• ¿Le prestarías dinero al Sevilla (II)? (La realidad de lo intangible)

    by  • 7 febrero, 2013 • Derecho, Economía, Fútbol, Sevilla • 13 Comments

    Viene de aquí

    (Escuchando de fondo “Escenas de fiesta -en un chalet de la sierra madrileña- de una película de Alfredo Landa en tiempos de Franco”, una vez más de los grandiosos Siniestro Total)

    El financiarse con emisión de deuda. ¿Es raro? ¿Extraño? ¿Podría pasar en el fútbol español?. No sé si las SAD podrían, aunque imagino que sí porque no he visto nada en contra de ello en su normativa. Pero que va a ocurrir en el fútbol español pues parece que sí. Según El Confidencial, el Madrid está preparando una fuerte emisión de deuda.

    No es la primera vez que ocurre, parece ser. El propio Real Madrid para financiar la construcción de su Estadio ya recurrió a una figura parecida en los 40 y el Atlético de Madrid parece que hizo algo parecido en su día con el Estadio Metropolitano.

    Pero ahora es algo distinto. Aunque la justificación o el montante central irá destinado a la remodelación del Estadio, hay informaciones que apuntan que el club blanco va a destinar parte del dinero a otro tipo de cuestiones ya que el grifo que tenía abierto con Cajamadrid se ha cerrado tras la nacionalización de Bankia. Por tanto el dinero será para potenciar aún más el activo inmovilizado del club pero también se pagarán fichas, abonar deudas de traspaso o simplemente para reinvertir ese dinero en distintas operaciones del calado más diverso inimaginable. Los tentáculos de Don Florentino son inescrutables.

    La primera conclusión que saco es que si el Madrid, una de las más robustas economías del orbe futbolero patrio, anda buscando vías de financiación extravagantes, cómo no estará la cosa. En el informe Football Money League elaborado anualmente por Deloitte, el club de Chamartín es el primer equipo de la historia que supera la sicológica barrera de los 500 millones de ingresos en un año. Concretamente 512,6 millones de ingresos, superando el récord de 479,5 que ellos mismos tenían el año anterior. Es el primero en total (512,6) y en cada uno de los tres parciales: Matchday (126,2), Broadcasting (199,2) y Commercial (187,2)

    Pero es que, ahondando en lo anterior y enlazándolo con el interés que abona el Oporto, su “prima de riesgo” asumen que no es baja y como tal se anuncia que es un activo de elevado riesgo. En la noticia no se dice cual va a ser el interés a pagar pero ya se atisba que va a estar en torno al 10%.

    La garantía parece que consistirá en los derechos televisivos. Esto indirectamente nos repercute porque si ya iba a ser cruenta la defensa merengue del actual statu quo en la guerra de las televisiones, esto es un motivo más para que el Madrid luche porque la cosa siga como hasta ahora. Por otro lado no casa eso muy bien con las noticias referentes a la nueva Ley del Deporte que parece que se encamina a una venta centralizada de derechos televisivos contraria a la ignominiosa que tenemos a día de hoy. Y también casa mal con la evidente bajada de precios que los operadores televisivos están ofertando últimamente. Los precios por los que Mediaset se ha quedado con los próximos partidos de España no son ni la mitad de lo que pagaba TVE hace pocos años.

    Que el Madrid vaya a emitir deuda con una garantía cuyo valor de mercado va a menguar, es cuando menos para ir alzando una ceja. Tanto para el presunto inversor como para los espectadores que vemos una bajada del mercado y para los que nos están vendiendo la moto de la nueva Ley del Deporte como la salvadora. Veremos como evoluciona esto porque aquí hay algo que no puede cuadrar.

    E incidiendo en esto el problema principal es que se produzca un estallido de la burbuja televisiva. No hablo ya pro futuro (con los nuevos contratos a la baja como dije) sino del propio presente. Me refiero al hecho de que las empresas tenedoras de los derechos a día de hoy no puedan cumplir con sus millonarias obligaciones de pago para con los clubes. Ese es el riesgo mayor que asume el que “compre deuda del Real Madrid” con independencia de que el próximo contrato se venda como hasta ahora, a la baja, o de que se opte por el modelo centralizado (lo último es lo que comporta más riesgo, obviamente)

    Los datos objetivos, por tanto, te dicen que el inversor asume un riesgo alto. Hablamos de una entidad de enjundia máxima como es el Real Madrid pero ni es un país, ni es una cotizada del IBEX ni tan siquiera es una sociedad anónima. Y la garantía está en tenguerengue por las cuestiones que someramente hemos analizado. Es decir que las razones objetivas y los riesgos de impago son mayores que muchas otras inversiones que se puedan hacer, cosa que te la demuestra la rentabilidad desmesurada de estos high yield. La garantía es el poderío de la entidad y los derechos televisivos. Pero si por lo que sea la entidad entra en barrena o si se pincha la burbuja televisiva….Ahora: si el Madrid sigue de cañón y generando los ingresos brutales que genera, la inversión puede ser un pelotazo a poco que los gastos del club medio se contengan.

    Por los motivos expuestos la inversión es innegable que comporta un riesgo alto. En cambio el mundo en el que vivimos te dice otra cosa. Aunque la frase suene paradójica, hay que estar a la realidad de lo intangible. A mi así me lo parece por lo menos. Si una persona invierte en un activo de alto riesgo y este va a tomar viento (preferentes de caixagalicia, forum filatélico….) pues en este país no pasa nada. Ya puede el ignoto viejecito de turno dar las cuatro voces que su dinero es complicado que pueda volver a verlo. Pero ¿el Real Madrid? Digo el Madrid porque es quien va a emitir deuda, pero lo mismo podría decir de cualquiera de los equipos importantes de este país. No veo yo que al Madrid lo “dejen caer” ni envuelto en un escandalazo por no devolver a sus inversores. No veo yo una manifestación en el Paseo Marítimo de la Castellana con los que han puesto el dinero aporreando la puerta merengue diciendo que qué hay de lo mío. Que todo puede pasar, claro, pero me imagino que se articularían las vías necesarias desde los distintos organismos para si, llegado el caso, el Real Madrid no pudiera de primera mano responder a los compromisos adquiridos. No veo necesario insultar a la inteligencia de los lectores del blog siendo más explícito.

    Por cierto. Que la pregunta que titula el post no se me ha olvidado, aunque era retórica. O no. Eso ya depende de los siempre agradecidos comentarios que queráis hacer.

    About

    13 Responses to ¿Le prestarías dinero al Sevilla (II)? (La realidad de lo intangible)

    1. 7 febrero, 2013 at 13:39

      Pues…, si la garantía que aporta el RM es la de los derechos televisivos, habría que preguntarse quién paga esos derechos. Si esos derechos pertenecen a un medio público, parece razonable pensar que el riesgo no es mayor que en la compra de deuda pública soberana. Si la garantía por contra se sustenta en un operador privado…, voy a preguntar a cuánto cotizan los “no pagarés” de la familia Ruiz Mateos.

      La de prestar dinero al Sevilla por retórica y capciosa no la respondo ¡Ea! :D

    2. 7 febrero, 2013 at 15:29

      Muy interesante los dos artículos, Álvaro.

      La verdad es que es un tema complicado. El Madrid emite deuda avalándola con los derechos televisivos y supongo con sus activos propios (principalmente los jugadores).

      Pero en caso de impago, no se yo si los jugadores son “muy líquidos”. Se sabe que Ronaldo encontraría comprador seguro ¿pero los demás jugadores también?¿estaría el Madrid obligado a vender a sus activos a cualquier precios? ¿los jugadores aceptarían el traspaso si en el nuevo club cobran menos?

      También la valoración de éstos es bastante discutible. ¿En cuanto tasa el Madrid a Xabi Alonso?¿los vale? ¿algún club va a pagar eso?

      Y como comenta Antonio Diaz (me encantan tus fotos). Los derechos televisivos que pertenezcan a medios públicos estarían respaldados por el Estado ¿es esto justo con el resto de equipos?

    3. 7 febrero, 2013 at 16:44

      Si estamos hablando en términos de una inversión con la que ganar dinero, preferiría invertir antes mis ahorros en la “Neo Ex-Nueva Rumasa” antes que en un club de fútbol español. Porque como ya venimos comentando, con la situación que estamos viviendo no es solo que la burbuja televisiva vaya a estallar en los próximos contratos, sino que dudo mucho de que los actuales se vayan a cobrar íntegramente.

      En cualquier caso, está claro que Madrid y Barça serían la Alemania de estas “subastas de bonos”, mientras que habría alguna Grecia como el Valencia, o “portugueses” como el Betis y cía. Por lo tanto, dependiendo de la rentabilidad podría ser interesante la inversión en los dos gigantes de nuestro fútbol.

      Pero claro, si nos ceñimos a la pregunta que sirve como título de este artículo, al hablar del Sevilla no podemos hacerlo solo en términos económicos. Y aunque no es recomendable mezclar sentimientos y dinero en el mismo saco, creo que se puede hacer un esfuerzo para ver ese préstamo desde otro punto de vista. Y no es otro que el crowdfunding o financiación en masa, que por si alguien no lo sabe, no es otra cosa que una donación en masa para financiar el proyecto.

      Con este sistema, el piloto Kamui Kobayashi consiguió hace unas semanas más de 8 M€ para poder “comprar” un asiento en la F1 (a través de la web: http://kamui-support.com/) aunque finalmente no tuvo éxito. Por poner uno de los ejemplos más recientes y que conozco más de cerca.

      Así que, si el Sevilla emitiera esos bonos para, por ejemplo, remodelar el RSP pues se puede ver como un crowdfunding que si sale bien te puede reportar algo de beneficio. No sé, es una locura pero creo que todos estamos un poco locos por nuestro Sevilla. Yo desde luego no invertiría en la deuda de ningún otro equipo. Demasiado riesgo en estos momentos.

      Un saludo a todos.

    4. 7 febrero, 2013 at 18:08

      A la pregunta que da título al post no la respondo para no insultar la inteligencia del autor :-)

      Otra cosa (aquí la respuesta implícita) es lo que comenta Jose María Cruz, o sea, que el Sevilla pida a los sevillistas una donación (cada uno en función de sus posibilidades) y me diera por aportar algo. Pero eso no es inversión. Eso es parecido a lo que se hizo para fichar a Bertoni (me cogió de muy niño, casi bebé, pero creo que fue algo así ¿no?)

      Y respecto al contenido, yo no invertiría ni un euro en el fútbol a día de hoy. Me parece una locura. No tengo datos para hablar categóricamente, pero estoy absolutamente convencido de que esto va a explotar en breve. De hecho, pienso así desde hace ya un tiempo. Creo que los indicios son evidentes. Y aunque no me cabe duda de que se articularían esas vías necesarias que comentas para salvar el supuesto default madridista, no tengo yo el ánimo últimamente como para pensar de otra forma. Aunque no sé para qué digo ná, si yo soy casi un muerto de hambre, pero bueno. Juguemos a potentados inversores por un día.

      Otra cosa es que quien se meta a invertir, aparte de dinero, también tenga poder suficiente como para “animar” a los que pueden articular esas vías para que lo hagan llegado el caso.

      De todos modos, que tengan mucho ojo porque el horno no está para bollos y porque en la Europa futbolera me da a mí que les tienen bastantes ganas a los grandes españoles. El abuso que hacen en nuestra liga afecta a los grandes clubes extranjeros porque ellos no tienen esos fantásticos contratos televisivos. Y no creo que pasasen por alto una “ayudita” como la que comentas.

      Vaya lo entretenido que me tienes estos días. Entre la primera parte del post, el programita de radio de ayer y esto de hoy…

      Muy agradecido.

      Un abrazo.

    5. Alvaro
      7 febrero, 2013 at 21:41

      Gracias a todos por los comentarios. Como siempre, no es que enriquezcan los post sino que se colocan muy por encima

      El subtítulo, la realidad de lo intangible, iba tanto por lo que decía del Real Madrid de forma explícita (que el riesgo de impago es menor de lo que la realidad objetiva te indica) como por otra cuestión a la que no le dediqué ni media palabra pero que sabía que iba a salir

      El amor a los colores. Irracionales que somos. La realidad de nuestro intangible

      Si yo tengo 2.000 euros y dudo entre comprar letras del Tesoro y comprar deuda emitida por el Sevilla, pues me lo pienso. Es para matarme, porque la seguridad que te da un país no te la da una entidad con las cuentas que te presenta por delante el Sevilla. Pero es que te lo piensas. No hay otra. No insisto sobre el particular viendo el comentario de Jose Mari

      Un saludo a todos

      P.D. Tranquilo, Rafa, que bajo el pistón ;-)

    6. 7 febrero, 2013 at 22:47

      Pienso que es probable que la emisión de deuda se vuelva relativamente frecuente a corto plazo porque en esta coyuntura se unen dos situaciones muy, muy atípicas: sequía de los circuitos financieros habituales y tipos de interés extremadamente bajos.
      Por un lado, los demandantes de capital no pueden recurrir a los intermediarios financieros habituales (los bancos). Por otro lado esos intermediarios financieros están ofreciendo unos productos con unos intereses raquíticos a los inversores (que a su vez tienen que recurrir a la bolsa o a valores refugio como el oro y la plata).
      Es probable que cada vez más empresas (u organizaciones) se salten a los intermediarios financieros y busquen ellos directamente a los ofertantes de crédito.

      P.D. Sigo pensando que el averiguar por qué el Oporto necesita emitir deuda está pidiendo un post a gritos.

    7. 8 febrero, 2013 at 02:21

      Desde primero de carrera ya nos inculcaron q a veces el valor de lo no cuantificable, lo que no se ve reflejado en los balances era incluso mayor que lo mostramos en nuestras cuentas contables (Fondo de Comercio), determinar el riesgo de un equipo, con la masa social tan grande como el equipo mas laureado de Andalucia, da una garantia mas que de sobra, ( respaldado por una antiguedad de casi 125 anos) para poder emitir unos bonos mas que aceptable, apoyo dicha iniciativa, sobre todo a la escased del credito que hay y lo que se espera, aunque no estaria de mas que la cobertura de dicha deuda sea por seguidores del club para fortalecer dicha obligacion y no caiga en manos de especuladores o buitres financieros, seria una buena oportunidad para aquellos que no pudieron adquirir acciones de su Sevilla y quieran de alguna forma apoyar a su club de sus amores.
      PD: Ya era hora un blog de estas caracteristicas para los que nos encantan la economia y al mas Grande club del sur,felicidades Alvaro.

    8. 8 febrero, 2013 at 09:17

      Lo del fondo de comercio es totalmente cierto, pero no lo es menos que también existe la ley concursal. ¿Qué seguridad hay de que si se decretase un concurso de acreedores en SAD, los administradores no vayan a realizar una quita sobre el principal de una dauda emitida?.

    9. 8 febrero, 2013 at 10:24

      Afinsa, Fórum Filatélico, Nueva Rumasa y, ahora, ¿el fútbol?.

      Definitivamente, la gente no aprende si alguien expone ahorros necesarios en esta historia. Si se tiene dinero por castigo y se quiere pegar un pelotazo asumiendo cierto riesgo, que el dinero llama al dinero, pues no te digo yo que no. Y además medallita futbolera y de amor a los colores para el que lo haga. Si se expone el pan de la casa, es un suicidio.

      Porque para arriesgar mi dinero, yo no me conformo con la foto. Yo hago una restrospectiva y miro la película de lo que ha pasado. Y ahí empiezo por analizar riesgos y garantías. Y en nuestro Sevilla, hace 3 años la foto era digna de Antonio Díaz y la película de la retrospectiva era ganadora de 6 Oscars. Pero ahora mismo, la foto es de Sonia Espigares y la película de la retrospectiva es de absoluto terror con toques de gore.

      Así que ahora mismo, sólo con eso, la respuesta es un no rotundo.

      Si lo pondría en un equipo cuya garantía de pago es un contrato televisivo con una empresa en quiebra?. Pues ya me tendría que sobrar. Mucho. Muchísimo. Y ni aún así, creo yo.

      Hasta aquí un esbozo de análisis racional.

      Si estamos hablando de guiarse con el corazón y el sentimiento, pues mi respuesta es no. Pero que cada uno haga lo que sienta, siempre que no se eche a la calle ni llore desconsoladamente cuando pierda lo invertido.

      Porque además este tema puede derivar en estafa piramidal dejando a Madoff en absolutas bragas.

      Que me busquen para meter dinero en un club de fútbol, es la conclusión. Pero que lo hagan cuando me toque el euromillón. Hasta entonces, mejor ni hablar.

      Saludos. Buen artículo Álvaro. Siempre se me olvida decírtelo.

      Carlos

    10. Eugenio el de los chistes
      8 febrero, 2013 at 11:01

      Gran artículo. Superesclarecedor en muchos puntos.

      ¿Mi respuesta a que si le prestaría dinero al Sevilla? Bueno, todo es posible. Aunque yo preferiría empezar por hacerme con un paquetito del 20% mínimo de las acciones de la SAD. Luego ya hablaríamos de préstamos, dineros y esas cosas de pobres.

      Para terminar, un pequeñisimo pero/comentario a la relación “efecto: el Madrid emite deuda”-”causa: el Madrid está faltito”. No sólo es la jambre de días la que aguza al ingenio cual cuchillo jamonero de Mesón Cinco Jotas; los monstruos más peligrosos son los que devoran y devoran por vicio y por ambición, no por necesidad. Y, en este universo nuestro, la realidad siempre supera al cine porno más hardcore.

      Pero eso, chorradas mías aparte, un diez, Álvaro.

      Ahora dame más, coño.

    11. Alvaro
      8 febrero, 2013 at 21:33

      Antes que nada, nobleza obliga, saludar a amigo McHara (¿escocés loco?), darle la bienvenida a este antro y agradecerle sus palabras

      En cuanto a lo que decían los señores Díaz y Jiménez referente a qué lo dedica el Oporto el dinero obtenido por la venta de deuda, tampoco creo que sea tan excepcional. Es decir: el Oporto es una empresa con mayúsculas y como tal está concebida. Opera en el Mercado de Valores y emite deuda como vía de financiación como tantas y tantas sociedades. Telefónica, Gas Natural, Iberdrola todos los años presentan beneficios y emite deuda . Es decir: han adoptado una forma de financiarse y les debe rentar más el dinero que obtienen que lo que sueltan de intereses. A mi me parece destacable y sorprendente tratándose de un club de fútbol y por eso lo traía al doble artículo. Pero sin más pretensión. De todas formas, si ustedes la tienen y quieren seguir indagando sobre el particular, no tengo que recordarles que tienen los micrófonos de esta bitácora abiertos para lo que deseen.

      Pues sí, Carlos, pues sí. El fútbol. Como una forma de inversión. Y, como dices, pues que cada uno asuma los riesgos que quiera. Los señores de Doyen, que no son más que inversores futbolísticos, han asumido este verano un riesgo importante en la operación Kondogbia y lo normal es que multipliquen la ganancia. Al igual que la de Babá de momento ha salido cruz. Las cosas de las inversiones, querido.

      Estas cosas no se saben. Cuando más en boga estaba el mercado del ladrillo, que parecía una cosa sencillísima de hacerse rico y donde sólo había que poner la pasta para hacerte de oro al poco tiempo, pues también mucha gente se quedo pillada. No hace falta que te recuerde esa leyenda urbana (digo leyenda urbana porque no lo sé a ciencia cierta, pero parece que fue así) que habla del bofetón que se ha dado cierto mítico entrenador por estos lares que invirtió un pastizal en cierta zona de Sevilla -con nombre de Estado norteamericano- donde en la esquina había un asador de pollos que pegaba un cante horroroso cuando pasabas por allí.

      Las inversiones son así. Una de las empresas más fuertes del mundo (Telefónica) suspendió el dividendaco que daba y muchísima gente ha perdido muchísimos miles de euros. En todos lados cuecen habas y, como dices y como yo afirmaba en mis artículos, cada persona sabrá que hacer con su dinero y conocerá cuál es su perfil inversor de riesgo.

    12. 16 febrero, 2013 at 09:44

      Gran artículo, y sobretodo muy bien explicado para los que somos menos doctos en materias económicas. Coincido con la mayoría de comentarios en los que se incide que la pregunta que da título al artículo casi se responde por sí sola.
      Otro tema sería algo parecido a lo que comenta José María Cruz y que continúa Ravensen: No una donación como tal, sino una especie de fondo de inversión creado por accionistas, abonados y aficionados.

      Te comentaba hace unos días que el Sao Paulo FC, tiene en marcha ya el estudio de dicho proyecto. Los aficionados participarían en los activos deportivos, inviertiendo un porcentaje “x” en la compra y sustento de la plantilla, y obtendrían unos beneficios “y” en la futura revalorización y venta de dichos jugadores.

      Esta opción quizás sería más interesante, claro está que el percusor de la idea no es otro que el Sao Paulo, el club con probablemente (y sin probabilidades también) la mejor cantera y organización del futbol base de Brasil.

      A toro pasado todos nos hubiese gustado participar (cada uno con lo que pudiese) en las inveriones de Baptista, Keyta, Adriano, Poulsen, Cáceres… e incluso más de uno nos hubiésemos tirado de cabeza con la simple posibilidad de poner 50€ a cualquier porcentaje de beneficio en el fichaje de Dani Alves.

      Sin duda alguna que visto así se ve muy bonito, pero como tú bien dices, así sería siempre y cuando “mi / nuestro” dinero no sea invertido en Demules y Mosqueras.
      Para no ser yo quien deje cerrado el debate, ¿alguien nos garantiza que nuestra inversión irá destinada a uno de los primeros casos anteriormente citados?

      PD: Estaría dispuesto casi a pagar por trabajar en la secretaría técnica del Oporto…

    13. Pingback: Naming Rights. ¿Le cambiarías el nombre al Sánchez-Pizjuán? | Salmon Palangana

    Deja un comentario