• La renovación de Rakitic

    by  • 30 enero, 2014 • Economía, Sevilla • 9 Comments

    (Escuchando de fondo “Maniobra Loco Iván” de Siniestro Total)

    Sin lugar a dudas el tema estrella en sede sevillista es la renovación de Ivan Rakitic, faro y guía del fútbol del Sevilla de Unai Emery. Desde que junto a Gary Medel llegara a nuestro club en el mercado invernal de la 10/11, se vio que era un pelotero de categoría. Y aunque su segundo año generara dudas, todas están disipadas tras el escándalo que semana tras semana realiza cada vez que se enfunda nuestra sagrada casaca. El crecimiento de este futbolista ha alcanzado niveles estratosféricos, hasta el punto que no hacemos uso de la exageración sevillana si afirmamos que ahora mismo se puede considerar uno de los mejores del mundo en su puesto. Afortunadamente, el frac que Don Renato Dirnei dejó colgado en el vestuario de Nervión no ha estado en la percha mucho tiempo.

    CAricatura

    El croata nacido en Suiza y de actuales raíces pinomontaneras, se quiere quedar. Ha dado con una ciudad que le gusta, con una hinchada que le adora y con un sitio donde desarrollar su arte de manera primorosa. No sólo por sus manifestaciones sino por sus actos se nota que es feliz aquí y quiere renovar. Pero como hemos dicho antes, su fútbol en la actualidad poco tiene que envidiar al de cualquier mediocentro del planeta pero su ficha está a años luz de Modric, Pastore o Fellaini, por decir algunos grandes mediocampistas de distintas ligas. Pero no sólo eso. Antes hemos hablado del otro mediocentro que lo acompañó en su llegada a Híspalis. Desconozco exactamente las cantidades, pero estoy seguro que Medel gana más en el Cardiff que Rakitic en el Sevilla.

    Todos queremos que renueve. Que se baje la cláusula o lo que sea, pero que renueve antes del Mundial. Pero muchas veces se olvida una circunstancia de obligado cumplimiento: el tope salarial, cuestión de la que hablamos hace justo un año al intentar sacar el elefante de la habitación. En el artículo enlazado acuñé la expresión “tope salarial indirecto” con la que me sigo quedando, ya que el gasto en plantilla no es fijo sino variable dependiendo una serie de parámetros. Esos indicadores, como ya se expresó, no son foto fija sino que depende de multitud de aspectos que fluctúan en cada año y que incluso es ampliable si se generan recursos imprevistos. En este sentido, la LFP “nos ahorra el trabajo” ya que el pasado septiembre publicó los márgenes en que se movían los equipos.

    El Sevilla se encuentra en el cuarto escalón junto al Valencia teniendo que estar su coste de plantilla entre 45 y 50 millones de euros. En este punto me van a permitir que me haga el loco sobre las cifras presentadas en la reciente Junta de Accionistas que cifraba el coste de plantilla de la 13-14 en 58,9 millones. Imagino que tendrá su explicación (por ejemplo, la cifra es ampliable si se consiguen ingresos extras), pero si nadie cuestionó este punto en la pasada Junta, no será este humilde bloguero quien lo haga.

    El caso es que anuncian diversas fuentes que Ivan Rakitic quiere 3,5 millones de euros limpios por temporada. Teniendo en cuenta que ya no hay Ley Beckham y que tras muchos casos (el más reciente y mediático el de Messi) los clubes no se andan con tonterías fiscales, hablamos de un coste de cerca de 7 millones para el Sevilla.

    Por tanto, y aunque por lo maleable de los márgenes sea sólo una mera referencia estimativa, hagan una simple regla de tres. ¿Debe el Sevilla pagarle a un jugador el (aproximadamente) 14 % de lo que puede destinar al total de la plantilla? Habrá gente que opine que Rakitic debe cobrar como 10 futbolistas juntos porque para eso es el mejor con una distancia sideral sobre el segundo y otros que estimen que provocar ese caldo de cultivo con una política salarial de Zidanes y Pavones es contraproducente en un vestuario. Porque esto es como la teoría caparrosiana de la manta según la cual si tiras mucho se te ven los pies: para que Rakitic cobre 7 kilos, hay que tener 7 medianías que cobren poco. ¿Compensa? Por todo ello, si debe o no ya entra en el campo del debate.

    Distinto y más importante es lo siguiente ¿Puede el Sevilla pagarle a un jugador el (aproximadamente) 14 % de lo que puede destinar al total de la plantilla? Aquí hay menos cancha para el debate a mi entender. Teniendo en cuenta que no tenemos margen de maniobra (ya que el gasto de fichas como hemos visto está más cerca de 60 que de 50), que tenemos el plantel lleno de fichas y jugadores cedidos y que, además, hemos fichado jugadores por una cantidad respetable (Gameiro, Bacca, Iborra, etc) que tienen fichas hermosas, la respuesta creo que sólo puede ser negativa. A ello súmale que a día de hoy la Champions deviene casi imposible lo que es una rémora venidera tanto en lo deportivo como en lo económico.

    Ayer escuchaba en Radio Sevilla que en la época de bonanza, el Sevilla pagaba a sus mejores elementos entre 2,2 y 2,8 millones de euros netos. Tomando la mitad como referencia, cojamos algunos ejemplos para ver qué gasto suponían contablemente a la entidad anualmente para comparar con los 7 que costaría Ivan. Obviamente las magnitudes expuestas son meras referencias porque se tira de redondeo, se obvian pluses y se mete a casi todos en un saco parecido

    • Extranjeros top. Lo simbolizo en Kanouté que costó unos siete millones y estuvo siete temporadas por lo que su fichaje se amortizaba a razón de millón anual. Si cobraba sobre 2,5 y los impuestos asumidos por el Sevilla eran del 24 % (estaba en Ley Beckham), contablemente Kanouté le salía al Sevilla por entre 4 y 4,5 millones anuales. Otros jugadores que estaban en el top salarial como Luis Fabiano (con el follón del Grupo Río) o Poulsen (por el que no se pagó traspaso, pero sí tenía prima de fichaje) sería una cosa parecida.

    • Nacionales top: por Navas o Palop no había traspaso que amortizar. Pero como no estaban en Ley Beckham y tributaban a tipo marginal nacional, la cosa debe andar por un “lo comido por lo servido”, es decir, esos 4,5 millones anuales de lo que hablábamos antes. Distinto es el caso de Negredo por el que sí se pagó una millonada y que, ciñéndome al gasto puro anual contable, imagino que encabezará el ranking de nuestra historia en este aspecto.

    Por tanto es cierto que por Rakitic no hay que pagar traspaso si se le renueva, pero no lo es menos que de ser ciertas las cifras que solicita el suizo-croata, el gasto anual por mantenerlo sería muy superior a cualquiera que hayamos tenido en nuestra historia por muy alto que haya sido el traspaso pagado en su día. Analizándolo de forma lógica ¿Este austero Sevilla, con pinta de descuento hiperbólico en su proceder, puede hacer eso? Se apunta desde distintos frentes lo de renovar bajando la cláusula para que el futbolista salga dejando un pastón como pasó en otras ocasiones. ¿Se va a arriesgar el Sevilla a razón de siete millones? ¿Puede? ¿Debe?

    Raki

    En cierto modo creo que en tema de la renovación de Rakitic el aficionado sevillista (entre los que me incluyo) estamos sometidos por el sesgo cognitivo conocido como “percepción selectiva” o, lo que es lo mismo, estamos sujetos a una serie de “distorsiones” de percepción que afectan a la realidad de los hechos. Las esperanzas e ilusiones afectan a la percepción global que hay que tener de la situación, por lo que ignoramos ciertas situaciones de difícil solución obcecados por la bonanza de las otras. El chaval es para comérselo, sus declaraciones son para ponerle un monumento, las carretas pueden tirar para donde quieran que las dos tetas tiran para la calle Talabarteros, su fútbol es de baile de salón y su implicación con la entidad es máxima lo cual a todos (desde el primer periodista al último aficionado) nos hace pensar que renovará y que, en el fondo, pida lo que pida es barato porque para caros en la sociedad ya tuvimos a los Koné, De Mul, Acosta o Alexis. Pero analizándolo desde el punto de vista frío, el chicle se puede estirar hasta donde se puede estirar, prisma éste que no podemos nunca perder de vista.

    Esperemos acontecimientos y, sobre todo, que los intangibles que aporta Sevilla y el Sevilla pesen más que la diferencia entre ser muy muy muy muy rico y ser muy muy muy rico.

    Caricatura y foto cortesía del gran @adiazphoto

    About

    9 Responses to La renovación de Rakitic

    1. Manolo Vazquez
      30 enero, 2014 at 4:19 pm

      Alvaro hay que mentalizarse que Rakitic se va a ir. Nuestro Sevilla no va pagarle ni 3, 5 ni 3 y yo diría que ni 2, 5 netos. Hay que asumir que es jugador para equipo que luche por ganar titulos, y que puede pagarle esos millones cosa que nosotros no podemos. Lo que hay que hacer es sacar buena tajada por él y desde ya buscat un recambio de garantía. Un abrazo.

    2. 30 enero, 2014 at 8:11 pm

      La renovación de Rakitic es un tema complicado. Yo mismo me debato entre las dos posturas y no se cual tiene más peso.

      Quiero que se le renueve por esos 7M porque es un jugador TOP (como gusta decir ahora y como tal hay que pagarle). Además, el dejarlo ir implica traer a otro jugador que de su mismo rendimiento y le cueste anualmente al club menos de lo que le costaría mantener a Rakitic.

      Pero también creo que pagarle tanto a Ivan además de ser una burrada destinar el 14% del presupuesto de fichas para un solo jugador, puede llegar a ser contraproducente a largo plazo porque genera un efecto comparativo (o de celos) en el resto de jugadores de la plantilla.

      Además, para complicar un poco más la cosa, a la hora de negociar la sartén por el mango la tiene el croata. Si hipotéticamente (Que tampoco me parece tanta hipótesis) le llega un PSG/Chelsea/Dortmund ofreciéndole más de lo que le pide al Sevilla ¿Qué podemos hacer ahí nosotros? No nos queda más opción que venderlo este mercado a un precio inferior a lo que se podría sacar por él o aguantarlo un año y dejarlo que se vaya libre.

      Difícil situación. Lo ideal sería poder seguir contando con Rakitic pero con las cantidades que se están escuchando, parece una quimera poder mantenerlo. Ojalá cuando se sienten las dos partes a negociar se puede llegar a un punto intermedio.

    3. 30 enero, 2014 at 8:49 pm

      Saludos.

      En efecto, es tremendamente complicado.

      Si miramos la Historia, veremos que 18 Equipos, permanentemente, han sido cantera de dos. En los últimos tiempos, de muchos en toda Europa.

      El poderío económico determina que se concentren las grandes estrellas en pocos clubes y el resto, eternamente, deba escarbar debajo de las piedras para extraer talentos que, como digo, luego se llevan otros.

      Y aún pagando fuertes cantidades, siempre que sale uno deja un hueco; el donante se debilita y el receptor se fortalece en un círculo viciado que no parece tener fin.

      No tenemos la capacidad económica para retener a los mejores.

      No podemos acusar a nadie de nada porque cualquiera de nosotros, cualquiera, aceptaría un trabajo mucho mejor remunerado.

      No podemos usar palabras tales que «mercenarios», porque habremos de pensar que son humanos y que en los pocos años de actividad deportiva que suelen tener, pretendan ganar 200 en vez de 100. Cualquiera lo firmaría en cualquier ámbito, repito.

      No me atrevo a aconsejar al Sevilla (si eso fuese posible), porque los presupuestos de los que no son los dos gigantes andan siempre al borde del abismo y hay que hilar muy fino.

      Enorme, Álvaro, como siempre.

      Cuídate.

    4. Alvaro
      30 enero, 2014 at 10:35 pm

      Después de vuestros tres comentarios tan complementarios y perfectamente argumentados, tengo aún más claro que no tengo claro nada.

      La sensación que palpo es que todos piensan (pensamos) que va a renovar. Que de una u otra forma, se va a quedar. Pero cuando uno profundiza un pelín (sólo un pelín) cae en la cuenta de las dificultades más que evidentes que hay.

      Por si acaso y por si sirve de algo, vamos a saborearlo y mimarlo estos meses. Aún más

      Gracias

    5. 30 enero, 2014 at 11:45 pm

      Articulazo como siempre. Totalmente de acuerdo en todo.

    6. 31 enero, 2014 at 9:19 am

      Yo como siempre soy el verso suelto.

      Si el tope salarial es ese 3,5 neto, 7 bruto, cosa que no tengo tan claro, el Sevilla puede y debe renovar a Ivan Rakitic.

      Eso sí, debe hacerse a la idea de que va a quedarse. Hacerlo con la idea de que bajando la clausula puede traspasarlo por un buen dinero cuando quiera es un error, por

    7. 31 enero, 2014 at 9:24 am

      (sigue del comentario anterior)

      porque aunque lo pongamos a la altura de los jugadores que pones, que tampoco lo tengo yo tan claro, 25 kilos y una ficha de 6 kilos netos sólo lo pueden pagar una docena de equipos en el mundo y la competencia en su puesto no es pequeña.

      Y una vez renovado, esperar que mantenga el rendimiento (no sería el primero que se viene abajo) o no se lesione, que si por un dedo lo perdimos un año, si se lesiona la rodilla lo vamos a esperar más que a Fazio.

      Como veo ambas cosas poco probables, creo que ese esfuerzo de renovarlo es obligado.

      A ver por donde respira ahora Ivan.

      Saludos

      Carlos

    8. 31 enero, 2014 at 10:56 am

      Yo voy a ser muy pragmático. O voy a intentarlo.

      Si queremos un equipo Champions, necesitamos jugadores Champions con sueldos Champions.

      Si de verdad el proyecto es a tres años y Rakitic termina contrato en año y medio, esta morterada de sueldo debe estar prevista. Si no es así, ¿de qué se va a estar negociando? Se le traspasa y punto como parte de ese proyecto a 3 años. Pero no, se negocia. Por tanto, lo que debe estar previsto en ese proyecto es el sueldo estratosférico del líder del mismo en el campo.

      Es cierto lo de los posibles celos en la plantilla, pero también lo es que yo hacía mucho MUCHO tiempo que no veía tantísima diferencia entre un jugador y todos TODOS los demás. De hecho, apenas soy capaz de recordar algún caso.

      Por tanto, ¿debe el Sevilla renovar a Rakitic? Me voy a lo primero. Si queremos Champions, necesitamos jugadores Champions. Aquí, o jugamos, o arriesgamos, o viviremos siempre en la medianía. Siempre seremos mediocres.

      Rakitic es un jugador buenísimo e implicadísimo. Y el líder que estos años atrás faltaba. Lo es todo, es un mirlo blanco. Sí, hay que renovarle. Yo lo haría sin ningún lugar a dudas. Y si algún jugador se pone celoso, que coja la puerta (como ha hecho Cala, aunque no tenga nada que ver con esto). Y si el equipo en los próximos años no logra objetivos deportivos, pues habrá que traspasarle porque él querrá irse y porque el Sevilla no podrá permitirse su sueldo. Pero ahora mismo, iniciando el proyecto…, nunca conseguiremos esos objetivos deportivos sin buenos futbolistas. Y Rakitic es el mejor. Tenemos que darnos la oportunidad de volver a ser grandes. Y para eso hay que arriesgar. Yo arriesgaría.

      He intentado ser pragmático. Yo lo renovaría, ya digo. Lo tengo clarísimo. El ahorro en el tema fichas debe vernir por otros lados, y todos sabemos a qué lados me refiero.

      Un saludo, Alvaro.

    9. 3 febrero, 2014 at 8:48 pm

      Yo personalmente creo que su renovación es simplemente un escudo al que aferrarse por si no se le vende. Que Rakitic se va a ir está claro, que si no se le renueva su valor en el mercado bajará en picado, también.

      Como el Rubio y gitano (Rey de Pino Montano) nos quiere mucho pues le habrá dicho a la directiva en ese acento sevillano tan pronunciado que tiene: «Illo, ustedes renovarme, me ponéis un sueldo de 7 millones brutos, me bajáis la cláusula a unos 20-25 kilitos y así el que venga con los bolsillos llenos de duros se lo tiene que rascar con vosotros… y conmigo que pa eso me tendrá que mejorar el sueldo y así todos contentos»

      Y así a unas malas que por lo que sea hagan que no venga ese tito con dinerito pues Ivan se queda en su casita cobrando como un crack, que eso es lo que es y el Sevilla con un jugadorazo.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *