• En defensa de Medel

    by  • 15 abril, 2013 • Fútbol, La firma invitada, Sevilla • 15 Comments

    POR J.FELIX MACHUCA

    (www.foxsportsla.com)

    La noche de autos, cuando la calabaza verde de La Palmera estuvo a punto de convertirse en un Ferrari, muchos sevillistas, frustrados por la conclusión de un resultado esquivo, culparon de la igualada (fue una igualada nunca una remontada como se ha dicho) a Gary Medel. Sobre el comanche cayeron todo tipo de evitables y desafortunados insultos, algunos de los cuales, en twitter, llegaron a manchar el nombre de su madre. Un exceso solo explicable desde la alta temperatura emocional del momento que, para algunos sevillistas, viendo la tendencia del resultado y la apisonadora del fútbol desplegado por los blancos, invitaba a soñar con la manita. Pero la manita se quedó en muñón. Y la culpa de la igualada la volcaron enterita sobre Gary Medel.

    Gary Medel es un volcánico futbolista que juega como la vida le enseñó a defenderse en la calle. Nacido en un barrio marginal chileno, donde el respeto te lo ganas pegando más fuerte que el otro, creció convencido que la vida te trataría bien si bien te defendías de sus agresiones. Es posible que en su barrio de nacimiento existieran más navajas que juguetes y que muy pocos niños de su edad pudieran conmoverse con el cuento del Patito feo. Por el contrario, en aquellas calles, crecieron a golpes de dura realidad, sabiendo que o te respetan o te comen. Sobre la base de ese carácter callejero se cimentó una realidad que hizo al deportista. Hoy Medel es aquel chico que se ganó el respeto de sus gentes gracias a que manejó como nadie la ley del talión. Si Cañas fue a provocarlo, que lo fue y así, presumo, fue dictada la estrategia en el vestuario para ganar un partido que solo en inferioridad podrían soñar con igualarlo; digo que si Cañas fue a provocarlo, Medel nos tiene acostumbrado a que jamás le hace ascos al trapo. Entra como cuchillo al rojo en mantequilla. Y así lleva esta temporada un par de ellas. ¿Recordamos la de Cesc? El futbol español sabe como dejar en inferioridad al Sevilla. Una es provocando al comanche; la otra sufriendo decisiones arbitrales muy arbitrarias. Otras se equivocan los nuestros, claro está.

    Medel es así. Pero es así para eso y para derrochar la casta que no le sobra al equipo. Corre como cuatro keniatas en un diez mil olímpico. Y hace la raya imponiendo su ferocidad futbolística exigiendo el mismo respeto que pedía en su barrio de Chile para que no se lo comiera la calle. Paradójicamente su virtud es su pecado y su pecado su mayor virtud. ¿Es manejable un carácter tan huracanado como el de Medel? No soy psicólogo. Pero el Sevilla los tiene y ellos sabrán si esas conductas impulsivas se pueden reconducir o, al menos, atemperar. Es cierto que por su equivocación en el primer gol bético y por su expulsión, el equipo sufrió lo indecible. Y tampoco es mentira que ya lleva muchas expulsiones en esta temporada. Pero reconociendo todo esto también hay que reconocerle la casta, la sinceridad, la verdad de su entrega. Algo que, al menos a mí, me impide, moralmente, cargar contra él y menos contra su familia. Es de los nuestros, amigos. Un comanche que da la vida por su gente. Aunque su carácter en el campo es manifiestamente mejorable para todos.

    @JFelixMachuca

    About

    15 Responses to En defensa de Medel

    1. Alvaro
      15 abril, 2013 at 4:04 pm

      Antes que nada, una vez más agradecer a una pluma de la categoría de Félix Machuca su desinteresada aportación al blog. Una vez más

      Sobre el derby se han hecho análisis de todo tipo: futbolísticos, tácticos, arbitrales…En este momento, me gustaría que el debate que se suscitara, se centre en Gary Medel porque de ello es de lo que escribe el articulista. Dicho lo cual, es evidente que no se puede soslayar el resto de cuestiones del partido (o de la temporada) por lo que como siempre son bienvenidas las aportaciones que se hagan por todos de todo lo que se estime conveniente, dentro del clima habitual que se respira en el blog.

      Para ser futbolista top total debes tener un compendio de buenas notas en todos los aspectos que rodean al futbolista. Y sólo los genios muy muy genios llegan a nivel estrella aun cuando saquen un muy deficiente en aspectos teóricamente quintaesenciales para la carrera de un futbolista. Hablo de George Best, Maradona, Romario, Garrincha y poco más. Gente que en ciertas cosas son un 0 ó un 1 pero que, como en otras cosas son un 14 (cuando el máximo es el 10) llegan a cracks del fútbol.

      Por otro lado, hay gente que es buena pero que llega a crack precisamente por lo contrario. Por el intangible de la inteligencia. No sé. El Guardiola futbolista, o más recientemente Raúl, Ballack o Lampard son jugadores que podían incardinarse en este grupillo.

      Y después hay gente que no podrá llegar a lo que debieran ser porque sus defectos son tan brutales que empañan sus virtudes. Gente como Mágico González, el trinche Carlovich (que da nombre a una sección del blog porque allí veremos -ejemplo mañana- peloteros así), Pinedita, etc. Creo que, evidentemente a otro estilo, Gary Medel es uno de ellos. Futbolista peleón, luchador, de entrega infinita, que sabe jugar, tiene gol pero, ¡ay amigo! se le cruza el cable a la mínima y te deja con 10. Los «atenuantes» (muy entrecomillado esto) los explica Félix. Por eso se quedará en un Sevilla de la vida. Su fútbol no irá más allá cuando debiera ir más allá. Una de tantas penas.

      A ello súmale que le han cogido la matrícula de una forma descarada. Por entrenadores contrarios y por árbitros. Creo que, por el bien del chaval, su salida del fútbol español no debiera tardar mucho en producirse.

      Dicho lo anterior y como un radical absolutamente contrario a la violencia, ya sea verbal o física, suscribo todas y cada una de las palabras expresadas en el artículo. Por mucho que el fútbol pueda sacar lo peor de cada uno de nosotros (a mi había que verme el viernes a las 23:55) , nunca bajo ningún concepto se puede superar la delgada línea. Y menos cuando la delgada línea es roja (y blanca). Que para eso el de colorado es de los míos

    2. 15 abril, 2013 at 5:45 pm

      Yo digo que menos mal que tenemos a Medel… menos mal. Si no el equipo no tendría carácter ninguno.

    3. Felix
      15 abril, 2013 at 6:20 pm

      A modo de post data: ¿Estáis seguro que si Mwedel se marchara a un grande sería tan castigado como ahora en el Sevilla? ¿No os suena lo brutal que era Javi Navarro y, en cambio, lo bizarro y contundente que es Pepe en la defensa del Real Madrid? Lo dejo como un apunte más a condiderar. Gracias por vuestra atención.

    4. Carlos
      16 abril, 2013 at 7:33 am

      Respondiendo a esa última nota de la protección a los grandes. El marrullero por excelencia de la liga es Diego Costa.

      Sólo hay que mirar las estadísticas de Diego Costa. Entre 1ª y 2ª ha jugado en el Celta, Rayo, Valladolid, Albacete y At.Madrid. En todos los equipos fue expulsado (3 veces en un año incluso con el Celta) menos en el At.Madrid. Y eso de que de los 100 partidos que lleva en 1ª división, la mitad de ellos ha sido con el At.Madrid. 7 veces han expulsado a Medel en 2 años y a Diego Costa en el At.Madrid ninguna.

      Felicidades por el artículo

    5. hwuan
      16 abril, 2013 at 8:56 am

      En total desacuerdo con tus últimas frases.

      Médel no es de los nuestros, circunstancialmente defiende nuestros colores, los nuestros, y hay que reconocerle que en este mundillo de mercenarios llamado fútbol no es de los que se esconde y al menos se gana la nómina. Así como tampoco da la vida por su gente, como bien apuntas al principio es un auténtico pandillero sin pandilla y él solo lucha individualmente, si diese la vida por su gente no nos habría dejado en inferioridad en tantísimas ocasiones.

      Para Médel el fútbol es él contra 11 rivales, jamás mira el colectivo.

      • Miguel Ángel
        16 abril, 2013 at 10:22 am

        Que equivocado estas. ¿No es de los nuestros? Todo el que defiende nuestros colores es de los nuestros ya sea albañil, barrendero, ingeniero o médico……….. o por venir de una gente humilde de un barrio humilde y marginal ya no es de los nuestros. En el Sevilla F.C. no se distingue ni la clase social, raza o religión. Yo a Dios gracias y a mucha honra soy un asalariado por cuent ajena.
        15 Medel más en nuestra plantilla.

        • hwuan
          16 abril, 2013 at 10:38 am

          Que manera de mezclar churras con merinas. Si no entiendes lo que he escrito me pides una explicación pero no interpretes mis palabras como a ti te dé la gana.

          ¿Donde hablo yo de clases sociales, de raza o de religión? Tan solo digo que Médel hoy es del SFC, mañana no se sabe. Nosotros hoy somos del SFC, y mañana, y pasado, y dentro de 100 años. Cuando Medel fiche por otro equipo ya me dirás tú si es de los nuestros o del que le esté pagando.

    6. Adrián
      16 abril, 2013 at 9:02 am

      Aún compartiendo muchas de las cosas que se dicen tanto en el artículo como en los comentarios, hay algo que creo no debe pasarse por alto y que a mí particularmente no me cuadra en las supuestas pérdidas de control del chileno. Resulta cuanto menos curioso, que siempre se produzcan en partidos sobre los que está puesto el foco mediático. Se le cruzó el cable ante el Barcelona, en la vuelta de semifinales ante Atlético de Madrid y en dos derbis ¿Ante el Valladolid sí se puede controlar?

      Lo que me chirría no está tanto en el hecho en sí, donde puedo entender que se deba a un exceso de excitación propio de una gran cita, sino en la reacción posterior. En mi opinión hay una mezcla de carácter indomable y populismo barato en el chileno.

      Cuando lo veo reaccionar tras una expulsión «importante» no puedo evitar acordarme de ese típico personaje que grita que no le agarren en una pelea mientras no avanza un solo metro hacia su adversario.

      Lleva años en la élite. Cobra como futbolista de élite. Si no sabe comportarse como tal, debe salir. Y que por el bien del SFC que sea más pronto que tarde (la modificación de su conducta o su salida).

      Un saludo.

    7. Miguel Ángel
      16 abril, 2013 at 10:30 am

      Estoy de acuerdo en las salidas de tono de Medel, pero tambien es verdad y se debe de reconocer que siempre ha sido provocado. Y ¿qué castigo recibió el provocador?. Sin embargo cuando Diego Costa, Pepe, Sergio Ramos, Marcelo, Mascherano, etc. etc. hacen alguna siempre existe una explicación en su defensa. Cesc provocó a Medel y este no sabe controlarse y yo me preguntó ¿qué es lo que le pasó a Cesc con Kanouté que también respondió a sus provocaciones y creo que el grandioso Freddi no tiene nada que ver con Medel.
      Por favor no busquéis y hurguéis más en la herida de Medel y mirad hacia el colectivo arbitral: Iturralde, gracias a Dios ya fuera de órbita, Pérz Güasa, Mateu la Hoz, Becerro Grande, etc. ………………. ese es nuestro mayor problema.

    8. 16 abril, 2013 at 11:36 am

      Yo pensaba hablar de Medel pasada su sanción. Y visto el comportamiento del equipo sin él.

      El sabado, ya más en frío, preguntaba yo como era posible que el equipo, aún con 10, se cayese de esa forma hasta dejarse acosar, que no dominar, por el Betis.

      Hay muchísimas razones que se juntaron, pero entre ellas que Gary Medel, el autentico sostén del centro del campo del Sevilla, no estaba. No porque fuese expulsado, porque posiblemente si hubiese sido otro, otro gallo nos hubiese cantado.

      La temporada de Medel es para analizarla en frío. Tiempo habrá.

    9. eligio
      16 abril, 2013 at 1:30 pm

      eres un fenomeno,pedazo de comentario sobre medel, pero esto hay que cortarlo como sea,no nos puede dejar medel mas veces con 10,o aprende o yo lo vendia y con ese dinero me quedaba con los de arriba,es decir con reyes,navas,negredo y rakitic a poder ser,que para mi es lo mejor que tiene el sevilla junto con los laterales y porteria

    10. 16 abril, 2013 at 3:42 pm

      En mi opinión Medel desde que llegó está siendo importantísimo en el equipo, a pesar de que no siempre se aprecia su labor en el campo. Y es que el chileno aporta un nivel de intensidad de la que adolece la mayoría del equipo.

      El problema es que esa misma intensidad le lleva a cometer estupideces y nos ha costado puntos. Y hablo de estupideces porque la mayoría de expulsiones que recibe son por pamplinas, ni le pegó a Cesc y poca cosa le hace a Cañas, si al menos le hubiera dado una guantá con la mano abierta… (que todos sabemos que una guantá con la mano abierta no pasa nada: http://www.dailymotion.com/video/xvufrl_guanta-con-la-mano-abierta_webcam#.UW1h4LXulfY)

      Pero en definitiva, y pensándolo fríamente, Medel nos ha dado más de lo que nos ha quitado. Por tanto, no me importaría que siguiera aunque sí debería recibir alguna sanción económica por parte del club para intentar que no lo vuelva a repetir.

      Un saludo.

    11. PacoG
      16 abril, 2013 at 5:13 pm

      Creo que si el partido hubiera sido contra otro equipo que no fuera el eterno inferior, si que hubiera habido críticas pero no serían tan feroces.
      No creo que se trate de cuestionar su entrega, su casta y su coraje, que las tiene, se trata de valorar si actuaciones como las del último derbi benefician al equipo o no.
      Da igual que le saquen más tarjetas que a los que mencionáis un poco más arriba.
      Eso no tiene nada que ver con la realidad.Tiene que ver con el escudo que lleves en el pecho.
      Posiblemente el equipo haya perdido los mismos puntos con fallos de otros jugadores, sin dar nombres, que con las apariciones de Medel.
      Lo que es evidente es que o cambia su actitud o malo, los de negro ya le han cogido la matrícula y eso no beneficia al Sevilla FC.

    12. 16 abril, 2013 at 6:53 pm

      Tenía en mente un post sobre los tópicos (falsos) del fútbol. Uno de ellos es el que trata a la garra, o el coraje o los huevos (o el carácter) como una característica mutable de un futbolista. No estoy de acuerdo. Es tan mutable como la técnica. El futbolista con carácter se nace, no se hace. Igual que no se hace la técnica. La técnica se puede entrenar, se puede depurar, pero nadie va a conseguir la habilidad de Messi entrenando. El físico funciona igual. Yo puedo hacer pesas, series de velocidad, cambiar mi alimentación, pero no llegaré a correr 100 metros en menos de 10 segundos. No sé por qué entonces la gente cree que un jugador de fútbol mediante entrenamiento, o con charlas o con psicólogos o con dinero va a pasar de tener una mentalidad tipo Benzema a una mentalidad tipo Simeone. Es un camelo. Es mentira. Si mediante alguna cosa que pueda pagar el dinero se pudiera transformar la mentalidad de Benzema a una tipo Higuaín, lo harían. Pero no se puede. Igual que no se puede darle a Higuaín la clase de Benzema.
      Medel tiene las características técnicas, físicas, tácticas y mentales que tiene; y en mi opinión, en su conjunto se trata de un futbolista de élite.
      Todas estas historias me recuerdan a la caña que le daban algunos a Luis Fabiano por su actitud. Ni Luis Fabiano ni Medel se pueden transformar en una persona que no son. Pero en su conjunto, son jugadores de élite y ambos poseen muchas características que no son frecuentes ver juntas en un mismo jugador.

      Además coincido totalmente con Rinat Rafaé en que en este Sevilla con tantos jugadores con poca sangre, si se le quitase el único referente en cuanto a garra que tiene el grupo (salvando a Navas), el equipo se iría por el desagüe de la tabla. Nos hacen falta más jugadores tipo Alves. De esos que viéndolos jugar no tienes ni idea de cómo va el partido, ni en qué minuto está ni contra quién están jugando.

    13. 23 abril, 2013 at 9:43 pm

      Como en casi todo, la inteligencia suele ser un ingrediente con menor o mayor trascendencia en el resultado final, y en el fútbol profesional me temo que tiene un peso importante. La velocidad es una virtud pero sin control, un peligro. El carácter es otra virtud, pero sin ponderación se convierte en el riesgo cierto de ser un mete pata.

      Medel ha demostrado carecer de la ponderación que se exige para desarrollar la labor de modo eficiente, es algo así como el exponente del Sevilla actual, poco fiable.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *