• Nuestra Santísima Trinidad. #MonumentoSFC

    by  • 4 junio, 2013 • Historias, Sevilla • 5 Comments

    (Escuchando de fondo “Rezaré” de Silvio)

    Una de las cosas que podré contar a mis nietos es que en su día me invitaron a escribir en La Palangana Mecánica, blog en su día de Carlos Romero, y donde las firmas invitadas eran habas contadas. En el mencionado blog, a día de hoy propiedad intelectual no ya de Carlos sino de @guardianesSFC (aunque propiedad sentimental de todos los que respiramos sevillismo) escribí un artículo pidiendo que en la puerta del Estadio se erigiera un monumento, a imagen y semejanza de lo que otros equipos han realizado con sus ídolos pero teniendo como modelo el que hay en Old Trafford con Charlton, Best y Law. Tal artículo, que reproduzco abajo, lo publiqué tras la marcha de Frédéric Oumar Kanouté.

    Alguien, faro sevillista histórico de quien suscribe, comentó que todavía no tocaba. Que cuando Navas se retire. Yo en cambio soy amante de los homenajes en vida (cuando digo en vida me refiero, exactamente, a actividad futbolística). Y ya que no puede ser en “vida sevillista” tras la reciente salida de los dos que quedaban, sí todavía se pudiera realizar en activo tras continuar los tres desplegando su magisterio en sitios tan dispares como Alemania, China o Inglaterra. Por tanto retomo la idea en esta semana tan triste para nuestros corazones con la marcha de Palop y Navas. Mejor homenaje imposible

    Como expresé en su día, más que a una referencia personal, el sevillismo debe reverenciar un estilo, una forma de jugar a esto indeleble para nuestras pupilas por muchos años que pasen. Un cercano pasado histórico que desarrolló unos sentimientos que están encerrados para siempre en nuestro alma, cerrados con candado y tirada la llave al río. Algo mágico, maravilloso, inigualable sobre lo que no fueron necesarias lenguas antiguas que nos contaran porque lo vimos y vivimos. Y dado que en aquel equipo se unieron el mejor portero de nuestra historia, el mejor jugador de nuestra historia y el mejor canterano de nuestra historia, estimo que nada mejor que un monumento a nuestra Santísima Trinidad que nos salude cada vez que llegamos a Nervión allí donde adorablemente borracho baila Silvio en el video que ilustra este post.

    (La obra que finaliza el post es una -otra- maravilla de @ADiazPhoto. Gracias eternas, amigo)

    Si estás de acuerdo, tardas 10 segundos en poner el hastag

    #MonumentoSFC

    Publicado en La Palangana Mecánica el 2 de octubre de 2012

    Si Denis Law hubiese tenido la más mínima idea de lo que el destino le tenía preparado, jamás hubiese aceptado la propuesta del City. Efectivamente, y tras toda la vida en el United, Law firmó a sus 33 años por el rival de la ciudad, parece ser que en agradecimiento al club que le había dado la posibilidad de debutar en la categoría profesional. Hay que recordar que un veinteañero Law deslumbró en su debut con el Manchester City y, tras un fugaz paso por el Torino italiano y dos traspasos millonarios, recaló en los Diablos Rojos donde jugó una decena de años.

    Aquella última jornada de la liga 73-74 el Manchester United recibía al City en Old Trafford. Los citizens no se jugaban nada y el United tenía muchas opciones de descender por primera vez en su historia, ya que no dependían de sí mismos sino que estaban a expensas de lo que hiciera el Birmingham. El partido transcurría por los cauces normales cuando, en la segunda parte del mismo, un futbolista celeste traza una diagonal por banda derecha, centra al corazón del área una pelota rasita y Law, con la parsimonia y tranquilidad del killer, pega un taconazo que entra mansito pegado al palo. Golazo que convierte al teatro de los sueños en el cementerio de las pesadillas. En ese momento el ariete escocés se queda petrificado, consciente de que su gol es la puntilla que manda al club de sus éxitos al infierno. Se vuelve andando, casi llorando a su campo (una de las imágenes míticas de la historia de la liga inglesa) y a los 5 minutos pide el cambio. Fue el último gol de la carrera de Denis Law. Sin embargo, y afortunadamente para su conciencia, en los vestuarios se enteró que el Birmingham había vencido su partido por lo que el taconazo aquel no tuvo trascendencia alguna en el descenso del United. Para su conciencia y para lo que vino después.

    Denis Law es una leyenda de aquellos Diablos Rojos sesenteros de Busby que renacieron tras la tragedia aérea de Munich 58, para hacer un equipo irrepetible con varias ligas y la consecución de la primera Copa de Europa para un equipo inglés. El equipo giraba en torno a su temible delantera, conocida como la “Santísima Trinidad” y formada por Law (balón de oro del 64), Charlton (balón de oro del 66) y Best (balón de oro del 68) y que sumaron 665 (¡665!) goles entre los tres. Hace unos años, y en honor a aquel equipo, el Manchester United decidió levantar un monumento que diera la bienvenida a todos los que llegan a Old Trafford. Estamos ante un club nacido en 1.902 (aunque el protomanchester es de 1.878) con 3 Copas de Europa, 19 ligas y multitud de trofeos de todo tipo. Sin embargo se consideró que la “Santísima Trinidad” debería ser la marca identitaria de la institución.

    El Sevilla FC ha tenido multitud de jugadores excelsos que por desgracia no hemos visto ninguno por lo que las lenguas antiguas y las vitrinas han sido las encargadas de mostrarnos su grandeza. Hablamos de los Kinké, Spencer, Brand, etc. Por otro lado, tenemos otro grupo que por ley de vida sólo cuenta con un reducido grupo de sevillistas que los vieron en el campo y que fueron mitos de Nervión.

    Me refiero a los Arza, Busto, Campanal, Ramoní, Pepillo y otros muchos.

    No sabemos qué hubiera pasado si Iturralde hubiera pitado cualquiera de los varios penaltis flagrantes de aquella tarde veraniega en Mallorca. Tal vez hubiéramos ganado nuestra segunda liga y el Sevilla de leyenda de los seis títulos que a los de nuestra generación nos tocó disfrutar, hubiera sido aún más mítico. A pesar de ello, pocos dudan de que el equipo que empieza a ganar títulos en Eindhoven y termina en el Camp Nou ha sido el más grande de nuestra historia, con un plantel que sólo la sapiencia que te da la distancia nos permitirá apreciar y valorar en su justa medida. Cuanto más tiempo va pasando, más grande lo veo todo e imagino que te pasa igual. Recuerdo un equipo construido que tenía su nervio y cerebro en el lateral derecho y que cuando se desgarraba la camisa desplegaba un fútbol imparable. Recuerdo un delantero fabuloso que en cuanto se enteró de qué iba esto nos enseñó lo maravilloso que es el oficio de nueve. No puedo olvidar a un tercer brasileño, especial debilidad de quien suscribe, que nos demostró que la orquesta se puede dirigir desde el mediocampo vestido con un frac. Estos y todos los demás merecen nuestro agradecimiento, cariño y reconocimiento eterno.

    Pero en el Olimpo no hay sitio para todo el mundo.

    Monumentos futboleros hay muchos. Unos dedicados a fundadores del club (ej. Kerins en el Celtic) pero la mayoría lo están a los ídolos en el campo (Kubala en Barcelona, Strelsov en el Torpedo de Moscú, Maradona en Boca, etc.). Sin embargo, como digo, mi favorito es el del Manchester United ya que reconoce a algunos de los más grandes pero, en el fondo, no es más que una sinécdoque futbolera que excede al individualismo y que nos traslada a un sentimiento que va mucho más allá. El renacimiento de un equipo construido desde una base. Una forma de entender el fútbol y la vida.

    Sevillanos de nacimiento y adopción. Sevillano, español y ciudadano del mundo. Defensa, asistencia y remate. Trabajo, humildad y solidaridad. Constancia, nervio y serenidad. Honor y gloria, no sólo en vida sino en activo de tres caballeros del mundo del fútbol que lideraron nuestras mayores alegrías. Tres Reyes tiene nuestro Escudo que preside desde el aire la calle Sevilla FC en forma de mosaico y tres Reyes del fútbol deben presidir desde el suelo la calle Sevilla FC en forma de monumento. Para que cada vez que vamos de nervioneo, nos saluden y reciban. Nuestra Santísima Trinidad.

    salmonpalangana

    About

    5 Responses to Nuestra Santísima Trinidad. #MonumentoSFC

    1. Cornelio
      4 junio, 2013 at 9:25 pm

      Artículo maravilloso, pero paciencia, hermano.

      Esperemos al final de la batalla.

    2. 4 junio, 2013 at 9:56 pm

      Los anglosajones sí que saben honrar la memoria de sus héroes; aquí somos de otra manera.

    3. Alvaro
      4 junio, 2013 at 11:32 pm

      #1 Muchas gracias, amigo Cornelio. No te quepa duda que esperaré pacientemente. No tengo prisa ninguna y la vida es la que nos va marcando los tiempos. Si alguna vez toca, estaremos ahí para verlo. Tú y yo. Y muchos más

      #2 En muchas ocasiones, querido Antonio, he sido muy crítico con el Consejo de Administración en los numerosos errores que han cometido (a mi parecer) en distintas parcelas del club. Pero creo que en el homenaje a sus héroes, en el compromiso de reconocimiento a sus leyendas y en su amor por la historia, me resulta muy difícil ponerles un pero y no darles un agradecimiento eterno

    4. 5 junio, 2013 at 11:37 am

      Me uno a la peticion y estoy totalmente de acuerdo con antonio,alli valoran la fidelidad y entrega a unos colores,ahora el SEVILLA tiene programado un amistoso en Agosto,para un jugador del Manchester que ahora no recuerdo,pero lo que mas me llamo la atencion,no fue que su club lo homenajeara por sus años de entrega a los colores,si no que a mas de dos meses de que se produzca el evento ya tienen vendidas el 70% de las entradas,cosa que aqui no pasaria ni de lejos y cuando llegara el momento de celebrar el homenaje seria una cosa entre amigos,lamentablemente,estamosa años luzde ellos en esos y otros muchos temas,por otro lado el club como dice Alvaro en su respuesta siempre a sabido valorar la profesionalidad de los que nos llevaron al Olimpo,todos salieron llorando de verdad no lagrimeando como los cocodrilos,si no con los sentimientos a flor de piel,por lo que en ese aspecto el club lo a hecho como debia y como se merecian,y me reitero ojala la propuesta que lanzas salga adelante,y ese monumento sirva solo para recordar solo a unos si no que se vean reflejados de alguna manera los que con su granito de arena contribuyeron a ello,,por cierto yo tambien tenia una debilidad con RENATO,que pelotero,.
      un saludo

    5. 6 junio, 2013 at 10:30 am

      Estaba totalmente de acuerdo con el artículo original, así que tengo que volver a estarlo con este. Con la salida de Navas y Palop se cierra la etapa más brillante de nuestra historia y se necesita un homenaje acorde a ella.

      Un homenaje que perdure con el tiempo para que, en su día, nos ayude a recordar a los que seremos las lenguas antiguas, lo que vivimos en estos últimos años para que esta leyenda siga viva durante mucho tiempo.

      Un saludo.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *