• Mayores de edad con 14 años

    by  • 7 abril, 2014 • Derecho, Fútbol, Miscelánea • 6 Comments

    (Escuchando de fondo “Baby love” de The Supremes)

    Está de actualidad la reciente sanción de la FIFA al FC Barcelona para no poder fichar durante dos periodos por la infracción continuada (se habla nada más y nada menos que 10 futbolistas de un total de 37 investigados) del artículo 19 del Reglamento FIFA que regula las transferencias internacionales de jugadores menores de edad. De igual forma, parece que a los equipos madrileños también los están revisando por este hecho. No incidiré sobre el particular porque en la red encuentran escritos sobre el tema para aburrirse.

    El espinoso tema de los contratos de menores ya ha sido tratado en el blog en diversas ocasiones por lo que no seré reiterativo. Aunque es imprescindible situar la cuestión y tener una visión global a efectos de tener todos los datos para discurrir sobre el tema a tratar en el post de hoy. Por si quieren refrescar:

    • Snatch, canteranos y diamantes: versaba sobre el caso de Olivier Bernard y su salida del OL para fichar por el Newcastle.

    • Baena: se analizó la situación puntual del hoy jugador del Rayo Vallecano y del peregrinaje jurídico resultante de su marcha del Barcelona.

    • Feliz cumpleaños, Valentín: trata el caso de Valentín Vada, jugador argentino en las filas del Girondins de Burdeos. Si se entiende bien su caso, se tienen todas las claves para comprender lo que le ha pasado al Barça con la FIFA. Y, sobre todo, la forma distinta de actuar de la Federación Francesa y la Española o Catalana.

    Desconozco si es casualidad o causalidad, pero ya la LFP estaba trabajando en un nuevo modelo contractual relativo a los menores de edad. En esta noticia del Diario Marca (me ha gustado lo de la baby cláusula) lo pueden ver. Me inclino a pensar que es causalidad, pero no por lo que pueden estar pensando. No lo es por el tema del Barcelona y el artículo 19 del Reglamento FIFA (transferencias internacionales de menores) sino las consecuencias indirectas del caso Baena. De hecho, lo pueden ver en el conclusivo párrafo del post publicado sobre Baena el 16 de febrero de 2013. Tampoco había que ser Einstein para inferir que el terremoto Baena traería réplica.

    En ese modelo que está trabajando la LFP se intenta rebajar en dos años la edad para tener capacidad de obrar a la hora de firmar contratos, de tal forma que, a partir de los 14 años (y no de los 16 como hasta ahora), un chaval podrá firmar un contrato con cláusula de rescisión que será plenamente operativo. Ahora mismo los jugadores pueden, a partir de 16 años, firmar contrato profesional, como en sede sevillista hemos comprobado con la reciente renovación de Gardel (copyrigt @michel_1113) que a sus 17 primaveras ha firmado ya con el primer equipo del Sevilla FC con una cláusula de rescisión modulada. Sin embargo, la propuesta es que sea a partir de los 14 con lo que eso puede conllevar, lo cual creo que se ve mejor con un ejemplo práctico: imaginemos que un crío de 15 años firma por la cantera del Real Madrid, pero que cuando cumple 18 no ve futuro en Chamartín por lo que pretende rescindir para irse al Getafe. No paga la cláusula de rescisión pactada, alegando que cuando tenía 15 años era menor de edad por lo que no era realmente consciente de lo que firmaba. Y, encima, te saca la Sentencia Baena. La consecuencia es que con la legislación actual, probablemente, el Madrid se la tenga que envainar desde el punto de vista jurídico.

    Ahora, con la nueva regulación que se pretende implantar, ese quinceañero no se podría ir con tanta alegría jurídica ya que la referencia de “mayoría de edad” para firmar se quiere rebajar a 14 años. Como suelo decir, en aras de evitar insultos a la inteligencia del lector no seré más explícito sobre qué clubes deben estar detrás de esta modificación normativa.

    ¿Y qué dice la AFE? Pues sólo hay que ver los tweets del señor Santiago Nebot, asesor jurídico de la AFE y que precisamente retuiteó el post publicado en esta casa sobre el tema Vada. Lógicamente esta medida va en contra de la libertad del futbolista por lo que AFE es contraria de forma radical. De hecho, en unas jornadas sobre derecho y deporte celebradas recientemente en Huelva, así lo manifestó de forma rotunda.

    Nebot

    Resumiendo. La “baby cláusula” según la cual se pretende modificar el RD 1006/85, incluiría plena vigencia para cláusulas de rescisión firmadas por críos de 14 años. ¿Puede llegar a buen puerto? En mi opinión, no. Por tres motivos:

    1. Porque aunque el fútbol tenga su régimen especial, choca frontalmente con el Estatuto de los Trabajadores. La mayoría de edad en España está en 18 años, pero a partir de 16 se puede firmar un contrato de trabajo en determinados casos. Por debajo de esa edad, no. Meter obligaciones laborales, civiles o mercantiles a chavales de 14 años resulta excesivo.

    2. Porque chocaría hipotéticamente con las normas de competencia a nivel europeo. Es decir: si está unificado y las normas son estrictas para que menores no desarrollen trabajos a edades tan tempranas, el que España cree una excepción podría distorsionar el mercado laboral europeo. Si el PSG, el Chelsea o el Oporto no pueden firmar contratos profesionales a jugadores de 15 años, la RFEF no puede permitir que el Valencia, Celta o Sevilla lo hagan. Y con la película a nivel europeo de competencia que tenemos entre manos, está España como para buscarse otro follón de forma gratuita.

    3. A ello súmale todo lo que se ha montado con lo del artículo 19 del Reglamento FIFA, el Barça y la Federación. Si a España le han leído la cartilla también por este tema no va, encima, a inventar normas que impliquen más desprotección al menor.

    Patata caliente en manos de la RFEF y para el Secretario de Estado para lo que queda de Deporte (copyrigth @rubenuria). Estimo que la sanción de FIFA al Barça debe ser la gota que colma el vaso para que esta peligrosa propuesta duerma el sueño de los justos. Pero no olviden que, a estos niveles,

    (obviamente frasesgo.com)

    About

    6 Responses to Mayores de edad con 14 años

    1. 7 abril, 2014 at 21:30

      No te quepa duda que la nueva normativa en la que está trabajando la RFEF es causalidad. Posiblemente sea por el caso Baena, como tu dices, pero el caso Barça habrá acelerado todo.

      A mi me parece una locura considerar “mayor de edad” a un chaval de 14 años. ¿Ésto no podría ser anticonstitucional? Lo digo por el tema de la firma de un contrato tan joven. Vale, veo que lo has comentado a continuación.

    2. 8 abril, 2014 at 09:12

      Ese proyecto de norma es una aberración y deja claro hasta qué punto esto es una mafia, un grupo de gente empeñada en ganar dinero a toda costa, pasando por encima de lo que sea, incluso dispuestos a condicionar la vida de niños.

      De todos modos, como bien dices, el fútbol no se pude saltar la jerarquía normativa del país. Ya pasó con el tema de los concursos de acreedores. Y ahora con esto. No se puede sacar una norma a la carta que choque con otra superior. Por mucho que esos dirigentes de los que no hablas para no insultar nuestra inteligencia crean estar por encima de la ley.

      Un abrazo.

    3. 8 abril, 2014 at 15:17

      Darle la capacidad de firmar a un chaval de 14 años que posiblemente, o sin el posiblemente, no venga de los estratos más cualificados de la sociedad, un contrato que puede implicarle consecuencias que es incapaz de vislumbrar sólo se le ocurriría a un demente.

      Si en el caso Baena son los padres los que no calcularon las consecuencias, ahora para que no vuelva a pasar suponemos que el niño es capaz de calcularlas y le damos potestad de firmar. Para cuando se den cuenta, ah se siente.

      En fin, me declaro incapaz de digerir estas cosas. Pero si en el cocktail van el Barsa, Cardenal y la Federación me temo lo peor. Y que nos saque de ésta Europa. Otra vez. Así nos va.

      Profunda tristeza la que me causa que esto siquiera haya sido, o sea, una posibilidad. Por no decir cosas peores.

      Saludos. Gran artículo.

      Carlos

    4. 8 abril, 2014 at 20:03

      Saludos.

      Pues yo lamento disentir.

      El tsunami de conservadurismo político, social y económico (a todos los niveles europeos) puede llegar a permitir estos dislates.

      Recordemos que el fútbol es una de las principales actividades económicas del viejo continente y por ello, objeto de “especial seguimiento” empresarial. Hemos visto a la UEFA desafiar gobiernos y ganar; hemos visto a la RFEF desafiar al gobierno y ganar… ¿qué les impide, siguiendo el modelo conservador de abolición masiva de derechos, legislar para que los niños vuelvan a “trabajar” (jugar).

      De hecho, en unas décadas hemos visto descender las edades para ejercer derechos a los 18 (antes 21) y poder trabajar bajo, consentimiento paterno, desde los 16.

      ¿De verdad pensáis que una fruslería como esa puede impedir que los poderosísimos clubes europeos dejen sueltos a los figuras del futuro?

      ¿No se ha venido haciendo, disfrazado con eufemismos, desde hace tiempo?

      Ya veremos como los cambios irán en ése sentido.

      Cuídate.

    5. Alejandro Cadenas
      8 abril, 2014 at 21:59

      Ni creo que lo mejor sea firmar contratos con 14 años (ojo que en todas las canteras, ya existen estos contratos firmados por los padres o tutores que disuaden en algo el “robo” de las pequeñas perlas), ni creo que se pueda seguir consintiendo la esquilmación de las canteras de los equipos menores, por unos cuantos equipos con grandes presupuestos que se pueden permitir el lujo de pagarle a un chaval de 14 años o menos, 6-10-15.000 euros al mes.

      Por tanto la comisión encargada por la UEFA (entre los que están Sevilla e Inter (en memoria el caso Luque), debe dictar esas normas que protegan las canteras.

      Muy buen Articulo, Alvarito.

      Alejandro Cadenas

    6. Alvaro
      8 abril, 2014 at 22:01

      Muchas gracias a todos por los comentarios.

      Visto lo escrito, y apostillado por los coments, yo lo tengo claro. Pero en el fondo voy a disentir incluso de mi mismo (levemente, eso sí) pero con argumentos distintos de los esgrimidos por el admirado Algarivo.

      Es cierto que, por principios, hacer que un crío de 15 años firme como cualquier adulto, es chocante. Pero no lo es menos que se confrontan dos cuestiones de compleja situación. Intentaré explicarme brevemente.

      Hay niños de 15 años que se sabe que serán élite sí o sí. Reyes o Capel debutaron en el primer equipo con edades de imberbe. Y, digo yo, que habrá que articular alguna forma para cubrir al club formador ¿no? Porque si el Sevilla no está vivo, y los representante de los chavales nos hacen la cucamona, los niños se podrían haberse marcado un Luque. Por tanto, ¿cómo confrontamos todo esto?

      Las cosas, a veces, no son tan sencillas como debieran parecer

    Deja un comentario