• To er mundo eh güeno

    by  • 28 mayo, 2015 • Competiciones UEFA, La firma invitada, Sevilla • 1 Comment

    (Suena de fondo Morena mía, de Miguel Bosé)

    POR J.FÉLIX MACHUCA

    Tifo abuelo Varsovia

    Te delata la cara. No lo puedes evitar. Esa cara lo dice todo. Chivatea tu estrado emocional. Lo llevas pintado en el rostro. Una sonrisa de hierbabuena. Unos ojos luminosos. Un semblante sereno tras una arrebatadora noche de pasión. Te sientes como aquella primera vez que lo hiciste hace ya muchos veranos. Muchísimos veranos. Y que en alguna esquina recóndita del disco duro de las emociones intensas se guardó para siempre aquella noche. La noche en que viste las estrellas sin mirar al cielo. La noche donde el deseo fue un surtidor expansivo en el parque del amor. La noche donde descubriste el país de las mil canciones en la urgencia del deseo voraz. La noche en la que sin decir nada las palabras imaginadas fueron las mejores. Y como aquella noche hoy no andas, sino flotas. No pisas la tierra, sino que eres capaz de andar como Venus por encima de las aguas. No discutes, te ensimisma en una noche de recuerdos rojos y copas de plata. Te has levantado de un sueño o el sueño todavía no te ha despertado a la realidad. Esa es la única confusión que tiene derecho a habitar en tu cabeza en un día tan claro como el de hoy: ¿estoy despierto o soñando? ¿Es tan dulce la gloria que hasta el café negro de esta mañana parecía un batido de fresas?

    Vas por la calle y miras otros rostros como el tuyo. Otras caras reflejando el mismo sentimiento. Risas idénticas. Ojos luminosos. Una bondad infinita en el alma que te lleva a pensar que to er mundo eh güeno. Que el mundo del cuervo y de la oscuridad se ha esfumado, se ha desactivado, se ha ido del aire porque en tu corazón solo hay sitio para la bondad y la emoción más cálida. Hasta el lagarto de la Catedral tiene hoy mejor cara. Coño, que parece que se ha encontrado a Bob Marley por la mañana y se han fumado el césped del estadio de Varsovia. La realidad es esa. Que estás en otra dimensión. Quizás en la sagrada dimensión de los que paladean las victorias. Y aman los triunfos más que a la vida. No tienes ninguna prisa. Quizás tan solo la de sentir lo que escriben los colegas en twitter o en facebook. Y nadar en ese mar de espumas blancas que mueven las olas suaves de la identidad colectiva. Mismos sentimientos, mismos argumentos, mismos sueños, mismas devociones. Todo es tan unánime que el único hecho diferenciador es el muslo o la pechuga. Porque en lo del pollo, el pollo que venimos formando desde hace diez años, en eso nadie con buena voluntad tiene un gramo de discrepancia.

    BUS EN PTA JEREZ

    Si miras el reloj con cierta frecuencia no es porque tengas que pagar la última multa de los alibabás que gerencian la Zona Azul. Ni tampoco porque la dueña te haya dicho que no se te vaya a olvidar hoy una camiseta para el niño. El niño tiene ya más camisetas que la calle Mateos Gago. Si miras con frecuencia el reloj es porque sabes que a las ocho llega tu autobús. El autobús que te conduce al barrio de tus mejores sueños, al barrio que entre todos, entre Pepe, Monchi y Unay, con miles y miles de bufandas rojas atadas a la muñeca de Nervión, nos lleva haciendo felices diez años. Diez benditos años donde el nombre de la ciudad no lo representa nadie mejor que nuestro equipo. El mismo que ayer se bebió otra Copa en Varsovia y que al sevillismo le ha puesto hoy la cara de amor de aquella lejana primera vez. Como canta Bosé dándole fondo al escenario de estos renglones: que baje Dios y lo vea y aunque no se lo crea, esto es gloria. Bien, bien. bien…

    @JFelixMachuca

    About

    One Response to To er mundo eh güeno

    1. Luisa
      28 mayo, 2015 at 1:48 pm

      Álvaro, Álvaro, Álvaro, que bién sabes a quién dejar escribir en tu casa para deleitarnos. Felicidades Campeones, Campeones, Campeones, Campeones!!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *