• El aleteo de las mariposas

    by  • 13 mayo, 2013 • Sin categoría • 8 Comments

    POR IGNACIO MORENO

    La necesidad de acercar la ciencia al ciudadano de a pie puede que sea el origen de una serie de aforismos y frases hechas que transmiten la idea sustancial de leyes mucho más complejas, llenas de fórmulas, ecuaciones diferenciales y demás artificios matemáticos. Pero a través de estos mantras, la ciencia puede ser comunicada a mucha más gente, convirtiendo el conocimiento adquirido por unos pocos en la cultura general de todos.


    Ya el otro día, el amigo Carlos Blanco desarrolló su artículo a partir del primer principio de la Termodinámica “la energía ni se crea ni se destruye…”. También es de cultura general saber cómo Newton descubrió la teoría de la gravedad por un manzanazo en la cabeza. Evidentemente, desde esas frases o chascarrillos científicos hasta la comprensión última de la teoría va un mundo, un universo quizás, pero como dije antes, puede que sea más importante la popularización de la ciencia que el rigor de la misma.

    De todos estos chascarrillos hubo uno sobre meteorología que siempre me llamó la atención: “el aleteo de una mariposa en el Índico puede ser el origen de un tornado en Oklahoma”. El que lo dijo debió quedarse tela de tranquilo y el que se lo creyó ni les cuento, porque de ser totalmente cierta la aseveración, no quiero ni imaginarme la que podría liar el profesor Bilardo con alergia primaveral en su Buenos Aires querido

    bichito1

    (foto cortesía de @adiazphoto)


    Sin ser docto en la materia, sí les puedo explicar que la meteorología es una ciencia basada en el uso de los métodos matemáticos para resolución de problemas y que para aumentar la probabilidad de acierto, cuántos más datos recopilemos para nuestros ordenadores, mayores serán las probabilidades de que éstos acierten con el pronóstico final. De hecho, la frase la pronunció un meteorólogo que obtenía resultados divergentes en sus predicciones con solo cambiar el número de decimales que introducía en las variables que había registrado en sus estaciones meteorológicas. Así, si pudiésemos medir todas las corrientes de aire del planeta, la predicción sobre su evolución sería casi perfecta.

    Pero no se crean que el aleteo de la mariposa puede influir en que llueva o no en el próximo partido en el Ramón Sánchez Pizjuán.Aceptar esto, es como aceptar que el pañuelo que mi cuñado sacó en la grada de gol sur en el partido en el que perdimos la imbatibilidad europea frente al AZ Alkmaar en la liguilla de Uefa 06/07, influyó en que fichásemos a Kerzhakov esas navidades.


    Los pañuelos del Pizjuán han sido mariposas del Índico durante mucho tiempo, quizás aún lo sigan siendo. Su aleteo, silencioso o acompañado de la pitada correspondiente, no han influido en absoluto en la zona noble. Porque tenemos zona noble y parece que conforme pasan las temporadas, esa zona se hace cada más impermeable a cualquier inclemencia que provenga del exterior. Al principio se entendía razonable que los metales que esta directiva nos traía, bien valían como parapeto ante los temporales de pitadas y pañoladas. Pero el brillo de los mismos ha ido decayendo. Ya no nos deslumbra nada más que el recuerdo de un pasado esplendoroso que nos hace más pesaroso este duro presente.


    El sevillismo siempre se ha caracterizado por su implicación para con su club. Nunca necesitó de ayudas externas, siempre encontró el aliento de los suyos para no dejarlo caer, jamás caminó solo, jamás dejó que nadie arrebatase una brizna de hierba de lo que es de todos. Porque esta SAD no nace del aire. Nace, como todas las que lo hicieron en el noventa y dos, usurpando una propiedad y, sobre todo, un sentimiento. Este mismo sentimiento que en la mayoría del sevillismo, ahora mismo, lo que produce es una gran preocupación por el devenir de la entidad, cuanto menos, y cuanto más, enorme desasosiego y angustia.


    Volviendo a las mariposas, en concreto a sus alas bellas y frágiles, les pido por favor a todos los lectores que tengan una acción del Sevilla FC SAD, que por favor la cojan, la vean de cerca, comprueben que también es bella y a la vez frágil y poderosa. Quizás el vuelo de una mariposa en el Parque de María Luisa no sea la causa de ningún huracán en el Caribe, por mucho chascarrillo físico que se pueda hacer con este llamado “efecto mariposa”, aunque la teoría del caos pueda decirnos lo contrario. De lo que si estoy convencido es que una acción, esa acción que el sevillista, su padre o su abuelo compraron por diez mil pesetas en el noventa y dos, agitada, en movimiento, reclamando sus derechos y pidiendo cuentas, puede ser el germen que rompa el clima anodino y sin posibilidad de cambio que pueda parecer que existe en el Consejo de Administración.

    Y si les digo que eso puede hacerlo algún sevillista que posea una sola acción, cuánto no ocurriría si son miles los que se reúnen. Todos con sus acciones, todas juntas, todas apoyando un mismo discurso, siendo todas partícipes de ese manifiesto reivindicativo de una propiedad en la que el pequeño accionista representa el porcentaje mayoritario.

    Las miles de acciones de esos accionistas minoritarios, que no compraron una parte de su club, que lo que hicieron fue darle el dinero cuando a éste le hizo falta, son esas mismas acciones que ahora necesitan que su descontento, su agitación, su inquietud se vea reflejada por una sola voz. Un solo discurso que amplifique todas las preguntas, que requiera datos, explicaciones, justificantes de tantas actuaciones que, lejos de ser razonables, nos parecen todo lo contrario.

    @ignaciomov

    About

    8 Responses to El aleteo de las mariposas

    1. 13 mayo, 2013 at 7:43 pm

      Sublime. Poco más se puede decir.

    2. Alvaro
      13 mayo, 2013 at 9:13 pm

      Muchas gracias a Ignacio por la colaboración.

      Sobre este tema ya expresé mi opinión incluso antes de que se constituyeran como asociación formal. Pienso que todo lo que sea supervisión o fiscalización, nunca está de más. El sevillismo tiene que estar vivo, y si hay sevillistas a los que ciertas cosas no le gustan o quieren revisarlas, la coletilla SAD no puede cercenarles sus inquietudes. O, al menos, no del todo.

      Como le leí el otro día a un buen amigo, el espíritu de cuando se derrocó a Carrión y Escobar fue el germen de todo. Hoy se echa mucho de menos aquel espíritu de unión en el sevillismo.

      El tiempo dictará razones. Suerte a los integrantes del grupo. La van a necesitar

    3. 13 mayo, 2013 at 9:28 pm

      Magnífico artículo. Enhorabuena y gracias al autor.

      Lo cierto es que en todos los aspectos de la vida, los pequeños detalles también suman e incluso, en numerosos casos son los que desencadenan logros mayores. En mi opinión, el sevillismo de base debe ser el que luche por su club e intente que las cosas mejoren, ya sea mediante esta plataforma o por otros cauces.

      Un saludo.

    4. 14 mayo, 2013 at 10:20 am

      Maravilloso, Ignacio. Maravilloso artículo de verdad.

      Huelga decir que que suscribo todo lo dicho relativo a las acciones, a su sindicación y al movimiento de La Voz del Sevillismo, pero es que me ha llegado, como persona «de ciencias» que soy, también todo lo relativo a acercar la ciencia.

      Enhorabuena. Un abrazo.

    5. Eugenio el de los chistes
      14 mayo, 2013 at 12:33 pm

      En los tiempos que vivimos,de difusión obligatoria entre el sevillismo. Que ardan esos twitters, facebooks y correos. Que este gran mensaje corra y humee como pólvora encendida. Y enhorabuena al autor.

    6. 15 mayo, 2013 at 11:09 am

      Me gusta el aire científico que parece tomar el blog
      http://literaturaconciencia.blogspot.com.es/2011/11/el-efecto-mariposa-billy-collins-y-la.html
      Saludos

    7. 15 mayo, 2013 at 11:52 pm

      Se acerca el esperado trincherazo del día 16 y es hora de agradecer tanto azúcar como los amigos me habéis deparado con este artículo.

      En primer lugar al bueno de Alvaro que nos permite esta ventana para dar rienda suelta a nuestros pensamiento. Un blog es el elemento idóneo para expresar inquietudes, sentimientos o dar información, si además tiene el rigor… ¡y el prestigio! del salmón, miel sobre hojuelas.

      La verdad es que creo que era necesario dar un impulso al movimiento de la Voz del Sevillismo, de hecho creo que teniendo en cuenta el amplísimo número de blogs y publicaciones en sevillista, poco respaldo está recibiendo públicamente. Sobretodo teniendo en cuenta que el descontento en el sevillismo es algo bastante evidente no son muchas las adhesiones que se posicionan con esta asociación de sevillistas de base.

      Yo que desgraciadamente no tengo acciones, solo puedo ayudar de este modo y por la acogida suscitada no solo tengo que darme por satisfecho, sino que debe servirme de acicate para seguir en la lucha por la mejora de nuestro querido Sevilla Fc

    8. 16 mayo, 2013 at 11:01 pm

      Muy buen artículo Ignacio.

      Se confunde aquél que hace sus predicciones en función de una patética curva de Gauss. La realidad es mucho más rica y heterogénea, que escapa a ecuaciones lineales, y un hecho esporádico, raro, aislado y ubicado en un extremo del eje de coordenadas da al traste con todas esas aburridas extrapolaciones. Un solo hecho aislado puede cambiar el curso de los acontecimientos, un cisne negro.

      Aquella patraña por la que se crearon las SADs lleva enseñando la patita tanto tiempo que el aficionado ya no tiene un pase, y una sola gota produce el desbordamiento del vaso de las conciencias y el hastío.

      Somos deudores de una responsabilidad heredada de sus fundadores y de los hijos de estos; el tercer anillo clama por haber consentido el desvirtuar de la esencia del sevillismo, pero además ¿Somos conscientes del legado que dejaremos? ¿Es lo que queremos para nuestros hijos?

      Juntos podemos.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *