• Will Rogers y el abono familiar

    by  • 4 Septiembre, 2017 • Economía, Fútbol, Sevilla

    (Escuchando de fondo “In time” de Sly&The Family Stone)

    Antes que nada, nobleza obliga. En 2015 escribí “Truman, abonos y Champions” y aunque estos dos años no he hecho nada especial sobre el particular, en RRSS sí he sido bastante crítico con la campaña de abonos del Sevilla FC. En este sentido comienzo este post reconociendo mi error viendo el número de socios que tenemos porque nunca pensé que llegaríamos a estas cotas de rozar el No hay billetes. Ojo: sigo pensando igual del erróneo proceder del Sevilla en este sentido, pero mi fallo deriva en concluir que el destrozo iba a ser importante en cuanto al número.

    Cierto es que considero un error simplificar la ecuación “número de abonados = éxito campaña de abonos” porque el mentecato silogismo extremo solo conduce a imbecilidades propias como, por ejemplo, decir que Alés fue uno de los peores presidentes (lo era cuando el equipo baja), lo cual es tan objetivo y pazguato como lo otro. En el extraordinario “No se enteran” del gran @_JavierSantos_ tras la desafortunada frase de Pepe Castro justificando las continuas subidas con un “no es lo mismo jugar con el Rijeka que con el United” -frase que el palo derecho de la portería de Gol Norte acaba de propiciar, de momento, su no pase a la antología del disparate- se explicaba de forma certera. Nosotros vamos a ver al Sevilla y no al rival y cuando nos sacamos el carnet, y solo por fechas, desconocemos en ocasiones qué competición vamos a jugar (este año, por ejemplo) o qué jugadores formarán nuestro plantel. A la inmensa mayoría de nosotros, a la hora de presentarnos en taquillas, nos importa cero que enfrente esté el Mallorca B o el Manchester City, y no nos abonamos para ver ahora a Banega o Navas porque ya lo estábamos cuando veíamos a Thetis y Paco Mije. Es más: somos tan cabrones que en la previa de Champions metemos menos de la mitad de sevillistas en el Estadio que contra el Rayo Vallecano, la semana antes de irnos a segunda. 34.000, agosto de 2017 vs 71.000, mayo 1997 como acredita la justiciera hemeroteca.

    En mi opinión hay muchos factores que influyen para estas buenas cifras de abonados, como la increíble fidelidad de la afición sevillista, la mejora general de la economía, las ganas de fútbol en vivo, el apego a algo que sientes como tuyo, las cambiantes prioridades de la gente…. En fin. Que no me desvío en esta introducción, mas cuando el post va de otra cosa. Solo aprovecho que el Pisuerga pasa por Valladolid para reconocer mi error en este sentido ya que pensaba que los altos precios iban a propiciar un número de abonados menor del que hay. Quede constancia de mi fallo en negro sobre salmón.

    Dicho esto, me gustaría analizar uno de los motivos que ha coadyuvado a este incremento de socios en las últimas temporadas principalmente en las zonas menos pobladas porcentualmente. El abono familiar, sin lugar a dudas, uno de los aciertos más importantes de este Consejo de Administración.

    (Imagen Sevillafc.es)

    Will Rogers, actor y humorista estadounidense nacido en 1879, sentenció en tono sarcástico una frase que ha pasado a la historia por las múltiples interpretaciones y usos que distintos campos le han dado

    Cuando un poblador de Oklahoma se desplaza a California, la inteligencia media de ambos estados crece

    Si usted busca “Efecto Will Rogers” en Google verá una ingente documentación sobre paradojas matemáticas, ya que en principio no tiene lógica que si sacamos algo de un sitio para meterlo en otro, ambos mejoren. Pero la realidad es así

    Conjunto A: 1 y 2. La media es 1,5

    Conjunto B: 3, 4 y 5. La media es 4

    Si sacamos el 3 del Conjunto B y lo metemos en el A, la media de A sube a 2 y la de B a 4,5

    Es solo un ejemplo de las múltiples aplicaciones del Efecto Will Rogers en los más diversos espacios. De hecho si usted finalmente lo buscó en Google, imagino que le habrá llamado la atención la profusa documentación del mismo en lo relativo a su incidencia en el estudio sobre el cáncer gástrico.

    ¿Y qué tiene que ver todo ello con los abonados del Sevilla Fútbol Club?

    El Sevilla FC, con independencia de la época y que tuviera un número mayor o menos de socios, se caracteriza por tener un Estadio con algunos claros en Preferencia y/o Fondo, pero con Gol Norte y Gol Sur siempre hasta las trancas al ser las zonas más baratas. De hecho, hemos sido multados en ocasiones por sobreaforo en esas franjas y ahora no porque hay más control, pero recuerdo haber vivido muchos partidos en la zona alta de Gol Norte -donde pasé varios años de mi vida abonado- con las escaleras atestadas porque no había sitio.

    ¿Solución? Alguien tuvo la brillante idea (lo de brillante, por mi honor que va sin segundas) de “echar” a los padres con menores que van al fútbol (como quien suscribe) de detrás de las porterías para “obligarlos” a abonarse en otras zonas al establecer allí bonificaciones para niños. Obviando el “alta por socio”, un padre con sus dos hijos en Gol (exceptuando voladizo, que es mas caro) tiene que pagar 815 euros (325+245+245). En cambio, si se van a una zona mejor del Estadio, como los sectores F43 o F44, tribuna alta de fondo, le sale por 675 (305+185+185). Cambiándote de zona, estás pagando casi un 20% menos por algo mejor.

    Con estas medidas, haces un Will Rogers de manual ya que mandas a mucha gente de Oklahoma (Gol) a California (Fondo/Preferencia) y consigues que ambos crezcan y por ende que todos se beneficien. Estas son algunas ventajas entre las muchas que se ocurren

    1. Rejuveneces los aficionados de Gol, savia nueva del sevillismo animoso. Esos veinteañeros que tenían problemas para sacarse el abono (en las zonas baratas no había y para las caras no tenían dinero) ven como ahora tienen más opciones al haber sitio libre detrás de las porterías; el que hemos dejado los que nos “hemos visto obligados” a abandonar Gol.

    2. Fortaleces la presencia de aficionados en esas zonas del Estadio que antes presentaban claros, “metiendo carnets” allí donde había cemento.

    3. “Organizas” el Estadio. Podría ser políticamente correcto o mirar para otro lado, pero sería negar una realidad y realizar un ejercicio de demagogia, cosa que no me gusta aunque alguno que imagino leyendo estas líneas (ejem, ejem, vamos a dejarlo ahí) me pueda acusar puntualmente de ello. En Gol hay grupos de amigos que van juntos, que en las previas hacen botellonas donde se beben hasta el caldo del queso fresco y que se fuman a Bob Marley liado en una manta en la grada, lo cual no es el mejor ambiente para los menores. Que no digo que los padres no lo hagan, ojo, pero al menos no lo hacen cuando van con sus hijos al fútbol. Tampoco entro en cuestiones valorativas o moralistas, ni mucho menos, ni quiero extenderme porque los lectores de esta casa son buenos entendedores. Solo digo que, creo, para ciertas cosas, me parece bien el “sectorizar” el campo. Y con el pack familiar, lo haces.

    4. Al igual que piensas en el sevillismo de hoy y de futuro a medio plazo metiendo jóvenes en gol, lo haces en el de largo plazo posibilitando la inserción de los niños sevillistas menores de 14 años en el club como socios ya que, al bonificar sus abonos, “favoreces” a que se saquen el carnet. Siempre que tengan la suerte de tener padre palangana, claro. En la zona donde yo me pongo (Fondo) somos muchos padres con sus hijos, lo cual es una gran noticia para los que estimamos que el club debe pensar no solo en el presente sino en la generación de sevillistas que debe seguir engrandeciendo el club cuando le demos el relevo.

    Valga este post como reconocimiento a quien tuvo la idea ya que, aunque la subida económica de estos packs se está acrecentando de forma peligrosa, sigue siendo una solución válida para paliar en cierta medida la general cortedad de miras de este Consejo de cara al futuro. Ahora toca “mejorarlo”, no subiendo mucho sus precios y darle una pensada para intentar ayudar también a ese chavalín que no tiene la suerte de un padre sevillista. Posibilidad de ampliarlo de abuelos a nietos, tíos y sobrinos, etc son futuros retos para una idea como el pack familiar, tan maravillosa como susceptible de mejora.

    About