• Carta abierta

    by  • 11 Mayo, 2016 • La firma invitada, Miscelánea, Sevilla • 3 Comments

    POR @_MARTINLUCIA

    Señores Borbón y Tebas,

    a la vida no viene uno a ser simpático. A la vida viene uno a ser honesto, leal y justo. La simpatía no está de más, pero no debe prevalecer sobre las otras cualidades. Honesto con lo que uno piensa, leal con quien te acompaña fielmente y justo con lo que decides. ¿Que somos un equipo antipático? Correcto. Lo asumo hasta con naturalidad (ya son muchos años…). ¿Y? Un equipo, un club no tiene que ser simpático. Un club no es una ONG. Tiene que ser digno representante de su ámbito geográfico. Y en esto, ni una tacha, óiganme. Ni una tacha. No creo que nadie dude de nuestra españolidad, más que visible en nuestra indumentaria desde 2006 (pese a que no todos lo compartamos). Ni creo que nadie pueda afear nuestra conducta para con la LFP (torneítos como el de Marruecos lo evidencian, partidos a las 00:05, cierres propuestos, cierres ejecutados… Y ya paro). Así que, sin ser unos virtuosos de nada, no creo que se nos pueda acusar de otra cosa más que de no ser simpáticos. Muy bien. Lo asumimos. Es más, entendemos que seamos un equipo antipático para cualquier aficionado de España, incluso de fuera de España. De donde sea. Lo entendemos y lo aceptamos sin el más mínimo atisbo de rubor. Pero que esto parezca pesar en las decisiones de un cargo público (por mucho que le pese, Felipe de Borbón, usted es un funcionario, de sangre, que no de carrera, pero funcionario) y otro privado (este elegido, entre otros, por el propio Sevilla F. C.) es una cuestión que me enerva.

    Usted, llamado el primero de los españoles, usted es tan rey del equipo de su hija o del equipo de sus convecinos como del Sevilla F. C.. Es más, como del Calavera o de Los Mares. Usted se debe a los españoles, que somos quienes le mantienen. Tanto en el cargo como en el mes a mes. No lo olvide. Aunque no hagamos yoga con su mujer o no seamos el equipo de su pequeña.

    Y usted, Javier Tebas, usted es un asalariado. Usted es un cargo directivo, sí, pero dependiente de una serie de equipos que lo han puesto y mantienen. Así que no entiendo que trabaje contra los intereses de los mismos y, mucho menos, que se lo permitan. Bueno, lo primero si lo entiendo, porque de sus miserias sabemos cada día más. Por cierto, estas frases tan grandilocuentes como la de los reservas, más que ofender muestran esto último, sus miserias, que son muchas y muy evidentes, y sus complejos.

    Más allá de esto, permítanme que obvie sus trascendencias, porque para mí no representan ninguno de los valores que arriba anunciaba.

    Y no se preocupen, si esto ocurriera, por la defensa de mi, nuestro equipo. Que de esos ya nos encargamos los que lo amamos desde las entrañas.

    About

    3 Responses to Carta abierta

    1. Alcarreño
      11 Mayo, 2016 at 2:00 pm

      O sea, que hasta hace una semana al Borbón sólo le iba a pitar la mitad del Estadio en la final del Campeonato de España. Con esto, ¿deberá pitarle el Estadio entero?

    2. 11 Mayo, 2016 at 8:21 pm

      Yo no pintaría el himno, yo cantaría el himno de Andalucía… Ya q pa él sólo somos el Sur, pa nosotros es nuestra casa.

      • Alcarreño
        11 Mayo, 2016 at 8:41 pm

        Tiene razón. A los himnos no se les pita. Se pitaría al Sr. de Borbón.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *