• Mi primer beso

    by  • 29 abril, 2014 • Competiciones UEFA, Historias, La firma invitada, Miscelánea, Sevilla • 4 Comments

    POR JAVIER VALLEJO

    (Escuchando de fondo “La vereda de la puerta de atrás”de Extremoduro)

    ¿Quién no recuerda su primer beso? Es una de esas situaciones que no se olvidan en la vida. ¡Cómo poder olvidarlo si tuviste la suerte de que fuera un beso sincero y correspondido!. Si además, con el paso del tiempo descubres que estabas realmente enamorado, es algo que sin remedio acudirá a tu memoria cada vez que vuelvas a encontrarlo. Y si por desgracia pasan años y años sin que se produzca ese mágico reencuentro, él acudirá fiel a la cita con tu mente en forma de nostalgia que te aprieta y alimenta tu deseo.

    Da igual la cultura en la que vivas, la religión que profeses o la raza a la que pertenezcas. Los matices no importan. Todos coincidimos, es un momento único. El primer beso nunca se olvida.

    Yo, como no podía ser de otra forma, nunca he podido olvidarlo. Viene a mi mente continuamente y, aunque he sido bastante afortunado en este sentido, el primero no he podido, ni querido, olvidarlo. Un sudor frío corría por mis manos; el vello se erizaba como niño que se levanta disparado de la cama el día de Reyes; el corazón, ese que hasta entonces solo había sido golpeado con continuos desengaños, galopaba en mi pecho con tal fuerza que parecía desbocarse; y los ojos se llenaban de lágrimas…lágrimas mezcla de alegría y emoción… lágrimas de recuerdos…lágrimas de eterna espera.

    Era tal la alegría que creo incluso se detuvo el tiempo y puedo recordar cada detalle sin omisión alguna. Y recuerdo que disfruté del momento. Vaya si lo disfruté. Saboreé cada segundo de su mágica esencia.

    Si ese beso te lo da el amor de tu vida puedes sentirte la persona más afortunada del mundo, pues no hay beso más sincero que el del amor verdadero. Sé que tú, que ahora lees estas líneas, me estás entendiendo. Y es que aquella noche todos fuimos afortunados porque ese beso nos lo dieron a todos. Toda una generación huérfana de besos fue correspondida, una generación que no permitió que esa maldita ausencia descuidara su pasión.

    Aquel jueves 27 de abril, jueves de feria para más gozo, una zurda, zocata hasta las trancas, nos empujó hacia sus labios y paladeamos el sabor de su boca. Ese beso que nunca olvidaremos reforzó nuestro amor, ya acostumbrado a dar sin recibir nada. O mejor dicho, recibiendo mucho, porque estoy convencido de que toda esa espera hizo que el momento fuera para nosotros más inolvidable si cabe. Qué bien saben las cosas cuando cuestan trabajo…

    !cid_6AA146D1-C082-4E37-8346-3D6ABC00173C

    Las lenguas más antiguas cuentan que ese no fue su primer beso, que hace mucho tiempo hubo otros que también robaron sus labios. No importa, me enorgullece saber que ya tenías experiencia, siempre presumí de eso.

    Pero seguro que tú, que tampoco olvidarás el primer beso, estás deseando repetir. A mí me pasa lo mismo. Nunca he descuidado la pasión con el amor de mi vida y ardo en deseos de que se repita. A mi mente volverán a acudir aromas de feria y farolillos y la mente divagará entre el pasado del primer beso y la realidad. Son días de bendito desconcierto. Te tiene loco saber que la posibilidad de nuevo se acerca, está ahí, tú también puedes olerla… ¿Y si nos volviéramos a encontrar?

    No tengo ni idea de cómo reaccionaré, pero una cosa sí es segura. El sudor regresará a mis manos; el vello volverá a ponerse de punta; de nuevo galopará desbocadamente mi corazón hasta saborear ese momento de infinita alegría; y retornarán las lágrimas… esas maravillosas lágrimas que solo mi amor es capaz de regalarme.

    Me has dado tanto que me sonroja seguir pidiéndote. Pero tú eres culpable. Culpable por cambiar el sentido de mi vida. Culpable por embrujarme para los restos con ese primer beso. Por mí y por aquellos que tanto tiempo lo esperaron y se fueron sin sentirlo.

    Bésame de nuevo, amor.

    @JaviVaSFC

    Dibujo cortesía de @AdiazPhoto y fotos extraídas de la web de la UEFA

    About

    4 Responses to Mi primer beso

    1. 29 abril, 2014 at 1:41 pm

      Bésame, bésame mucho… como si fuera la última vez…por ahora

    2. Alvaro
      29 abril, 2014 at 10:50 pm

      Impresionante estreno, Javi. Y gracias, una vez más, a Antonio Díaz por su amabilidad, diligencia y cariño.

      La queremos. La queremos horrores. La queremos seguir besando.

      #TurinNuestrodestino

    3. 29 abril, 2014 at 11:12 pm

      Gran estreno, Javi. Me ha tocado la fibra sensible el artículo!

    4. Alfonso Ramos
      23 octubre, 2014 at 9:06 am

      Ole los palanganas románticos.

      Está claro, lo nuestro con ella es un idilio, es amor correspondido, y Europa entera lo sabe.

      Deseoso de darme otro revorcón.
      Vamos Sevilla.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *