• La Copa Perú

    by  • 30 noviembre, 2015 • Fútbol, Historias, Miscelánea • 2 Comments

    (Escuchando de fondo “La corbata colombiana“ de Siniestro Total)

    Entran en liza los primeros espadas en la Copa de Su Majestad El Rey, y como siempre, son múltiples los artículos de opinión sobre el formato que tenemos en España, las fechas de juego, si es competición devaluada y todas estas cuestiones recurrentes año tras año. En todo esto, cada uno tiene su opinión: que si debía ser a partido único, que si siempre en el campo del más débil, que si sorteo puro, que si como Inglaterra con sus replays… Lo evidente es que esta competición deficitaria en su formato actual está hecha para que los grandes lleguen al final (manda Dondinero) y que un cambio de cara al anquilosado torneo que tenemos no estaría de más. Yo llevo años manteniendo que lo suyo es partido único para que sea auténtica competición del KO, y que habría que articular alguna forma para que intentar experimentar sobre la posibilidad de imitar la Fase Final de la Copa del Rey de Baloncesto. Centralizar en una misma ciudad a los 8 supervivientes para que jugaran el fin de semana los cuartos, a mediados de semana las semis, y al domingo siguiente la final. En ciudades como Madrid, Sevilla o Barcelona se podría hacer sin problemas ya que hay más de un Estadio donde albergar torrentes de aficionados. Pero mi opinión subjetiva no es el objeto del post: el mismo es, como hacemos en otras ocasiones, presentar cuestiones curiosas y diferentes que suceden en otras partes del mundo y que demuestran inventiva para revitalizar el fútbol. En este caso, la Copa Perú, una competición fascinante en un formato democrático sin parangón en el mundo.

    peru,com

    Desde su creación en 1967, la Copa Perú ha sufrido multitud de cambios en sus normas siendo su última modificación la realizada para la actual 2015. Hasta el año pasado, los equipos se iban clasificando por Regiones, hasta dejar 16 supervivientes, comenzando ahí el verdadero “Torneo Nacional”. Sin embargo para este año el Torneo Nacional ha pasado de 16 a 50 equipos, favoreciendo así la esencia del torneo: la pluralidad. Si será dura la competición que se la conoce como “el torneo macho”.

    El formato es el siguiente: se juega en año natural, empezando en enero y terminando en diciembre. Todos los equipos que quieran se apuntan en enero, por lo que el número de partidos difiere de un año a otro, dependiendo los inscritos. Para favorecer el fútbol local y potenciar el futuro hay una serie de requisitos como exigir 6 futbolistas oriundos (algo parecido al Homeground Player) y un número de jugadores menores de 18 y 20 años dependiendo la fase. ¿Qué significa “todos los equipos que quieran se apuntan”? Exactamente eso con la única excepción de no jugar ni en primera división ni en segunda. Esto implica que se sabe que sólo uno la acaba, pero no cuántos la empiezan. Este año se inscribieron más de 30.000 equipos (sí, 30.000. No es un error. Es “el torneo macho”). La primera criba es entre febrero y mayo en los Distritos.

    Los clasificados pasan a las Provincias, en un torneo que dura hasta agosto, llegando los supervivientes a la Liga Departamental (Perú tiene 25 Departamentos). En octubre termina la fase departamental, clasificándose los finalistas de cada Departamento para el Torneo Nacional. Los 50 escogidos.

    En el Torneo Nacional cada equipo juega seis partidos, formándose una tabla donde se eliminan los que queden del vigesimoquinto para abajo. De los clasificados, los ocho que saquen más puntos, pasan a octavos de final de forma directa. Y del noveno al vigesimo cuarto, un repechaje para meterse en octavos. En este primer año de clasificación de los 50, el resultado ha sido este

    En el día que se publica este post, acaban de solventarse los cuartos de final donde hemos visto algún golazo. Los clasificados para semifinales son el Cristal Tumbes, Cantolao, Defensor la Bocana y Alfredo Salinas.

    Lo mejor es el premio al ganador. No es solo la Copa en sí, sino que el ganador asciende automáticamente a primera división. Y el subcampeón jugará a segunda.

    Un torneo tan democrático implica el surgimiento de una serie de anécdotas maravillosas. Por ejemplo, este año se metió en el Torneo Nacional un equipo llamado Deportivo Municipal de Callería, que se clasificó en el selvático Departamento de Ucayali con unas limitaciones económicas tan importantes que cuatro directivos son jugadores. También puede darse el caso de que, debido al devenir de la competición y a la particular orografía peruana, un muy humilde equipo de una localidad costera tenga que ir a jugar a la selva o incluso ir a Ananea, donde se encuentra el campo más alto del mundo. Este año no ha sido así, porque el equipo de Ananea no se ha clasificado en su Liga Departamental, pero para el Torneo Nacional sí se metieron dos equipos del Amazonas: el “Unidos por el Progreso” y el “Bagua Grande”. De los 50 equipos que jugaron el Torneo Nacional, el “Unidos por el Progreso” de la ciudad de Chapapoyas (sic) representa la esencia del torneo ya que es un club fundado en este mismo año 2015.

    El vigente campeón (de 2014) es el Sport Loreto que, diecisiete años después, ha conseguido que un equipo del Departamento de Pucallpa vuelva a la élite del fútbol peruano. De hecho, es un equipo curioso ya que en él se produjo en su máxima expresión la filosofía del “Fútbol Macho”: gracias a la Copa Perú está jugando en primera división aun cuando en sus 76 años de historia nunca había estado ni siquiera en segunda.

    En un torneo tan “rebuscado” y con un premio tan grande (ascenso a primera) también pasan cosas rarísimas y las sospechas de corrupción son máximas. Hace unas semanas, jugaban los Octavos de Final el Sport Boys de Tocache y el José Chiroque Cielo. En la ida quedaron 5-0, por lo que parecía un trámite el segundo partido. Pero hete aquí que el partido de vuelta ha terminado con 6-0, con 5 penaltis pitados a favor del José Chiroque . Las cosas que sólo pasan en la Copa Perú. 

    En España hablamos mucho de “el pozo de la Segunda B” del que tanto cuesta salir. Y este torneo permite al campeón ascender directamente a primera división de Perú donde muchos llegan para quedarse. O más aún, como fue el caso del Juan Aurich, campeón “macho” de 2007 y que desde entonces no sólo se mantiene en la máxima categoría del fútbol peruano sino que ¡ganó la Liga de 2011!. Es el actual subcampeón del Apertura y ha llegado a los Octavos de Final de la Copa Libertadores 2015.

    Un ejemplo nuestro para que lo entendamos. El Cádiz lleva varios años en segunda B, siendo su aspiración a medio plazo volver a primera; hagamos para ello el trasunto español del “torneo macho”. Primero tendría que eliminar a los equipos de su “Distrito”: el Borussia del Día del Domund que formen los amigos que paran en el Manteca, el Maccabi de Levantar que montaron los que van al Balandro, etc. Después, contra los que se clasifiquen de Jerez, Puerto Real, San Fernando, etc. A partir de ahí, otras eliminatorias contra los andaluces. Y de Andalucía, pues se meten cuatro o cinco que junto a los del resto de CCAA jugarían el Torneo Nacional. De esos 50, uno subiría a primera y otro a segunda.

    Sé que es imposible de ver en España. Pero no me negarán que el Torneo es una maravilla.

    Nota. Descubrí la Copa Perú gracias a las magníficas @revistauncanio y @dechalaca No dejen de seguir sus webs y twitter.

    About

    2 Responses to La Copa Perú

    1. 30 noviembre, 2015 at 7:14 pm

      Este torneo es maravilloso. Molaría hacerlo aquí y soñar con un CK Unité en Primera pero bueno, sabemos que es imposible.

      Respecto a la Copa en España a mí me gustaba el formato que hubo hasta no hace mucho. Dos eliminatorias a partido único en campo de equipos de Segunda B y desde octavos todo a doble partido. Había una criba curiosa en esas dos eliminatorias. El formato inglés de todo a partido único sólo lo tragaría si todos esos partidos son en campo neutral, con los problemas logísticos que conlleva. Si no, no me convence.

      Ahora, lo que me ha llamado la atención del post, y por eso me he parado a comentar, es el formato propuesto por su persona de nuevo torneo, porque eso mismo lo he comentado yo con más de uno, que se podría hacer una Copa de la Liga al final de la primera vuelta en ciudad con dos estadios (o dos cercanas con buenos estadios tipo Vigo-La Coruña o así) jugando sábado (2 cuartos)-domingo (2 cuartos)-martes (semi)-miércoles (semi)-sábado (final). Le daría emoción a la primera vuelta y daría partidos muy emocionantes. Si fueran a la Champions los dos primeros de la Liga, y los campeones de Copa y Copa de la Liga ya sería redondo.

      Lo malo es que para meter este nuevo torneo habría que reducir la Primera División en número de equipos (16 sería lo suyo) y, a ver quién comulga con eso. Aunque yo lo haría y pondría una Segunda División con cuatro grupos al estilo de la Segunda B actual, que es un auténtico pozo. Así por lo menos habría 60 equipos más que no estarían tan hundidos con lo que supone económicamente.

    2. Alvaro
      1 diciembre, 2015 at 7:07 am

      Sabía que te gustaría especialmente. Eso de poder decir que has jugado la Copa de tu país, es una pasada. Maravilloso el torneo macho.

      Me encanta las cuestiones que propones. Eso de la Fase Final de Copa, al menos, habría que probarlo para intentar revitalizar el torneo. Imagino que por seguridad y demás sería complicado pero, al menos, plantearlo. Digo yo, vamos.

      Saludos y gracias por el comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *