• Padre Nuestro que no estás en Sevilla

    by  • 10 febrero, 2015 • Literatura, Miscelánea • 2 Comments

    Vamos a retrotraernos por un instante a nuestra infancia futbolera. Esa que, alejada de Escuelas Deportivas y campos de césped artificial, te hacía el ser más feliz del mundo con una vieja pelota, unos amigos y dos porterías que podían ser desde banquitos a dos palos. Pachanguitas gloriosas de barrio donde se hacían equipos surgiendo en ocasiones una rivalidad deportiva importante. Esa que marcó tu infancia; en las pasadas Navidades volví a quedar con mis compañeros de EGB y el 70% del tiempo lo pasamos hablando de fútbol sevillano ochentero y callejero.

    Imagina que tú estás en uno de esos partiditos de barrio con los colegas y que en ese instante se pasa Kanouté. En vez de seguir andando, se para, mira, observa y, al día siguiente, se vuelve a pasar por el mismo sitio y a la misma hora porque sabe (sin preguntarlo) que allí estaremos otra vez. Al cuarto día que se pasa, aparece calzado con botas de fútbol y se te acerca: “hola. Me gusta cómo jugáis. ¿Podría echar un rato con vosotros?”

    Exactamente igual que esos niños me sentí yo el día que J.Félix Machuca, sin conocerme de nada más allá de alguna interacción tuitera, me escribió un mail diciendo que le gusta el blog y que querría publicar alguna vez. Imagínense la cara de este niño viendo como Kanouté le pide sumarse a su pachanguita. Esta era (y es) una bitácora abierta desde la humildad por un socio sevillista absolutamente independiente, sin más pretensión que intercambiar conocimientos y tratar cuestiones que suelen estar alejadas del mundanal ruido. Por tanto, que un periodista y escritor del nivel de Machuca vuelque aquí su corazoncito sevillista cada vez que su alma se lo solicita -por ejemplo para describir su felicidad o para darnos un tironcito de orejas por ser más duros de lo que debemos en ocasiones- es un auténtico honor para quien suscribe y mucho más de lo que podía esperar.


    Sevillista hasta el tuétano, apellido de pediatra y pluma de virtuoso, poco les puedo contar de Machuca que no conozcan si viven ustedes en nuestra bendita ciudad. No en balde hablamos de un articulista imprescindible en la historia de ABC de Sevilla, dicharachero entrevistador y ganador de múltiples premios. Periodista desde hace tres décadas y con 6 libros en el mercado, el inigualable swing intrínseco a la prosa machuquiana tiene prolongación con “Padre Nuestro que no estás en Sevilla” su última novela que será presentada por el Profesor Paco Robles en la muy sevillana fábrica de Cruzcampo el próximo 12 de febrero a las 20:30. En ella se mezclan la Sevilla renancentista con la barroca explicada desde el yugo de la Peste de mitad del siglo XVII y el influjo de los esclavos africanos. Y todo ello bajo un prisma cosmopolita, ya que salen ciudades tan queridas para Félix como La Habana o Nápoles bajo el manto del rigor que adornan todos sus escritos.

    La Sevilla literaria tiene cita ineludible esta semana. Y allí estaremos sus amigos para adquirir el libro y que nos lo dedique con el cariño y la sonrisa que le adornan. Porque…

    About

    2 Responses to Padre Nuestro que no estás en Sevilla

    1. Luisa
      10 febrero, 2015 at 10:14 am

      Allí estaremos, boli rojo en mano para la oportuna y palangana dedicatoria!!

    2. Félix
      10 febrero, 2015 at 7:59 pm

      Sin palabras. Estas cosas solo se hablan con el corazón. Muchas gracias Álvaro. Muchas gracias salmones…

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *