• Reflexionando sobre la deuda

    by  • 20 noviembre, 2014 • Economía, Sevilla • 4 Comments

    (Escuchando de fondo «Could you» de Mojo Project)

    El pasado lunes aparecía en “La Bombonera” de Sevilla FC TV Don José María Cruz, Director General de la entidad, para comentar diversas cuestiones relativas a su amplio ámbito de actuación dentro del club. Además de repasar temas que en esta casa se han tratado, como que el próximo reparto televisivo tendrá aroma de Calcio o el caso Antena 3, centró su disertación en tratar de explicar ese manido concepto tan complejo en su definición como es la deuda, para intentar aclarar una información difusa aparecida sobre si la del Sevilla superaba la centena millonaria.

    El malentendido en relación con el Sevilla FC vino porque se publicaron dos informaciones diferentes en una misma noticia, la deuda global de todos los clubes con la deuda con Hacienda. Si leías rápidamente el texto, daba la sensación de que la deuda del Sevilla FC con Hacienda era de 100 millones, y 100 millones ni siquiera supone la deuda total del club, sino la deuda pasiva del Sevilla FC, es decir su deuda más los fondos propios. De forma que el Sevilla FC tiene unos fondos propios de 30 millones, la deuda total con terceros era de 70 millones, de esos 70 aproximadamente, ocho, no 100, se le debe a la Hacienda Tributaria, cifra de hace 6 o 7 meses. Nuestra previsión es que a 30 de junio de 2015, la deuda del Sevilla con Hacienda sea de cero euros”.

    Son varias las ocasiones donde la deuda del Sevilla ha salido en el blog. El último de los post ex profeso dedicados al tema fue, como no puede ser de otra forma, uno de los que compuso la tetralogía de la última Junta de Accionistas. El tristeza post coitum que pueden ver aquí.

    La deuda histórica del Sevilla, desde su punto máximo hasta hoy, ha sido esta:

    2009/2010

    2010/2011

    2011/2012

    2012/2013

    2013/2014

    112

    101

    86

    70-80

    60-70

    El año pasado no se dijo de forma expresa, pero rondó los 80 millones. Estas cuentas las sabremos el mes que viene, pero el señor Cruz dejó entrever que serán unos 70, y bajando -de ahí que en las dos últimas filas ponga horquilla-. Que la cifra es asumible y que la entidad está saneada, no sólo lo dicen los números (cada vez se debe menos y la entidad no se resiente) sino la propia LFP que considera al Sevilla uno de los clubes ejemplares en este sentido. No hay que insistir sobre ello porque en las hemerotecas tienen sobre esto para aburrirse.

    Y tras el azúcar, los problemas. O, más que problemas, advertencias, para que siempre las tengamos presente. Son dos las cuestiones más complejas inherentes al modelo de gestión y la deuda del Sevilla:

    1) Incapacidad de cubrirla con ingresos ordinarios: si usted que me lee tiene una deuda mensual de 1.000 euros (hipoteca + la letra del coche) tendrá un problema o no dependiendo lo que gane. Si sus ingresos son de 1.500 euros, malo. Si son de 3.000 euros, la podrá asumir.

    El Sevilla FC SAD es un señor de los que gana 1.500 euros, pero que mensualmente tiene que hacer unos pagos de 2.000. ¿Y como sobrevive? Pues porque tiene una serie de pisos que, o construye, o compra baratitos. Y esos pisos, los arregla y los vende caros. Los últimos pisos construidos fueron uno en el Cerro del Águila y otro en San José del Valle, ambos adquiridos por unos señores de Liverpool muy simpáticos. Los comprados a precio de saldo y vendidos a precio de oro han sido en distintos lugares: los de este año en Croacia o Argentina.

    Por tanto, lo que ganas con el taco que coges, pagas lo que debes del día a día.

    No hace falta ser un lince para saber el “problema” de este modelo de gestión: mientras el Monchi Fútbol Club funcione, ancha es Castilla. Pero el año que hay más Stevanovics y Mosqueras de la cuenta pasa lo que pasó no hace mucho.

    2) La mayoría de la deuda es a corto: 3 de cada 4 euros que debe el Sevilla son exigibles a menos de un año. Esto es preocupante, en el sentido comentado anteriormente, es decir, que con los ingresos ordinarios y los activos susceptibles de liquidez inmediata, no lo cubrimos ni de lejos. Y la deuda (la mayor parte) hay que pagarla ya sí o sí. Este ratio es uno de los clásicos del blog,siendo el último de los análisis este

    Tal vez lo más llamativo fue la declaración referente a que está previsto que la deuda del Sevilla ascenderá a cero euros con Hacienda en verano 2015. Esa fantástica noticia deriva del fumus que desprendía este post : las cuentas que se presentarán próximamente serán auténticamente fantásticas derivado de los grandes traspasos realizados y de los espectaculares ingresos -14,7 millones ,absoluto record europeo- obtenido en la Europa League.

    Esperaremos a la Junta General de Accionistas (que, por cierto, increíblemente sigue sin fecha) para saber con más concreción la salud económica del club. Pero creo que no está de más seguir machaconamente incidiendo en el estado de la deuda como aspecto troncal de la entidad

    About

    4 Responses to Reflexionando sobre la deuda

    1. 20 noviembre, 2014 at 4:14 pm

      Llevaba tiempo queriendo enterarme de la cuantía de la deuda del club, pero poca transparencia había con este tema. Ayer al escuchar a Cruz, me sorprendí pero no por la cuantía (que más o menos la estimaba), si no por la previsión de que sea cero en Junio de 2015. Es un objetivo muy muy ambicioso y creo que además de ser asumible es una gran noticia para el club.

    2. Alvaro
      20 noviembre, 2014 at 10:02 pm

      Deuda cero, efectivamente, pero con Hacienda. Lo cual, por otro lado, encaja raro con lo del embargo preventivo que pesa (si mal no recuerdo) sobre la Ciudad Deportiva por parte de la Hacienda local. Ahora bien: si lo que dijo el señor Cruz es que la deuda cero es con la AEAT, me callo.

      Interesante la Junta de Accionistas que tendremos en vísperas navideñas y de la que hablaremos por aquí, como no

    3. Jaime
      21 noviembre, 2014 at 8:56 am

      Me parece que está muy bien explicada la realidad económia del Sevilla. Ahora bien, por ahondar un poquito más en a transparencia, ahora que se están exlicando las cosas, ¿cómo es posible que se haya generado esta deuda? en los últimos años a pesar de los traspiés, se ha vendido una auténtica millonada y a pesar de ello se genera esta losa, es decir, el modelo, a pesar de los aciertos genera deuda. Si seguimos una trayectoria parecida a la de los últimos 10 años y ojalá sea así porque ha sido milagrosa y dificilmente se volvera a repetir, significará en todo caso que la deuda habrá aumentado mucho más. En temporadas como esta se reducirá, pero a medio plazo no. Se necesitarán entonces descubrir fichajes aún mas rentables que hoy para sobrevivir. No es sostenible. ¿cómo hacen los demás clubs no controlados por un multimillonarios?

      • Antonio
        21 noviembre, 2014 at 11:49 am

        Estoy de acuerdo, no hace falta ser un genio de las finanzas para darse cuenta de que los números no cuadran. Pero creo que la respuesta está en que el Sevilla arrastraba una deuda no reconocida fruto de los fichajes no rentables como Mosquera, Kone, Chevantón, Konko, Zokora, Romaric o Acosta, que supusieron inversiones por encima de los ocho millones de euros solo en concepto de traspaso sin contar fichas y que nunca pudieron ser recuperadas. Ademas habría que sumar el chorreito de fichajes de menor inversión como Hinkel, De Mul, Kerzhakov, Guarente, Alexis, Del Moral, Babá o Rusescu que tampoco han aportado retorno. Los grandes ingresos por traspasos se interrumpieron durante varias temporadas y eso debió generar la deuda que se ha empezado a compensar con las ventas de los dos úlitmos años.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *