• Tristeza post coitum, no me mires a la cara. La deuda.

    by  • 18 diciembre, 2013 • Derecho, Economía, Fútbol, Sevilla • 5 Comments

    (Escuchando de fondo “Cuanta puta y yo que viejo” de Siniestro Total)

    El momento del éxtasis de una Sociedad Anónima Deportiva se produce con la Junta General de Accionistas, donde se produce una orgía de intervenciones en la cual una amalgama de extraños compañeros de cama se dicen a la cara reproches de distinto tenor. Yo, todos los años la escucho, y todos los años me quedo con la misma sensación extraña, mezcla de desasosiego, amargura y tristeza. Cuando terminó la de anoche (sí. Aguanté como un campeón) me acordé del “post coitum tristitia” de los romanos, que se refiere al estado de melancolía y soledad en que queda sumido momentáneamente la persona después del acto. Digamos que algo así siento yo, por lo que a este post (y veremos si a alguno más de la suerte de artículos que pretendo destinar a la Junta), lo llamaré de esta forma.

    La movida Junta de Accionistas del Sevilla FC SAD recién celebrada da, no para redactar un artículo, sino para escribir una enciclopedia. Situaciones curiosas y surrealistas vividas, hora y media de retraso, cambio de normas en el mismo día para entorpecer al accionariado minoritario incluido y los principios de Peter y Dilbert (más Peter que Dilbert) que una vez más sevillistamente se pone de manifiesto. Historias para no dormir del más distinto pelaje que nos toca sufrir como peaje a ese engendro distorsionador de sentimientos llamado Sociedad Anónima Deportiva.

    (lafutbolteca.com)

    Pero este blog tiene una línea editorial y una temática relativamente definida por lo que intentaremos centrarnos en la misma, obviando en este punto a sátrapas y profesionales de la pamema. Por todo ello nos centraremos en intentar analizar diversos aspectos económicos que se nos presentaron en la misma a través de distintos artículos que iremos publicando. Empezaremos por la deuda.

    Aunque ya nos hemos referido en varias ocasiones a este concepto, no está de más insistir de forma pedagógica en qué es deuda y su importancia. El que una cantidad sea más o menos intrínsecamente escandalosa no es lo relevante. Las orejeras de burro y la visión limitada es un arcaísmo propio de demagogos. Por muy escandaloso que puede parecer lo que anualmente el Real Madrid le paga a Cristiano Ronaldo, la cifra debe ser analizada en su contexto. Todo es caro o barato dependiendo lo que te repercute y los ingresos que genera. Kanouté cobraba más que Acosta, pero el laucha fue infinitamente más caro para la institución que el malí.

    En consecuencia, el que la deuda sea de 10, de 200 ó de 1.000 no dice nada porque las cifras aisladamente son orientativas y poco más. Para conocer la magnitud del posible problema hay que saber otros muchos datos. Así, por ejemplo, qué cantidad es a corto plazo y cuál es a largo; quien es el acreedor; la posibilidad o fraccionar la deuda, etc. Y, sobre todo, la capacidad de generar ingresos que hay para pagar esa deuda. Siempre pongo el mismo ejemplo: la hipoteca que tenga Wayne Rooney puede ser 10 veces mayor que la mía pero mi deuda con el banco es mil veces más importante que la que pueda tener él. Corolario de todo lo anterior es que lo relevante no es la deuda sino la capacidad de endeudamiento

    ¿Es malo tener deuda? En el fondo dicha cuestión es una especie de brindis al sol ya que tener deuda es intrínseco a cualquier actividad. Y aunque como es obvio es mejor deber cuanto menos mejor, el tener deuda es prácticamente imprescindible para crecer. Hay que pedir para poder realizar inversiones con la que cualquier sociedad pueda crecer. Pero es que, incluso, hay cuestiones que pudieran parecer paradójicas como explicamos en Kondogbia y el apalancamiento financiero donde endeudarse es más rentable que no hacerlo.

    Con todo esto, vamos a analizar lo presentado.

    (anhipa.wordpress.com)

    ¿Alguien me puede decir por qué el señor Villanueva Ruiz Mateos, dentro de la multitud de datos que aportó, no dijo a cuánto asciende la deuda del Sevilla? No lo escuché por lo que busqué por todos lados y ni en twitter ni en los distintos medios estaba la cifra. Ni la web del club, en su información económica recoge el dato.

    En mi opinión, el señor Villanueva Ruiz Mateos tuvo el año pasado un toro muy difícil de lidiar y lo solventó de forma sobresaliente. Este año el toro era más sencillo y su actuación no ha pasado del notable por cosas como esta (y alguna más que analizaremos como las provisiones, el desglose de fichajes o el fondo de maniobra negativo). Un notable está bien, pero cuando uno viene de un sobresaliente hay que exigirle más. Uno de los datos que obvió es este de la deuda que, como he intentado analizar, paradójicamente es tan relativo como vital.

    El Sevilla, como entidad en crecimiento, subió sus niveles de endeudamiento hasta límites tremendos. De los 74 millones que se adeudaban en la 2006/07 se elevó progresivamente la cifra hasta el cénit alcanzado en la 09/10, con 112,3 (92 de ellos a corto plazo). A partir de ahí empezó la contención ya que en la 2010/11, la deuda se rebajó hasta los 101 millones.

    El año pasado los números fueron más acordes a la sociedad que tenemos. Se presentaron 86 millones de deuda (62 a corto y 24 a largo), con 31 millones que se adeudaban a los futbolistas.

    ¿Por qué ayer no se dijo la deuda actual del club? ¿Por qué, en las notas al presupuesto de la 13-14 tampoco se dijo ni una palabra de la deuda, ni las previsiones del club en este sentido? ¿Está entre las previsiones del club rebajar la deuda o intentaremos embarcarnos cuando empiece a fluir crédito? Las únicas notas que se dieron, y de pasada (en la réplica), era que la deuda a largo era de 20 millones y la de corto plazo mucho más. ¿Cuánto es mucho más? ¿30, 60, 80? Teniendo en cuenta diversas magnitudes de las que se ofrecieron (fondo de maniobra, ingresos…) calculo que la deuda a corto debe ser muy parecida a la del año pasado y rondar los 60 millones, por lo que la deuda total ascendería a unos 80. (millón arriba, millón abajo) Y si no se dijo la cantidad pues obviamente, se desconoce el desglose. No sabemos qué parte corresponde a Hacienda y Seguridad Social, cuanto se le debe a Doyen o qué parte son intereses. Lo único que sí quedo más o menos claro es la parte troncal de la deuda, esto es, la ficha de los futbolistas de los que quedaban pendientes 3 millones de la temporada anterior, y 27 en la que se cursa. Y que está controlada al ya haberse satisfecho la primera y ser la segunda pagadera en noviembre. No dudo que será así pero mentiría si no digo que me supo a poco los datos ofrecidos en este punto.

    El club invirtió cantidades faraónicas en medianías, como demuestran la infinidad de millones despilfarrados. Es evidente que no solo puedes, sino que tienes que fallar. Pero no lo es menos que si miras en contabilidad el costo de los Romaric, Koné, Alexis, Konko, Chevantón, etc. te tiemblan las piernas. Se pidió un dineral para pagar eso. El club se endeudó hasta las cejas. Hoy día, aquella herejía deportiva es impensable. Lo malo es que hemos aprendido a palos.

    ¿Hacia donde vamos? El pecado de una economía en crecimiento como era la del Sevilla fue caer en la tentación de pensar que ese crecimiento iba a ser casi infinito por lo que podrías pagar lo que fuera al precio que se te antojara porque “la burbuja de las vitrinas” te lo admitía. El crecimiento iba a seguir y ¿por qué no gastarte en Acosta 20 millones (entre traspaso y ficha)? Total. Si íbamos a generar ingresos de forma recurrente… Pero llegó la realidad en forma de crisis, no se iba a la Champions sí o sí y aquella ambición desmesurada pasó a mejor vida desde el punto de vista contable. Afortunadamente y así lo escribí en su día, el club creo que rectificó a tiempo. Y tengo la impresión tras la escucha anual del cuarto punto del día, que la entidad sigue la senda emprendida hace un par de ejercicios de pies en el suelo, consciencia de quien se es y deriva a seguir. Incluso sin el vehemente señor Del Nido en la presidencia, más aún. Bienvenida sea la pretendida austeridad y minoración de la deuda que se avecina. Aunque yo a esta hora no sepa a ciencia cierta cual es.

    About

    5 Responses to Tristeza post coitum, no me mires a la cara. La deuda.

    1. Eugenio el de los chistes
      18 diciembre, 2013 at 10:17

      Eres un artista grande. Pero grande. Crear arte con colores o barro es algo que lleva haciendo el hombre desde hace miles y miles de años; pero parir algo tan disfrutable e instructivo a partir de una materia prima tan árida y antipática no está al alcance de cualquiera. Ovación de pie y con el sombrero quitao de mí para usted.

      Dicho lo cual digo que los avíos del puchero que vimos anoche en la Junta General no apuntan a otra cosa para nuestro corto plazo que no sea puchero del que preparaba Del Nido. Continuismo puro, duro y sin disfraces es lo que nos han anunciado tanto las palabras como los caretos de los que anoche se sentaban donde los que mandan. Por tanto, extremadamente sorprendente sería que saltara alguna sorpresa durante el año que viviremos hasta la próxima Junta. Asuntos relativos al manejo de la deuda por parte de nuestros genios incluidos.

      Tú, que naciste y morirás -dentro de 750 años, mínimo- abonado al güenagentismo de granito, terminas tus letras con una bienvenida a la austeridad y la minoración de la deuda que se avecina. Yo, visto lo visto y oído lo oído anoche en la Junta, por mucho que este verano se haya trabajado mejor en las inversiones y en la gestión de nuestra deuda, no me fío de la mitad de la cuadrilla. Porque, como tú has expuesto perfectamente, lo del endeudamiento es un concepto tremendamente relativo, con un significado que depende de otros parámetros, como el plazo de la misma o los ingresos que tengas. Pero los nombres, apellidos, historial en la entidad y capacidades demostradas de los consejeros que dirigían anoche la Junta no tienen nada de relativizables. Muy al contrario, son tan absolutamente conocidos y previsibles como absolutistas lo son los tipos. Y poco sitio, repasando nuestros números del último lustro, me queda a mí ahí para ser optimista. Por mucho de que el verano pasado echaran el freno de mano justo antes de rodar barranco contable abajo.

      En cualquier caso, como casi casi casi siempre, ojalá que tus sensaciones y predicciones sean las que se hagan realidad.

      Un abrazo, artista.

    2. Alvaro
      18 diciembre, 2013 at 13:16

      Tú si que eres un artista. Vaya respuesta….¡Muchas gracias!

      El post intentaba centrarse sobre la deuda la cual, teniendo en cuenta las salvedades que pongo, creo que está bastante controlada. Cierto es que la que tenemos a corto plazo es muchísima, pero no lo es menos que la situación de tesorería dista de la plena de telarañas que existía no hace muchos meses. En este sentido, creo que vamos bien y los ratios de endeudamiento y sostenibilidad financiera (que se explicaron en http://www.salmonpalangana.com/2013/02/el-elefante-en-la-habitacion/ ) son los correctos

      En cuanto al resto de cuestiones, y como no podía ser de otra forma, coincido en algunas y en otras no. Hay gente del Consejo que me gusta y otra que me parecen tebeísticas. Por otro lado, poco en claro saqué, desde el momento que haber por donde sale lo de la Junta Extraordinaria y la definitiva entrada de Cruz en el organigrama.

      Saludos

    3. 18 diciembre, 2013 at 17:39

      La Junta General de ayer fue una pantomima, que ni decide la composición del consejo, ni elige al presidente, ni tiene datos para enjuiciar la evolución económica, ni tiene capacidad (desde que Del Nido, aprovechando el clamor de las palmas, cambió los Estatutos) para aprobar el presupuesto de la siguiente campaña.
      La Junta solo vale para que se les pueda decir en público a los consejeros lo que muchos sevillistas piensan.
      Gracias a Dios (o al Monstruo del Spaguetti Volador, o a la LOGSE), cada vez se escuchan menos batallitas del estilo “en un partido del Sevilla Atlético se puso por megafonía un himno que no es el nuestro”. Ayer se hicieron preguntas, claras y directas relacionadas con aspectos vitales de la entidad que no obtuvieron respuesta.
      Especialmente triste fue el no aclarar qué funciones tenían encomendadas la mitad de los consejeros (entre ellos, De Caldas) ni explicar si el coste de la plantilla había subido o bajado.

      El que nada teme, nada tiene que ocultar, así que yo me uno a los que piden transparencia y datos, especialmente, sobre las compras y las ventas.
      La directiva o secretaría técnica tiene todo el derecho a equivocarse en la compra de un jugador. Lo que hay vigilar (y auditar) es si el precio de los jugadores adquiridos se ajusta (o ajustaba) al valor de mercado de un futbolista de características similares.

    4. 18 diciembre, 2013 at 19:30

      Saludos.

      Gracias, de nuevo, por darnos éstas lecciones magistrales a los de letras.

      Sin embargo y a riesgo de ser pesado (que lo soy), conviene considerar (y reconsiderar) que el Sevilla F.C. es una Sociedad Anónima (Deportiva). Desgraciadamente.

      La Junta General de Accionistas es un requisito legal que en la práctica carece de valor representativo alguno. No digamos sobre su capacidad operativa, decisoria o de gobierno de la Entidad.

      Como todo gira en torno a la composición accionarial y los porcentajes que rigen ésa Sociedad, cualquier cosa que se diga o escuche allí es un brindis al sol. Con todos mis respetos.

      Hay intervenciones de grandísimo calado que, como hemos podido ver y escuchar, solo sirven para descargar las inquietudes de grupos, mayores o menores, de sevillistas pero que de ahí no pasan. Mueren con el cierre de sesión y para las hemerotecas.

      No hay manera de obligar a la Sociedad a modificar una coma en ningún sentido. Mandan las acciones y punto.

      De hecho, cada nueva Junta parece mayor el nivel de desagrado con que la realizan. Un trámite legal insalvable y acabemos cuanto antes, queridos.

      Lamentable.

      Gracias, Álvaro.

      Cuidaros.

    5. 18 diciembre, 2013 at 19:37

      “La Junta General de Accionistas es un requisito legal que en la práctica carece de valor representativo alguno”
      Cierto, pero si tenéis tiempo y ganas de indignaros leed aquí (http://www.een.edu/blog/junta-general-de-accionistas-organo-de-gobierno-de-una-empresa.html) lo que la ley estipula sobre las funciones de una Junta General de Accionistas y lo que pasó ayer.

    Deja un comentario