), Dinamo Tblisi* (8), Aberdeen (9), CSK Sofia* (10), Dinamo Brest (11) y Fola* (12)

    Verán que en la imagen 2 solo están equipos sin asterisco porque, como el Sevilla, son los que entran directos en esta fase, siendo los equipos con asterisco aquellos que tienen que jugar Q1. Pero, como dijimos antes con el ejemplo del Partizán, UEFA no puede mas que hacer la ficción de que van a pasar para rellenar el cuadro. Si no pasan, su lugar lo ocupa el equipo que les venza; si el Riga pasa a Q2, a pesar de su ranking de 1.125 puntos, a los meros efectos del sorteo pasa a tener 17.000 puntos y será el número 2 del pregrupo B.

    Ahora es tan fácil como sacar dos bolas: unas del 1 al 6 con los cabezas de serie y otras del 7 al 12 con los no cabezas de serie. Así, si por ejemplo el día 20 de junio sale que en el Grupo B de la Q2 juega el 1 contra el 11 ya tenemos rival: el Dinamo de Brest. Pero imaginemos que sale el 1 contra el 8: pues tocará esperar, ya que nuestro rival sería el Dinamo Tblisi o su rival en Q1.

    About